La AIE Parque Joyero debate su disolución

Vista aérea del Parque Joyero
Las cuentas anuales del 2013 han provocado que el patrimonio neto se sitúe por debajo de la mitad del capital social, causa legal para disolver la agrupación, opción que se abordará en una asamblea extraordinaria el próximo 2 de septiembre

La Agrupación de Interés Económico (AIE) del Parque Joyero, la promotora de las mega instalaciones de la carretera de Palma del Río, podría tener los días contados. En concreto hasta el próximo 2 de septiembre, fecha en la que se ha convocado a sus socios, unos 65, para anunciarles que, tras la aprobación de las cuentas anuales del ejercicio 2013, ha entrado en causa legal de disolución al reducir su patrimonio neto a menos de la mitad del capital social.

Ante esto, se convoca a los asociados para tomar una decisión, ya que según el artículo 363 de la Ley de Sociedades de Capital, “las sociedades de capital, se disolverán (deberán disolverse), entre otras: Por pérdidas que dejen reducido el patrimonio neto a una cantidad inferior a la mitad del capital social, a no ser que éste se aumente o se reduzca en la medida suficiente, y siempre que no sea procedente solicitar la declaración de concurso”.

De esta manera y según la convocatoria publicada en prensa, el primer punto del orden del día será debatir a qué medida de las previstas por la legislación se acogen. La primera y más contundente es la disolución de la agrupación “adoptando cuantos acuerdo complementarios sean precisos y, en concreto, procediéndose al cese de los actuales administradores y el correspondiente nombramiento de liquidadores”.

La siguiente opción se basa en “reducir el capital para devolver el equilibrio entre el capital y el patrimonio neto de la AIE disminuido”. En este punto se exponen las causas por las que se ha llegado a esta situación: “Pérdidas derivadas de la bajada del valor de los inmuebles propiedad de la AIE ”. La fórmula sería una disminución nominal de las participaciones, reza el texto.

Los problemas económicos no son nuevos para la entidad impulsora del Parque Joyero que el pasado mes de abril, también mediante asamblea extraordinaria, acordó la expulsión de 22 empresas por los impagos reiterados de las cuotas de asociados. Entre éstas se encontraba Mezquita Sur Inversiones, propiedad de Rafael Gómez. En la actualidad, quince fábricas propiedad de la Agrupación se encuentran a la venta en la página web del Parque Joyero.

La tercera vía prevista por la Ley y que también se debatirá en la asamblea extraordinaria supone rascar el  bolsillo de los asociados ya que se basa en “establecer las aportaciones extraordinarias, a cargo de los miembros de la agrupación en la cuantía necesaria para situar el patrimonio neto por encima del 50% del capital social”.

Junto a la disolución, y los posibles ajustes presupuestarios, el anuncio también recoge la opción de “acordar el concurso voluntario de la AIE ante el juzgado de lo Mercantil, facultando al presidente del comité director para adoptar los trámites judiciales y/o administrativos para tal fin”.

La delicada situación en la que estaba inmersa la AIE hacía presagiar inminentes problemas que, según lo previsto para la próxima asamblea, pueden suponer el fin de la Agrupación, al menos en su actual estatus jurídico. El pasado mes de abril, en una entrevista concedida a un medio local, el presidente de la AIE, Rafael Ruiz, avanzó la opción del paso a sociedad anónima añadiendo que la AIE “ha dejado de tener función”.

Etiquetas
stats