Qué difícil es hablar en español...

Fui una aplicada estudiante siempre, buena lectora, manejo bastante -por tanto- mi vocabulario, mis estructuras sintácticas y sinónimos. ¿De qué me sirve? En México de poco... porque si hablo tal y como he aprendido a hacerlo durante más de 27 años de mi vida en España, aquí, no me entiende ni el tato. Sí, sí, como si hablara en chino. O bien si redacto para algún medio escrito mexicano, también debo adaptar mi forma de escribir y utilizar géneros y expresiones que jamás usaría.

Lo entiendo. Yo los entiendo (y debo confesar que más desde que hice un intensivo curso de telenovelas made in Televisa o Tv Azteca), ahora domino modismos que no esperan que entiendan en muchas ocasiones y quizás por eso... pare reírse de la "españolita" los utilicen comúnmente en mi presencia. Aunque como en España, México es un país inmenso en modismos regionales, acentos y usos según la parte de la República. Curiosamente, los más parecidos a los andaluces son los habitantes de Veracruz, que usan dichos, acortan las palabras, manejan incluso expresiones del andalú clásico y olé.

Albur, alburearAlburalburear, dícese del término por el que cual el uso de una sencilla palabra (verbo o sustantivo) tiene un significado literal pero lo utilizan con otra intención que, seguramente, tenga un componente sexual. En fin, que yo soy de Córdoba, joe, nada de pegos ni mamoneos, que yo de retranca (los albures esos...) entiendo un rato, ¡cipote!  Y además que en seis años aquí ya he aprendido lo suficiente mijo, pero bueno, como ejemplo de las dificultades por las que todos pasamos, va este video de unos chicos que han tenido suficientes problemas de comprensión lingüística en toda Latinoamérica. Escuchen atentos y tomen nota.

Espero lo disfruten porque yo... no hablo español.

http://youtube.com/watch?v=Xyp7xt-ygy0

Etiquetas
Publicado el
26 de octubre de 2015 - 06:27 h