Animalistas y activistas se concentran para combatir la creencia de que “la carne es sana”

Protesta de Cacma y Empatiza Córdoba contra el consumo desaforado de carne | TONI BLANCO

"La gente piensa que la carne es sana, pero cada vez más están dándose cuenta de que, tal y como se produce hoy en día, no lo es. Está comprobado que los piensos que alimentan a los animales son nocivos para nuestro organismo", explica Elisabeth, portavoz del Colectivo Andaluz Contra el Maltrato Animal (Cacma).

Elisabeth es una más entre las decenas de personas que se han concentrado este sábado en el Bulevar del Gran Capitán para intentar concienciar a la ciudadanía sobre el "consumo desaforado de carne", al tiempo que muestran su oposición contra la apertura del matadero más grande Europa en Binéfar (Huesca), donde, según los datos de Empatiza Córdoba -la otra organización detrás de la protesta-, se van a sacrificar 32.000 cerdos al día.

Sobre este macromatadero, la portavoz de Cacma se muestra asombrada por la simple posibilidad de que se pueda proyectar una instalación de estas características en una zona "azotada por la sequía y desertización", dado que "son necesarios 16.000 litros de agua para producir un kilo de carne".

La protesta ha arrancado con los convocantes parapetados detrás de máscaras -algunas de ellas con forma de cerdo- y portando carteles y portátiles que mostraban imágenes de cómo funcionan algunos de estos mataderos que, según señala Elisabeth, escasean en la zona sur de España. "En Córdoba no hay ningún matadero y, en general, preferimos no hablar de ninguna empresa cárnica porque la sociedad las ve como unas empresas saludables. Y es posible que todas cumplan las normas, pero hay que ver los resquicios", afirma la activista.

La protesta ha transcurrido con normalidad. La máxima entre los convocantes es acercarse a la gente "desde el respeto", partiendo de la base, según explica la portavoz de Cacma, de que "en la sociedad hay un consumo de carne normalizado y va a en aumento, a pesar de que los médicos y nutricionistas piden que se reduzca". "No es lo mismo la carne que consumimos ahora mismo que la que había hace unos años. Hablo tanto de la carne de ganadería intensiva como de macromataderos", afirma Elisabeth, que pone como ejemplo de los peligros del consumo actual de carne en el brote de listeriosis.

Etiquetas
stats