Aumentan los cordobeses que van a Francia a trabajar como temporeros

Un jornalero, en plena vendimia.

El número de temporeros andaluces y cordobeses que este año irán a Francia a trabajar en la vendimia de verano ha vuelto a crecer. En 2017, los sindicatos calcularon en 11.000 los jornaleros andaluces que cruzarían los Pirineos para recoger lo mejor del vino francés. 600 de ellos fueron cordobeses. En la campaña de 2018 se calcula que serán en torno a 12.000 los andaluces. De ellos, al menos 650 saldrán de la provincia de Córdoba, según los datos divulgados por el sindicato CCOO.

Durante la vendimia francesa se firman unos 300.000 contratos, pero cada año varía en función de la cosecha y esto no se sabe en muchos casos hasta el final. La duración media de los contratos es de 20 días. Este año, según datos del Gobierno de Francia, se podrían dar incluso cinco días de jornales más por una cosecha mejor de lo esperada.

En Córdoba, los temporeros partirán fundamentalmente de las localidades de Doña Mencía, Baena, Nueva Carteya, Benamejí y Córdoba y se dirigen principalmente a los departamentos franceses de Pirineos Orientales, Aude, Hèrault, Tarn, Garona, Lot, Gers, Gironda, Landas, Charante, Charante-Marítimo, Ardéche, Gard, Vaucluse, Var y Drome.

La Federación de Industria de CCOO acaba de actualizar la guía que contiene toda la información necesaria para trabajar en la vendimia francesa. Además de información básica, ofrece al usuario una búsqueda tutelada de ofertas de trabajo en la red europea Eures, en la oficina de empleo francesa y en asociaciones patronales y de empleadores de viticultura. La guía está colgada en la web www.industria.ccoo.es.

En el documento se explica que en 2017 el Salario Mínimo Interprofesional de Crecimiento (SMIC) no puede ser inferior a 9,76 euros por hora. Se aclara también que este salario se incrementará según el convenio de aplicación en el departamento francés donde se recoja la uva.

Lo habitual es trabajar ocho horas al día, a las que se pueden sumar dos horas extra. Los vendimiadores y las vendimiadoras recogen uva un máximo de seis jornadas a la semana y una media de quince días en total. La remuneración por la realización de horas extra mejora el coste de la hora ordinaria un 25% si la jornada se sitúa entre las 36 y las 43 horas semanales. Aumenta el 50% si se superan las 44 horas.

CCOO recuerda que se debe pagar al trabajador el transporte desde España y el desplazamiento de la finca a su lugar de residencia en suelo francés. También se abonará el alojamiento y la manutención. El ingreso medio por 15 días de trabajo oscila entre los 1.400 euros y los 1.650, tras descontar los gastos y dependiendo de las horas extra, de la categoría y del departamento francés donde se trabaje.

Un ingreso adicional importante para los vendimiadores son los subsidios familiares por hijo a cargo menor de 20 años que no ejerce actividad alguna o con una remuneración inferior al 55% del SMI. Oscila entre los 32,47 euros con dos hijos, hasta los 296,24 con tres y dependiendo de los ingresos.

Perfil del vendimiador

El 85% de quienes buscan empleo por primera vez en la vendimia francesa son hombres en su mayoría de 30 a 60 años. Tienen estudios primarios, no hablan lenguas extranjeras y les cuesta buscar empleo por internet. El 15% son hombres universitarios menores de 30, que conocen idiomas y sin experiencia previa en trabajos agrícolas. Las demandas de empleo proceden de zonas rurales de todo el Estado.

Los vendimiadores y las vendimiadoras que repiten campaña tras campaña tienen un perfil parecido. El 90% son hombres de entre 30 y 45 años, con estudios primarios y con experiencia previa. El 5% restante son mujeres que preparan la logística de la cuadrilla (comida, compra e higiene) y que no suelen trabajar en el campo.

Etiquetas
stats