Se acentúa la sequía: sin rastro de lluvia en el estreno de octubre

Turistas haciendo cola para entrar en el Alcázar | TONI BLANCO

Los 35 grados alcanzados durante el fin de semana en Córdoba y buena parte del valle del Guadalquivir han supuesto un duro golpe. Cuando ya nos habíamos acostumbrado a los días incapaces de alcanzar la barrera de los treinta, cuando incluso empezábamos a coquetear con algo de fina lluvia y las noches se pasaban bajo sábanas y colchas, el anticiclón de las Azores ha dictaminado que al ambiente veraniego aún le quedaban balas en la recámara.

Mientras las islas occidentales del archipiélago de las Azores se preparan para el paso del huracán Lorenzo, en esta parte del mundo, a unos 2000 kilómetros de distancia, el bloqueo al que nos tiene sometido el anticiclón al que dichas islas ponen nombre deja un discurrir de días soleados y de ambiente puramente estival. El otoño por el momento anda sentado en el banquillo a la espera de que el dique anticiclónico abra las compuertas y permita el paso de las borrascas atlánticas.

La integración que haga el huracán Lorenzo, o lo que quede de él, en la circulación general de la atmósfera, de buen seguro tendrá implicaciones que los modelos meteorológicos aún no terminan de definir. Por el momento lo único cierto es que lo que nos espera en los primeros días de octubre es una continuación, algo diluida, de esta suerte de verano tardío que estamos viviendo.

Así las cosas, en Córdoba vamos a continuar con tiempo estable y temperaturas elevadas. Sólo un ligero descenso de entre dos y tres grados en las máximas gracias a la entrada de viento de poniente sobre la península Ibérica en los primeros días de la semana marcarán la diferencia. Vientos que además podrán derivar en la formación de brumas matinales en áreas bajas como las del valle del Guadalquivir.

Entre los 33 y 31 grados irán navegando las máximas a lo largo de una semana sin rastro de lluvia. El auténtico drama meteorológico del año que acentúa una sequía que hasta el momento ya ha dejado un nuevo registro histórico, con el menor acumulado de precipitación jamás registrado en la estación meteorológica del aeropuerto de Córdoba para el periodo enero-septiembre. Confiemos en que octubre no se sume al periodo y suponga, por fin, el cambio de tendencia que necesita el campo.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats