Una alternativa para el ahorrador conservador

.

El ahorrador conservador sigue buscando alternativas de inversión conservadoras, con garantía de su capital y "algo" de rentabilidad.

Aunque ya es más conocido, todavía quedan ahorradores que no han oído hablar de este producto de ahorro comercializado por compañías de seguro en nuestro país llamado SIAL.

En los últimos años, las entidades bancarias están volcadas en vender fondos de inversión a todo ahorrador que disponga de cierto capital y que no sepa qué hacer con su dinero.

Sin embargo, como alternativa a todos los que deseen no asumir riesgo de capital existen otros productos alternativos, entre ellos el Seguro Individual de Ahorro a Largo plazo (SIAL).

Este instrumento de ahorro empezó a estar presente por primera vez en nuestro país el día 1 de enero de año 2015, a raíz del intento por parte del Gobierno de fomentar el ahorro en la última reforma fiscal.

El objetivo es contar con un colchón financiero, una hucha en la que se puede aportar hasta 5.000 euros cada año.

Las aportaciones pueden ser periódicas, es decir, aportar cada cierto tiempo una cantidad de dinero, o bien, efectuar aportaciones esporádicas.

Pero, recuerda, el importe máximo es de 5.000€ al año, y sólo se puede mantener un único SIAL por titular.

Es una alternativa para todo el que desee ahorrar, ya que un aspecto a tener muy en cuenta es que nos garantiza el capital aportado, recordemos que es un seguro de vida ahorro.

Importante conocer las fechas en que se podrá rescatar el capital e intereses, normalmente en cada anualidad. Podremos establecer, en caso de fallecimiento, a uno o varios beneficiarios del capital y del rendimiento.

El rendimiento estará garantizado, normalmente la compañía de seguros establece un tipo de interés técnico anual, descontados los gastos obtendremos la TAE.

En algunas compañías de seguros pueden garantizar un tipo de interés fijo y además participar en beneficios o no.

¿Y cómo se fomenta el ahorro a medio plazo?

El ahorro a medio plazo se fomenta con la exención fiscal de los intereses, en este caso si mantenemos el capital y el rendimiento mínimo 5 años en el SIAL, los intereses generados no tributarían en nuestra declaración de la renta.

Es una alternativa al ahorrador con perfil conservador, que no desea arriesgar su capital y que sí busca tranquilidad, algo de rendimiento a su dinero y ventajas fiscales de la exención fiscal de los intereses.

Etiquetas
Publicado el
6 de marzo de 2019 - 14:25 h