Acepta 2 años de cárcel el cuidador de 2 perros que mataron a un hombre

El cuidador de los animales, ante el tribunal. | MADERO CUBERO
Los cánidos, un rottweiller y un pitbull, se escaparon por la imprudencia del condenado y asesinaron a un hombre y provocaron heridas graves a su hijo en Carcabuey

El cuidador de los dos perros que mataron a un hombre de 55 años en Carcabuey y provocaron heridas graves a su hijo en febrero del año 2010 ha aceptado hoy cumplir la condena de dos años de prisión por los hechos. El cuidador se ha sentado en el banquillo de los acusados del Juzgado de lo Penal número 3 de la Audiencia acusado de un delito de homicidio por imprudencia y otro de lesiones, también por imprudencia. Aunque la Fiscalía y la acusación particular solicitaban una pena de prisión más alta, finalmente se ha firmado un acuerdo de conformidad por el que el cuidador cumplirá una pena de un año y dos meses por el homicidio y otro de diez meses por las lesiones.

Pese al acuerdo de conformidad, el juicio ha continuado pero ya para determinar la responsabilidad civil de las distintas aseguradoras.

El hombre ha aceptado la pena al considerarse responsable de los hechos. Los perros, un rottweiller y un pitbull, estaban a su cargo cuando se escaparon y acabaron atacando hasta la muerte a un hombre de 55 años y provocando heridas graves a su hijo, de 29 en el momento de los hechos. Según el fiscal, los cánidos estaba “sueltos y sin bozal, correa u otra medida de seguridad, que eran legalmente exigidas al tratarse de animales de raza calificada como potencialmente peligrosa” en una nave que el cuidador tenía arrendada. Además, los perros no eran de su propiedad, pero estaban a su cargo.

Los perros se escaparon de la nave y durante dos días estuvieron deambulando por el término municipal de Carcabuey. El cuidador se puso a buscarlos y denunció los hechos ante la Guardia Civil. Sin embargo, antes de que los encontraran, un hombre de 55 años se topó con ellos cuando fue a darle de comer a sus caballos. Los perros le atacaron hasta la muerte.

La familia de este hombre le echó de menos y fue a buscarle. Su mujer y su hijo acudieron en coche cuando vieron lo que habia pasado. El hijo le dijo a la madre que permaneciera en el coche y llamara a la Policía cuando también fue atacado por los cánidos. Sin embargo, pudo soltarse de los animales y encerrarse en una cuadra.

No fue hasta la llegada de la Guardia Civil, que disparó a los animales y que provocaron su huida, cuando se pudo atender a las víctimas. El padre, fallecido, el hijo, herido muy grave.

Etiquetas
stats