Baquerín, “sorprendido y preocupado” por el archivo del fiscal

Rafael Gómez junto a Baquerín en el pleno de hoy FOTO: MADERO CUBERO
El Ministerio Público dice que Gómez estaba “legitimado” para sacar el dinero de Ucor que el edil díscolo denunció como apropiación indebida

El concejal de Unión Cordobesa Carlos Baquerín dijo ayer estar “sorprendido y preocupado” por el archivo que la Fiscalía ha hecho de su denuncia contra Rafael Gómez, el líder de su propio partido. Baquerín, edil díscolo enfrentado a Gómez, acusaba a éste de haber desviado, sin acreditación y justificación alguna, unos 140.000 euros de fondos públicos destinados a gastos de representación del grupo en el Ayuntamiento de Córdoba y la Diputación. En su archivo, la fiscal Eva Pérez argumenta que Rafael Gómez estaba “legitimado” para realizar dichas operaciones.

Baqueín afirmó estar “sorprendido porque el fiscal no ha hecho nada, solo ha tenido en cuenta mi documentación pero ni ha llamado a las partes ni ha recabado más información tomando declaraciones”. Baquerín dijo sentirse preocupado “porque el sistema no funciona, no puede ser que los partidos dispongan de tanto dinero y cuando se les pide que rindan cuentas de lo que han hecho con él, como hice yo, se les permita que sigan actuando con opacidad”.

Unión Cordobesa es el principal partido de la oposición, pero desde el verano vive un profundo cisma interno. Las desavenencias han creado dos grupos separados que prácticamente ni se hablan. Las discusiones internas suelen dirimirse en comisaría y en los juzgados. La denuncia más importante presentada hasta ahora es la archivada por la Fiscalía. En ella, Baquerín afirmaba que se podría estar ante varios delitos de “apropiación indebida, estafa, fraude y falsedad documental”. Sin embargo, la Fiscalía Provincial de Córdoba, que llegó a abrir diligencias, ha determinado que no existe ningún indicio de este tipo de delitos y que por tanto archiva el asunto.

La fiscal señala que “del relato de hechos recogidos” en la denuncia de Baquerín “no se infiere la existencia de hechos constitutivos de infracción penal”, en relación con los delitos que el concejal pedía que fuesen investigados.

“Efectivamente el señor Rafael Gómez retiró determinadas cantidades de dinero de las cuentas bancarias, titularidad del Grupo Municipal y del Grupo Provincial de Unión Cordobesa y recibidas en concepto de subvención, tanto de la Diputación de Córdoba, como del Ayuntamiento de esta localidad”, dice la fiscal. “Pero también es cierto que estas operaciones las realizó [Gómez] estando legitimado para ello, en su condición, tanto de diputado provincial, como de concejal”. La fiscal señala que es en el propio Ayuntamiento donde deben rendirse las cuentas y fiscalizarse, si es que Baquerín sospecha de su legalidad. Otra salida que le quedaría al denunciante es acudir al Tribunal de Cuentas.

Etiquetas
stats