El Ayuntamiento pide a Endesa que no corte la luz a usuarios de Servicios Sociales

Rafael del Castillo, a la derecha, reunido con responsables de Endesa.
El concejal Rafael del Castillo se reúne con la compañía eléctrica para que evite la interrupción del suministro eléctrico a aquellas familias que no pueden pagar la factura

El delegado de Servicios Sociales del Ayuntamiento y responsable de la Oficina de la Vivienda, Rafael del Castillo, ha mantenido una reunión, por cuarta vez, con representantes de Endesa en la que ha abordado la "necesidad" de establecer un nuevo convenio de la colaboración, que "mejore el existente y que permita a las familias flexibilizar más el pago de la luz, ya que a las familias les gustaría poder pagar la luz y tienen la intención de hacerlo pero viven en una situación, muchas de ellas, que les impide hacerlo".

Según ha informado Del Castillo a través de una nota de prensa, "la falta de acceso al suministro eléctrico en el domicilio de muchas familias en Córdoba es un problema muy grave" y es por ello que estamos "muy preocupados desde el Ayuntamiento". Existen zonas en Córdoba, continúa el delegado, donde la "gran mayoría de las emergencias que llegan a la delegación es de familias que no pueden pagar las facturas de la luz y que están angustiadas ante la posibilidad de que se la corten".

En este sentido, Del Castillo ha querido recordar que "en invierno la posibilidad de morir de frío aumenta un 30% en aquellos hogares donde no hay luz". Por tanto, "estamos hablando de un problema muy grave, que desde el Ayuntamiento nos lo estamos tomando muy seriamente". De ahí que sea la cuarta reunión con Endesa en los últimos meses.

El delegado ha señalado que ha negociado con Endesa que de "manera preventiva no le corte la luz a aquellas familias que acudan a Servicios Sociales con la carta en la que se les informa de corte del suministro (mientras Servicios Sociales estudia si esa familia va a recibir la ayuda para pagarle la deuda o se negocia con Endesa una flexibilización del pago, o ambas), como también, y es algo que recogerá el nuevo convenio, la posibilidad de negociar fraccionamientos de pago, de aplazar recibos y de darnos tiempo al Ayuntamiento para estudiar la situación de cada una de las familias". "Esto es lo que podemos hacer desde el Ayuntamiento", añade el delegado. "Entendemos que la situación ideal sería la tomada en Emacsa, en la que hemos podido establecer un suministro mínimo vital para que aquellas personas que no puedan pagar el agua no tengan que quedarse sin ella".

Desde aquí, prosigue Del Castillo, "hacemos" un llamamiento a las administraciones competentes para que "trabajen a nivel legislativo sobre este asunto ya es un tema que afecta directamente a la vida de las personas, y es por ello que se debe legislar para que aquellas personas que no pueden pagar no se vean privados de dicho servicio. Una vivienda digna debe tener luz".

Etiquetas
stats