El Ayuntamiento solo ha cobrado el 52 % de lo previsto por sanciones

Agentes de la Policía Local en la capital cordobesa | MADERO CUBERO
Las multas de tráfico ingresadas suman 2,3 millones y quedan pendientes otros 1,6 millones de este ejercicio | Las sanciones urbanísticas y de ordenanzas recaudan poco más de un 20% sobre lo previsto

Se acerca el cierre del ejercicio económico y, en materia de sanciones, el Ayuntamiento de Córdoba las cuentas le salen, pero solo en papel. Y es que, según los datos de la contabilidad municipal, hasta la fecha el Consistorio cordobés sólo ha hecho efectivo un 52% de lo previsto en el presupuesto en materia de sanciones. En concreto, 2,7 millones de euros sobre un total de 5,2 millones presupuestado.

De estos 2,7 millones recaudados, la mayor parte corresponde a multa de tráfico. Las sanciones impuestas a los conductores en la capital representan el 86% de esa cantidad y, a fecha 30 de noviembre, se habían cobrado 2,3 millones por este concepto. A estos hay que añadirles los escasos 211.292 euros por sanciones urbanísticas, los 103.801 euros de las tributarias y, mucho más residualmente, los 24.330 euros por infracción de las ordenanzas municipales, los 12.150 en materia de consumo y los 1.600 de multas contra la salud pública.

En los apuntes contables la cosa cambia, ya que las multas de tráfico se elevan a 3,9 millones lo que implica que sólo se ha podido hacer efectivo un 66% de las sanciones impuestas y que quedan 1,6 millones por cobrar. Esta situación no es nueva, ya que si se toma la cifra de morosidad acumulada al Ayuntamiento de Córdoba le adeudan 6,7 millones por multas de tráfico, 300.00 euros más que a mediados del mes de agosto.

Pero el apartado de multas de tráfico es, sin duda, la tabla de salvación de los ingresos en materia de sanciones. En el caso de las sanciones urbanísticas, y exceptuando el apunte contable derivado de la multa a Rafael Gómez,  20 millones que siguen siendo una utopía, la cifra que se ha logrado recaudar sólo es de 211.292 euros, un 20,5% de los 1.027.901 millones previstos en el presupuesto. Tampoco es que se hayan generado muchos más derechos por este concepto: 335.423 euros, un 35% de lo presupuestado.

Lo mismo ocurre con las sanciones tributarias: se presupuestaron 450.000 euros y, hasta el momento, se han impuesto sanciones por valor de 335.423 euros de las que sólo se han logrado cobrar 103.801 euros, menos del 30%. Mucho peor es la situación de las sanciones por infracción de las ordenanzas municipales que se quedan en un 15% y las del referidas a sanciones contra la salud pública, 1.600 euros sobre los 30.2000 euros del presupuesto, un 5,2% de lo previsto.

Con todo, la situación de la tesorería municipal presenta mejor balance que hace un año. A fecha 30 de noviembre la caja municipal cerró con 44,5 millones de euros disponibles , seis millones más que en noviembre de 2013, aunque el punto de partida también era distinto: este año el Consistorio comenzó el ejercicio con 37,1 millones, diez más que en enero de 2013.

Etiquetas
Publicado el
4 de diciembre de 2014 - 08:21 h
stats