La cuadratura del círculo

Llevo tiempo denunciando en este humilde blog que los españoles "En tierra extraña" se nos está negando sistemáticamente acceder con garantías al proceso electoral de nuestro país. Varios diarios españoles se están haciendo eco de las denuncias de esta cantidad de compatriotas emigrados, que está recogiendo una web, la llamada "Marea Granate".

Como ya había comentado que sucedió en las pasadas elecciones andaluzas, los consulados tienen cerrado el censo electoral de residentes permanentes censo electoral de residentes permanentesdesde el mes de diciembre y a estas alturas es imposible inscribirse. ¿Qué otras opciones quedan? Hacerlo como residentes temporales pero según las denuncias de esta web de emigrantes tampoco está siendo posible por la cantidad de condiciones que están poniendo en muchos consulados de todo el mundo. Si has sido ya temporal antes en algún consulado no te permiten el registro, cuestionan el tiempo que llevas de residente en el país bajo declaraciones juradas, etc. Toda esta cadena de irregularidades solo se explica gracias a la información que ha ido llegando a Marea Granate a través de afectados y de los propios trabajadores de los consulados, que afirman haber recibido instrucciones por parte del Ministerio de Exteriores de denegar la inscripción como residente temporal a todas aquellas "personas de las que conste de manera fehaciente (...) que lleven  tiempo residiendo en la demarcación consular", o que se hubieran inscrito en el pasado como temporales. ¿No creen que este tema atufa un poco?  ¿No están incumpliendo claramente la ley? ¿De qué tienen miedo? ¿Será porque el voto emigrante será mucho más crítico con el gobierno actual?

Además, no informan adecuadamente de las consecuencias que para un español residente temporal tiene registrarse como tal, esto es, no podrán votar en la elecciones municipales y hay posibilidad incluso de perder el derecho a la seguridad social. En fin, que este asunto huele bastante mal... y que si quieres votar compra un billete de avión y ven aquí, a tu urna. Ése parece ser el discurso que se extrae de toda esta situación, aparte del monumental cabreo que nos llevamos los españoles que intentamos ejercer el voto fuera de nuestro país.

Como dicen mis amigos tanto en México como los que conozco desplazados en otras partes del mundo, esto es la cuadratura del círculo: no te dejan inscribirte, no te llegan las papeletas, pierdes el derecho a votar en tu municipio cuando tú -aún estando lejos- sigues pagando impuestos por mantener tu coche o tu casa en la ciudad que te vio nacer y para colmo pierdes la seguridad social. ¿Qué más se puede pedir señor Rajoy? Hay una cosa que se llama Democracia y Constitución, pero parecen haberse olvidado. ¡Mi voto también cuenta! Y como ya dije, haré lo imposible por ejercerlo, es mi derecho.

Etiquetas
Publicado el
27 de abril de 2015 - 07:03 h
stats