Los apicultores prevén un 40% menos de producción

Un vendedor en Expomiel | TONI BLANCO
Las temperaturas extremas prolongadas en el verano y el cálido otoño vivido hasta ahora afectan de lleno a las colmenas

Uno de los temas tratados con más asiduidad en la feria de Expomiel es la campaña ruinosa que afrontan los apicultores. "Más de 30 días con temperaturas por encima de los 40 grados no es normal y para nuestra ganadería, la apicultura, eso es fatal ya que es muy sensible a las inclemencias del tiempo", señala Ángel Díaz, responsable del Sector Apícola de COAG estatal. Si en un año normal la campaña ronda los 30 kilos por colmena, esta vez será un 40% menos calculan los profesionales.

Esta situación de merma afecta a los 4.800 apicultores que viven de la miel en Andalucía cuyas abejas producen, en circunstancias normales, unos 7 millones de kilos de miel. Córdoba, en el contexto, se encuentra entre el cuarto y quinto puesto andaluz a nivel productivo.

"No sabemos bien a qué nos enfrentamos porque el hecho de que a mediados de noviembre hayamos tenido unas temperaturas parecidas a las del veraneo inmediatamente hayamos pasado a mínimas cercanas a cero grados no es normal", señala Díaz. "Estamos viviendo unos cambios muy drásticos y eso afecta a toda la sociedad, pero especialmente a la apicultura. Antes de que llegue al resto, ya lo notamos los apicultores", explica.

El descenso se la campaña, señala el responsable de COAG, se va a dar en toda Andalucía, incluyendo a Córdoba. "No estamos muy terrotorializados. Los apicultores somos trashumantes y nos movemos por toda Andalucía en función de la floración del momento del Atlántico al Mediterráneo y viceversa. Por eso, la mala campaña es generalizada en toda Andalucía", subraya.

A pesar de las pérdidas, los profesionales del sector no se plantean por el momento solicitar ayudas específicas. "Ahora mismo la situación económica por la que está pasando el país no da como para pedir ayudas. Al final, tenemos lo que tenemos y nos amoldamos", reconoce. Lo que sí esperan los apicultores, es que dada la nefasta situación, se aceleren los pagos de las ayudas de la Junta a las producciones agroambientales, que ya ha aprobado la Unión Europea. "No es lógico que en un año catastrófico como el actual no se cobre nada y el año que viene, si se cobran las ayudas de 2015 y 2016, tengamos duplicidad de carga con Hacienda"

Etiquetas
stats