El Ayuntamiento cambiará el tráfico de las calles del Alpargate

Obras en la plaza del Cristo de Gracia conocida como El Alpargate | MADERO CUBERO
La calle Frailes será el acceso a la avenida de Barcelona y al centro se entrará directamente por María Auxiliadora | La reforma de la plaza prevé mucha más zona peatonal y apenas 19 plazas de aparcamiento

Hoy, el Ayuntamiento decidirá qué empresa se encarga de una de las obras que más va a cambiar la configuración de la ciudad: la plaza del Alpargate. Su reforma, prevista en el plan de 50 obras y 50 barrios, y diseñada por el Área de Infraestructuras del Ayuntamiento, prevé un cambio total de la configuración de la plaza. Al menos, en lo que al tráfico se refiere. El Ayuntamiento quiere invertir el sentido de las dos calles que rodean la plaza para que el Alpargate deje de tener la función rotonda de la actualidad y dar más fluidez al tráfico en la zona. Además, la plaza ganará presencia peatonal con unos carriles mucho más estrechos y con menos plazas de aparcamiento (sólo quedarán 19 en toda la zona).

El proyecto, que es público y puede consultarse en el Perfil del Contratante del Consistorio cordobés, consiste en configurar un espacio con preferencia para los peatones, con plataforma única y con carriles estrechos en los que se reduzca considerablemente la velocidad de los vehículos, tanto de entrada como de salida a este nudo de acceso al casco histórico de la ciudad por el Este. Además, con la reforma se libera un nuevo espacio que hoy está ocupado por coches aparcados sin orden ni concierto justo al Oeste de la plaza del Alpargate.

En la propuesta, que hoy se contrata, se plantea restringir el paso de vehículos e integrar el aparcamiento existente en el nuevo espacio de estancia, permitiendo el acceso de autobuses desde la avenida de Barcelona hacia María Auxiliadora. También se invierte el sentido del carril junto a la iglesia siendo ahora de salida desde la calle Frailes hacia la avenida de Barcelona.

El pavimento que se instalará es de piedra natural, en granito y piedra coto, en tonos rosa, gris y ocre, con objeto de reproducir los tonos existentes en la plaza al objeto de mantener una homogeneidad, con una disposición que marca la linealidad perpendicular a la fachada de la Iglesia, en varios formatos, según consta en la propuesta. Dentro de los jardines, se colocarán árboles de tipo naranjos, júpiter y dos olmos, que recuerden el antiguo nombre que tuvo en una época como Plaza de los Olmos. En total, se intervendrá en una superficie de 2.000 metros cuadrados con un presupuesto de 276.000 euros, IVA incluido.

Etiquetas
stats