Vacaciones con mi tarjeta de crédito

.

A punto de comenzar el mes de julio, muchos afortunados están a punto de empezar a disfrutar de sus merecidas vacaciones de verano. Los niños han terminado el colegio y es el momento de los preparativos para viajar, desconectar y recargar pilas en ese lugar soñado durante todo el año.

Revisaremos el estado de nuestro coche, compraremos algún bañador, retomaremos la lectura de ese libro olvidado… Y no deberíamos olvidar revisar el estado de nuestra tarjeta de crédito, que nos puede ayudar en más de una ocasión ante algún que otro contratiempo inesperado en vacaciones.

Lo primero que tenemos que conocer es de cuánto límite disponemos a la hora de comenzar nuestras vacaciones en la tarjeta de crédito. Existe un límite disponible y un saldo dispuesto de tarjeta. Nos interesa saber cuál será el límite disponible en el momento de iniciar nuestras vacaciones.

Ese importe disponible será el que podremos utilizar, normalmente hasta fin de mes.

Y no olvidemos de tener saldo suficiente en la cuenta corriente a final de mes, las comisiones e intereses de demora que nos cobrarían nos darían un buen disgusto.

La primera ventaja que destacaríamos de la utilización de la tarjeta de crédito durante el período vacacional es que no vamos a tener necesidad de llevar dinero encima, evitando la posible pérdida o robo.

Pensemos que cada vez más la tarjeta de crédito es admitida como medio de pago en numerosos establecimientos, desde un taxi hasta para el pago de una revista en un kiosco de prensa.

Existen tarjetas de crédito con descuentos en gasolineras, en supermercados, tarjetas que acumulan puntos, etc. Aprovechemos este tipo de tarjetas de crédito.

Con este tipo de tarjetas de crédito podemos ahorrar, ya que seguramente tendremos que llenar el depósito de nuestro coche un par de veces durante las vacaciones y quizás también tengamos que ir al supermercado a comprar.

Si vamos a salir de viaje al extranjero, comprobemos cuáles son los seguros gratuitos que tiene nuestra tarjeta de crédito, ya que algunas tarjetas de crédito pueden llevar a la hora de pagar con ellas seguro de accidente, seguros de pérdida de equipajes, etc.

Son muchas las ventajas que conllevan las tarjetas de crédito si las utilizamos bien, y de las que podemos beneficiarnos durante nuestras vacaciones, pero no olvidemos que también si no la utilizamos correctamente nos pueden acarrear graves problemas financieros…

Ya que, al final, siempre tendremos que pagar lo comprado con nuestra tarjeta de crédito, no lo olvidemos.

Precaución si decidimos aplazar los pagos efectuados durante las vacaciones. El tipo de interés del aplazamiento puede llegar a ser muy alto, hasta un 22% TAE.

Seamos conscientes en la utilización de este medio de pago de las ventajas e inconvenientes que tiene la tarjeta de crédito.

¡Ah!, y felices vacaciones…

Etiquetas
Publicado el
28 de junio de 2017 - 15:01 h
stats