El banco pez viajero: el Ayuntamiento lo retira (temporalmente)

Una grúa le da la vuelta al banco pez, tras su primer traslado a la Calahorra | MADERO CUBERO
Infraestructuras traslada a 'Jonás', la escultura de Luis Celorio, para facilitar actividades culturales del Urban Sur en la explanada junto a la Calahorra

Hay pocas esculturas con aparentemente tanta vida como el banco pez que estuvo en uno de los patios del Palacio de Orive, que acabó junto a la torre de la Calahorra, que volvió a ser trasladado unos metros y que ahora, como por arte de magia, ha desaparecido de la que parecía iba a ser su casa definitiva. Esta mañana, trabajadores del área de Infraestructuras del Ayuntamiento de Córdoba han cargado en uno de sus camiones a la escultura de Luis Celorio, llamada Jonás, y se la han llevado. ¿Dónde? A las naves municipales de Infraestructuras. Allí estará de forma provisional hasta que se desarrollen las actividades culturales previstas del Urban Sur junto a la Calahorra durante los próximos días.

El traslado, según han confirmado fuentes municipales, fue informado ayer al Consejo de Distrito Sur, que criticó que el gobierno anterior lo instalase en la zona en la que más actividades culturales al aire libre estaban realizando los vecinos. De hecho, el motivo de su retirada ha sido precisamente ese. El banco pez Jonás es una estructura tan grande que imposibilita que en la zona se pueda instalar un escenario y sus correspondientes sillas. Su instalación ya provocó tensiones entre las delegaciones de Patrimonio y Cultura en el mandato anterior. Una vez pasen las actividades culturales, probablemente el banco pez volverá junto a la Calahorra, detallaron las fuentes.

Ahora, el banco pez se ha movido con medios municipales, han asegurado las fuentes, que han detallado que su traslado “no ha supuesto coste alguno”. Al contrario, sí que hubo que contratar una grúa pluma para sacar el banco pez del palacio de Orive. La estructura pesa 15 toneladas.

Jonás formaba parte de un proyecto de monumental que Celorio propuso a la alcaldesa Rosa Aguilar para decorar parte del cauce del Guadalquivir a su paso por Córdoba, con un banco de peces de granito que fuesen en sí mismo bancos para sentarse y disfrutar de las vistas. Pero aquello no convenció a la regidora, el único pez que se hizo fue donado por el artista al Consistorio y éste lo ubicó en un patio de la delegación de Cultura.

Etiquetas
stats