Baquerín lleva a la Fiscalía la “apertura indiscriminada” de cartas en el Ayuntamiento

Baquerín consulta un documento ante la mirada de Rafael Gómez | MADERO CUBERO
El concejal de UCOR denuncia que a través de una orden municipal “se ha procedido a realizar una intervención en las comunicaciones postales completamente ilegítima y presuntamente delictiva”

“En el Ayuntamiento de Córdoba, de forma sistemática e indiscriminada, se han venido abriendo, sin conocimiento previo ni autorización del destinatario o del remitente, el correo postal dirigido a la atención personal de los funcionarios públicos, del personal contratado y eventual y de los cargos electos; y ello con independencia de la aparente naturaleza pública o privada de la correspondencia y de la identidad de su remitente”. El concejal de Unión Cordobesa Carlos Baquerín ha remitido esta denuncia a la Fiscalía General del Estado, según consta en un escrito al que ha tenido acceso este periódico.

Según Baquerín, “media la constancia absoluta y plena de que, si no antes, desde el día 15 de julio de 2014 existe una instrucción emanada de la Dirección General de Gestión y Comercio”, dirigida por el teniente de alcalde José María Bellido, para abrir las cartas que llegan al Consistorio. El concejal asegura en su escrito que la orden en su “tenor literal” reza así: “(...)le informo que todos los escritos recibidos en el Registro Auxiliar de Correo y Reparto, vía correspondencia certificada, ordinaria u otros sistemas de mensajería, deberán registrarse de entrada con independencia de que el destinatario que venga indicado en la comunicación o escrito sea el propio Ayuntamiento o alguno de sus empleados públicos o personal que desarrolla funciones en el mismo, al entenderse que si la dirección a la que viene destinada la misiva es de una Administración Pública se tratará de una comunicación oficial o relacionada con algún expediente o asunto administrativo y no con un asunto particular o privado”.

Una vez más, el concejal de UCOR ha puesto el grito en el cielo y ha enviado la denuncia a la Fiscalía General del Estado para que determine si existe algún tipo de delito o irregularidad contra la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Córdoba, compuesta por el alcalde, José Antonio Nieto, y los concejales Bellido, Ana Tamayo, Rafael Navas, Luis Martín, Miguel Ángel Torrico, Laura Ruiz, Juan Miguel Moreno Calderón, Carmen Sousa y Blanca Córdoba.

Baquerín asegura que se ha dado cuenta de esta orden al comprobar cómo las cartas que iban a su nombre llegaban abiertas. “Ello, en clara violación del estatuto político y jurídico que como concejal de un grupo de la oposición me asiste y con evidente vulneración de los derechos derivados de las obligaciones de control y de fiscalización que son propios del ejercicio de mi cargo político”, asegura.

“La presunción que realizan los responsables del Gobierno del Ayuntamiento de Córdoba de que cualquier carta que tenga como destino el Ayuntamiento de Córdoba se convierte en oficial y que ello de forma automática justifica su apertura indiscriminada, es aberrante e inaceptable”, asegura el edil, que considera que se está vulnerando el “secreto de las comunicaciones”. “Muy al contrario, sin habilitación legal razonable, sin autorización judicial, sin mediar oportunidad, ni necesidad, ni justificación, ni publicidad, se ha procedido a realizar una intervención en las comunicaciones postales completamente ilegítima y presuntamente delictiva”, concluye en su escrito el concejal de UCOR.

Etiquetas
stats