Sobre este blog

Soy cordobesa, del barrio de Ciudad Jardín y ciudadana del mundo, los ochenta fueron mi momento; hiperactiva y poliédrica, nieta, hija, hermana, madre y compañera de destino y desde que recuerdo soy y me siento Abogada. 

Pipí Calzaslargas me enseñó que también nosotras podíamos ser libres, dueñas de nuestro destino, no estar sometidas y defender a los más débiles. Llevo muchos años demandando justicia y utilizando mi voz para elevar las palabras de otros. Palabras de reivindicación, de queja, de demanda o de contestación, palabras de súplica o allanamiento, y hasta palabras de amor o desamor. Ahora y aquí seré la única dueña de las palabras que les ofrezco en este azafate, la bandeja que tanto me recuerda a mi abuela y en la que espero servirles lo que mi retina femenina enfoque sobre el pasado, el presente y el futuro de una ciudad tan singular como esta. 

¿ Mi vida ? … Carpe diem amigos, que antes de lo deseable, anochecerá.

Estadio y pifias

El estadio El Arcángel, en vista aérea

0

Desayunaba esta semana con la noticia de que el Ayuntamiento patrocinará al Cordoba CF ( ¿a cuál de ellos? ¿al que está en concurso? ¿al que compite con su plaza pero en realidad tiene otro nombre? ) y con la declaración del máximo regidor sobre la situación del Estadio del Arcángel y los usos no deportivos. Por cierto, un estadio municipal donde tienen el domicilio social no una, sino dos sociedades anónimas deportivas y privadas.

Y decía, salvo que el medio que lo publica haya entrecomillado erróneamente las palabras del Alcalde, que no será una cesión en sentido técnico, sino una concesión del estadio a cambio de un canon, recogiendo literal y con comillas, que sí, que “está en nuestro pensamiento el que se puedan dar otros usos complementarios al deportivo para mejorar la financiación de la entidad que gane el concurso", una entidad que, añadía, "todos entendemos que será el Córdoba CF, aunque hay que guardar las formalidades". Chin pún.

Estoy convencida de que ha sido un craso error de transcripción del medio. ¿Cómo va a decir el Alcalde que se trata solo de guardar las formalidades y no de cumplir la ley ? ¿que ya sabe quien va a ganar el concurso? ¿ y que le va a permitir hacer negocio a costa de un bien municipal ? No, he leído mal. Estoy segura, que así dicho suena a lo que estudiamos un día sobre algunos artículos del Código penal .!La prensa que atrevida es!. 

Estoy convencida de que todo es un gazapo periodístico imperdonable. Sé, mejor que nadie, que cuando antes se intentó la cesión del estadio, el grupo político en la oposición, ahora gobernando, exigió -como debe ser- una transparencia casi diabólica, porque, hombre, solo faltaba que una entidad privada hiciera negocio de un estadio que era - y es - de todos los cordobeses. 

Estoy convencida, si. Todo ha sido una errata del medio. ¿Cómo vamos a poner en bandeja el estadio a un Córdoba cf si hay dos y hasta otro equipo cordobés? Hombre, que todos sabemos que las puñaladas vuelan y la justicia tiene aún mucho que decir en todo este escabroso asunto. 

Estoy convencida de que se trata de una gran equivocación. Lo sé, como sé que debe ser otra coladura que con nuestro dinero se pretenda patrocinar a una sociedad de unos señores ricos, muy, muy ricos, que vinieron a salvarnos y ahora van a hacerse mucho más ricos.

Si, definitivamente estoy convencida de que todo es un desatino periodístico, porque no puede ser verdad que además de dar dinero y el estadio a los mega ricos, se siga mirando pa’ Cuenca, para no mirar al país de donde vienen, paradigma de la violación sistemática de los derechos humanos… y de los de las mujeres, ni hablamos. 

Todo tiene que ser una pifia. Lo sé. 

Sobre este blog

Soy cordobesa, del barrio de Ciudad Jardín y ciudadana del mundo, los ochenta fueron mi momento; hiperactiva y poliédrica, nieta, hija, hermana, madre y compañera de destino y desde que recuerdo soy y me siento Abogada. 

Pipí Calzaslargas me enseñó que también nosotras podíamos ser libres, dueñas de nuestro destino, no estar sometidas y defender a los más débiles. Llevo muchos años demandando justicia y utilizando mi voz para elevar las palabras de otros. Palabras de reivindicación, de queja, de demanda o de contestación, palabras de súplica o allanamiento, y hasta palabras de amor o desamor. Ahora y aquí seré la única dueña de las palabras que les ofrezco en este azafate, la bandeja que tanto me recuerda a mi abuela y en la que espero servirles lo que mi retina femenina enfoque sobre el pasado, el presente y el futuro de una ciudad tan singular como esta. 

¿ Mi vida ? … Carpe diem amigos, que antes de lo deseable, anochecerá.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
31 de octubre de 2021 - 04:58 h
stats