Flamenco, noche y día

Ayer domingo leímos en estas mismas páginas de Cordópolis, la entrevista N&B con el cantaor flamenco Arcángel donde entre otras muchas cosas reivindicó el flamenco -tanto tradicional, como más innovador- como pilar de nuestra cultura. Llegó a decir que al igual que otras artes y ciencias, el flamenco debería enseñarse en esencia en nuestras aulas, en los colegios y tiene razón. Literatura española, historia del arte... conforman nuestro entorno e identidad, en una sociedad sesgada actualmente por los símbolos nacionales, en crisis de unidad... el flamenco nos une, nos arraiga y debemos valorarlo y evitar que una fuente cultural tan importante para los andaluces se debilite o se pierda para las nuevas generaciones. Pero claro, el cantaor onubense también apuntó algo más, este arte Patrimonio de la Humanidad gracias a

grandes nombres que nadie debería olvidar, también ha sido utilizado como herramienta política, se ha denostado y se ha relegado incluso. No debería, pero como casi siempre pasa, yo que desde México vivo mi tierra desde adentro, veo que siempre que hay un espectáculo flamenco la gente allí se vuelca, lo valora, hay lleno (ojo, y no siempre es un espectáculo de gran calidad, pero se le concede el beneficio de la duda o del poco conocimiento en la materia). El flamenco traspasa nuestras fronteras y cuenta con mucha afición. Nos causa gracia pero en países como Japón se programan gran cantidad de espectáculos flamencos y pregúntenle a nuestros artistas las buenas giras y bien pagadas que hacen en esos rincones del mundo. Es posible entender el flamenco más que aquí siendo culturas tan opuestas a la nuestra.

Sin embargo, estamos a unos días de comenzar la novena Noche Blanca del Flamenco en Córdoba, pero claro, ya no es noche blanca, son tres noches grises... con polémica. ¿Apuesta por darle más calidad a este reconocido festival flamenco o interés en utilizar "partidistamente" este evento y acabar por masacrarlo? Se han abierto muchos debates durante meses que hemos seguido por la prensa, pero siempre he llegado a una conclusión lógica que es aplicable a cualquier ámbito de la vida. Si algo funciona, ¿por qué cambiarlo? No sé si será un éxito hacer tres días de flamenco o una sola noche en una calurosa noche de junio -ya nos dirán en una semana los resultados de afluencia de público- pero si el gobierno municipal quiere que Córdoba sea un referente flamenco puede hacer otras muchas cosas y no sólo concentrarlo en tres noches de verano, sino durante todo el año. Habilitar más espacios, apoyar tablaos y programar más artistas flamencos en los teatros de la ciudad. Porque muchos sentimos el flamenco y no es sólo una noche al año,ni mayo ni junio. Es el día, la noche y la vida cantada con arte desde la pasión por sentirnos de esta tierra andaluza. 

Etiquetas
Publicado el
13 de junio de 2016 - 03:29 h
stats