Concluye, tras cinco años, la instrucción del presunto delito fiscal de Gómez

Gómez habla con los periodistas en el salón de plenos | MADERO CUBERO
El líder de UCOR y su familia quedan como los únicos imputados | Fiscalía no hará pública su petición de pena si coincide con la campaña electoral | El montante supuestamente defraudado suma 69,9 millones de euros

Y tras un lustro, acabó. El juzgado de instrucción número 3 de Córdoba ya ha acabado la instrucción del caso de presunto delito fiscal contra Rafael Gómez y su círculo familiar- consejeros de sus empresas- que se inició en el año 2009 y que asciende a 69,9 millones de euros por no pagar impuestos (IRPF y sociedades) desde 2003 al 2006.

Después de años de compleja instrucción, con incluso amenaza de caducidad de los embargos trabados contra los bienes de Gómez, y sus posteriores recursos, el fin de la instrucción llega en el peor momento para el líder de UCOR: a falta de seis meses para las elecciones municipales y con la resolución del Tribunal Supremo sobre el recurso por el caso Malaya a la vuelta de la esquina.

De esta manera, y según las fuentes judiciales consultadas, en estos momentos ya se ha remitido una comunicación al fiscal del caso para que marque las pautas sobre cómo convertir años de investigaciones y de baile de cifras en el procedimiento abreviado que, posteriormente, se le remitirá al Ministerio Público para que redacte su escrito de acusación y la consiguiente petición de cárcel o de indemnización.

Las mismas fuentes precisaron que finalmente Gómez y su familia son los únicos imputados. Los abogados, asesores y fiscales que en un principio lo estuvieron, la cifra se elevó hasta una docena, no están imputados, señalaron.

¿Imaginan a un concejal del Ayuntamiento de Córdoba sentándose en el banquillo de los acusados por un fraude fiscal casi 70 millones? Es factible si Gómez se presenta y logra, una vez más, acta de concejal.

Y todo porque la postura de la Fiscalía está muy clara en estos casos:  “No interferir en la campaña electoral”, así ha sido en otra ocasiones y así va a ser en el caso de que Rafael Gómez se presente a lo comicios. Si el escrito de calificación no está antes del inicio formal de la campaña “se guardará en un cajón” hasta que concluya el proceso electoral, indicaron desde Fiscalía.

¿Y si está antes? La posibilidad es remota, aunque ciertamente caótica si tenemos en cuenta que antes llegará la resolución del Supremo sobre Malaya y el líder de UCOR podría verse con una condena y un juicio en espera en el que, dada la cantidad presuntamente defraudada, la petición de cárcel y la multa condicionarían, y de qué forma, los comicios municipales.

Etiquetas
stats