La cifra más baja de muertos en carretera de la historia de Córdoba

Un accidente de tráfico en Bujalance | JOSÉ ABAD

Hace una década, una persona moría en un accidente de tráfico en la provincia de Córdoba cada dos semanas. En 2020, ha perdido la vida un cordobés en la carretera al mes, de media. La Dirección General de Tráfico (DGT) ya ha cerrado el balance provisional de siniestralidad del año 2020, que dejan a nivel nacional las mejores cifras de la serie, que se repiten en Córdoba.

El estado de alarma y las restricciones de movilidad han hecho que las cifras de siniestralidad se reduzcan de manera notable en toda España. No obstante, en la provincia de año la cifra de muertos en carretera es de prácticamente la mitad que el año anterior.

Según los datos oficiales, en 2020 murieron en las carreteras cordobesas 13 personas. El año anterior perdieron la vida un total de 25 personas, según el balance de Tráfico. Este es el mejor año de la serie y supera al que hasta ahora era histórico, el 2016 cuando en Córdoba perdieron la vida 14 personas en la carretera. La media de los últimos cinco años señalaba que cada año morían en la carretera unas 20 personas en la provincia.

La caída ha sido drástica gracias al estado de alarma. En Córdoba, entre el 15 de marzo y el mes de junio solo murió una persona en un accidente de tráfico.

Datos nacionales

Durante el año 2020 se han producido en las vías interurbanas 797 accidentes mortales en los que han fallecido 870 personas y otras 3.463 requirieron ingreso hospitalario, lo que supone un descenso de un 21 por ciento en el número de accidentes y fallecidos (-213 accidentes y -231 fallecidos) y un descenso del 22 por ciento en heridos graves (-970).

Es la cifra de fallecidos más baja de la historia y la primera vez que el número de fallecidos en vías interurbanas es menor de 1.000, un hecho que hay que encuadrar en el contexto de la pandemia del COVID-19 y las limitaciones a la movilidad impuestas para frenar su propagación, que han reducido los desplazamientos un 25 por ciento y por consiguiente la siniestralidad vial.

Estos datos han sido dados a conocer hoy por el ministro del Interior en la presentación del balance de accidentalidad vial 2020. Fernando Grande-Marlaska ha señalado que, pese al descenso de la siniestralidad recogido por las estadísticas, “son cifras inaceptables para la sociedad y para quienes trabajamos en el Ministerio del Interior y la Dirección General de Tráfico porque todos sabemos que esas muertes y heridas graves son en su mayoría evitables y, por lo tanto, asumimos la obligación de evitarlas”.

Durante 2020 se han producido 321 millones de desplazamientos de largo recorrido, lo que supone un reducción de un 25 por ciento respecto del año anterior, es decir, 106 millones movimientos por carretera menos.

Este descenso ha sido mayor en fines de semana (-35,5%) que durante los días laborables (-20,8%) y en vehículos ligeros (-29,40%) que en vehículos pesados (-2,6%), ya que estos últimos han seguido abasteciendo a toda la población incluso durante el periodo más duro del confinamiento.

Etiquetas
stats