Mi primer encuentro

Educar es dar conocimiento sobre diversas materias y aspectos de nuestra vida cotidiana con el objetivo de tomar decisiones que nos ayuden a conseguir vivir mejor en todos los aspectos, y aquí hoy comenzaremos a pensar en nuestra educación financiera y en nuestras finanzas personales.

Necesitamos todos educación financiera, al igual que adquirimos conocimientos en el colegio sobre filosofía o matemáticas. Y cuanto antes empecemos a ser conscientes de esta necesidad, mejor. Ya desde temprana edad nos vemos obligados a tener contacto con el mundo de las finanzas personales y con las entidades bancarias que nos ofertan cada vez más sofisticados productos de financiación y de inversión que debemos entender perfectamente antes de firmar para no desear no haberlos firmado en un futuro.

¿Hemos sido conscientes en algún momento del riesgo o de la oportunidad que suponía para nuestra economía familiar el producto financiero que estábamos firmando en el banco en los últimos años? ¿Estaríamos donde estamos hoy si hubiésemos comprendido lo que implica firmar un préstamo o suscribir un Fondo de Inversión? ¿Participaciones preferentes, préstamos hipotecarios en divisas, contratos swap de tipos de interés, fondos de inversión, depósitos estructurados, tarjeta de crédito, etc?

Esta reflexión nos debe hacer pensar en la importancia de adquirir, al menos, unos conocimientos básicos de economía que nos ayuden a ser conscientes de los riesgos y oportunidades financieras que nos vamos a encontrar en nuestra vida desde temprana edad para intentar conseguir nuestra estabilidad y felicidad financiera presente y futura. ¿Qué entendemos por educación financiera? Ya en el año 2005 la OCDE definió educación financiera como: "El proceso por el cual los individuos mejoran su comprensión de los conceptos y los productos financieros y desarrollan habilidades y confianza para ser más conscientes de los riesgos y oportunidades de las diferentes opciones financieras, a través de la información, la educación o de consejos objetivos con el fin de tomar decisiones informadas, conocer dónde obtener asesoría y tomar decisiones concretas para mejorar su bienestar y su protección en el ámbito financiero".

El primer lunes del mes de octubre de cada año se celebra en España desde octubre el año 2015 el Día de la Educación Financiera,  siendo por primera vez  que se celebró el 5 de octubre de 2015. Diversos organismos y entidades bancarias encabezadas por el Banco de España organizaron actos específicos para dar a conocer a la población esta asignatura pendiente en nuestro país.

En este blog que comenzamos hoy tendremos como objetivo dar a conocer con un lenguaje entendible los conceptos y productos financieros tanto de financiación como de ahorro e inversión, consejos objetivos para ayudarnos a tomar decisiones financieras que nos permitan mejorar nuestras finanzas personales adquiriendo ideas básicas de economía. Y tú, ¿crees que ha llegado el momento de empezar con tu educación financiera?

Etiquetas
Publicado el
23 de noviembre de 2016 - 14:27 h