Blogópolis Blogs y opinión

Sobre este blog

Desde muy pequeña he sentido que mi mundo lo dirigían como en “El Show de Truman”, pero con Fofito. Me esforzaba en tener una vida seria y, desde arriba, alguien iba soltando “extras” y guiones absurdos que me hacían perder la dignidad a base de risa. Llegó un momento en que mientras protagonizaba esas historias, mi mente solo pensaba -para sobrevivir- en cómo iba a escribirlo. Por lo que ya no puedo seguir siendo testigo en silencio. Necesito vaciar mi cerebro y madurar.

Rakel Winchester

Clientes molones versus clientes empanados - Parte I

Bar de copas

0

Si bien es cierto que el alma de un bar tiene la mayor parte del peso recayendo sobre quien esté detrás de la barra, nosotr@s, l@s camarer@s, también necesitamos amar a nuestros clientes.

L@s camarer@s tenemos nuestro coraSonSito. Y después de una noche de intenso curro mortal donde no siento las piernas, así muera en el intento y se me cierren los ojos, clasificaré hoy CUATRO tipos de cliente pa ver con cuál os sentís identificados y si queréis poner remedio por la salud de vuestr@ camarer@ favorit@.

 Puede parecer exagerado, pero nosotr@s lo vivimos así. JURO.

1. EL CLIENTE LIANTE:

Lo ideal es un cliente así:

  • Me pones, por favor, dos Barceló con cola, dos gintonic de Beefeater y uno de Seagrams, dos Ballantines, uno con naranja y otro con seven up y un vodka con limón.

El cliente liante, que es como el facilitador pero sin tirarse el rollo del facilitado, siempre te pedirá lo mismo, pero con madeja, tal que:

-Porme... un Barseló con cola, una tónica con Bifiteh, otro yintoni de Sigran, con tónica, un Barseló con sevená, bueno no, poneh er Barseló con cola, un Balantain con ehpray, otro Bifite con fanta limón... bueno, no... bueno, saca la fanta limón y me la poneh con vohka y sacah otra tónica par Bifite y me saca otro Balantain con fanta naraha, y el otro te dije con sevená, ¿verdá? bueno, o me lo poneh con ehpray, o con lo que tengah.

ARGGGGGGGG...

2. EL CLIENTE EGOÍSTA:

Estando la barra LLEEEEENA... y tú matándote a poner copas, lo ideal sería que el cliente pregunte a su pandilla lo que quiere, organice su pedido por tipos de bebida, te llame o espere su turno y te pida.

Pero no. 

El cliente egoísta pasará to el puto rato, chiflándote y llamándote a voces, haciendo gestitos con el dedo parriba, con los ojos muy abiertos y una amplia sonrisa, desconcentrándote, gritándote, y cuando te acerques, sudando, para que te pida,

se dará la vuelta y dirá:

-A vé a vé... ¡Manoloooo! ¿qué te apetese tomar? ¿con cocacola? Vaaale valeee -y te mirará- Me poneh un Catisá con cocacola.... -se dará la vuelta de nuevo- Manoloooo, ¿la queríah Sero? vale, valeee...- te mirará- er catisá me lo poneh con cola Sero y ehpera, ehpera... -se dará la vuelta- ¡Antoniaaaaaa! ¿te va a pasá ya a loh cubatah o sigueh queriendo servesa? -y esa Antonia empanada charlando como una cotorra que no se entera- Antoniaaaaa... madre mía, ¡que tenemoh a la camarera ehperando! -y miles de miradas fulminantes del resto de clientes que esperan turno- ¿Servesa? vaaale, valeee -y te mirará- y me poneh también una servesa... -y sacas un vaso- ehpera, ehpera...- y se dará la vuelta de nuevo- ¡Antoniaaaaa la quiereh de grifo o te pido una Héliken! -te mirará- Porme una Héliken -tú ya has sacado la Heineken cuando se da la vuelta de nuevo....-¿como? valeee, vaaale... - te mirará- porme mejó una de grifo...- sacarás un tubo y cuando llevas medio vaso echao...- ¿no la tieneh más grande? -sacas un vaso de maceta, te cagas en tu puta calavera- ¿y qué diferensia hay entre un tersio de Héliken y ese vaso? -te cagas en la madre que parió a Paneque, mientras se da la vuelta otra vez- JÉsuuuu... Antonia, ¿hah vihto ar JÉsu? -te mirará- ehpera un momento, guapa, que er JÉsu ehtá en er servisio, que eh que venimoh andando dehde er sentro... porme mientrah a mi... a veh, a veh.. ¿y qué me tomo yo ahora? ¿qué me aconsejah, eh? ¿qué me aconsejah?.

(Un tiro bien pegao... ARRRRRGGGGG...)

3.EL CLIENTE DE LA PREGUNTA QUE NO SIRVE DE NADA:

-hola, guapa, ¿qué servesah tieneh?

-Pues tengo Amstel, tercios y cuartos de Heineken, Voll Damm, Estrella de Galicia, tercios y quintos de Cruzcampo, Coronita y en el barril de Alhambra.

-PUES PORME UNA MAHOU. ¿TIENES?

(Perdonad que me reitere, pero es a diario). 

ARGGGGGGGGG...

4. EL CLIENTE INOPORTUNO DEL COMENTARIO INAPROPIADO EN EL LUGAR INAPROPIADO QUE NO OBSERVA LOS DETALLES DEL ENTORNO.

Decides ir al wc a reponer los rollos de papel higiénico. Llevas dos rollos en la mano derecha y dos en la mano izquierda. Sientes que te miran porque creen que vas a cagar. 

Y mucho. 

Al llegar al descansillo de los baños, donde están las colas de los wc de chicos y de los de chicas, lleeeenos, te paras esperando a que salgan pa colarte a colocar los rollos... 

Visualizad todo bien. 

...y ves en el suelo un botellín vacío. Apoyas la mano derecha en tus tetas con los dos rollos apretaos para sujetar el casco de birra en tu canalillo, y ya de paso llevártelo a la barra a la vuelta. Ves en el suelo dos copas medio vacías. Te pones los otros dos rollos de papel en el sobaco y, con la mano que has dejao libre, agarras los dos vasos enormes para aprovechar el viaje y recogerlo. Ves en el suelo una cocacola partida en dos, porque tienes muchos ojos que todo lo ven, por lo que montas los dos vasos uno sobre otro, y con los dedos libres agarras los cristales pa que nadie se corte, apretando los papeles higiénicos de los sobacos porque se te caen, los otros dos presionados en tus tetas pa que no se caiga el botellín de cerveza... 

Ves una bufanda en el suelo que están pisando, te agachas para recogerla y colgarla por si es de alguien, pero no tienes manos, y un cliente amable de los que se mean de la cola se da cuenta y te la relía en el cuello sonriendo dejándote las puntas del pelo amarradas con la lana y una oreja salida por entre el pelo. La oreja del horror. Lo sabes. Porque tú notas ese frescor auditivo. Sabes que estás fea, pero no tienes mano pa colocarte el pelo y taparte la oreja. Miras al suelo deseando ser invisible. 

Se te acerca otro chico de la cola para pedirte un poco de papel higiénico porque su novia está fatal con la nariz y los mocos, que la explicación te la chufla. Pero tú tienes tantas partes de tu cuerpo apretando rollos de papel, botellines, vasos y cristales que no sabes qué orden dar al cerebro para aflojar uno de los dedos, el correcto, donde tienes metido el rollo a usar, por lo que le invitas a tirar él del rollo y cortar un cacho pero sin soltarlo de tu mano.

...Y es en ese momento, en ese preciso instante en que, convertida en máquina expendedora de papel higiénico, mientras de tu dedo agarrando el rollo el chico tira del papel, la chica se suena los mocos directamente sin cortar el trozo. Y tus tetas tienen incrustado el botellín de cerveza del suelo, los rollos de tu sobaco están aplastados, te estás clavando los cristales en la otra mano porque no controlas la presión de tu fuerza, tienes la mitad del pelo en la boca porque alguien se ha enganchado el botón de la camisa en la punta de la bufanda y te está ahorcando, y la oreja te la han puesto de soplillo, y los dos vasos se están volcando en tu ropa convirtiéndote en misscamisetamojada de pueblo...

...cuando aparece ese cliente INOPORTUNO y grita:

-HUY, ¡SI EH LA RAKÉ GÜINCHEHTE! -y todos te miran porque te ha delatado- POH QUE SEPA QUE PARA TODOH NOSOTROH EREH UN ICONO EN CÓRDOBA Y TE ADMIRAMOH POR TU POSITIVIDÁ, ¡ARTIHTA!

ARRRRRGGGGGG...

Sobre este blog

Desde muy pequeña he sentido que mi mundo lo dirigían como en “El Show de Truman”, pero con Fofito. Me esforzaba en tener una vida seria y, desde arriba, alguien iba soltando “extras” y guiones absurdos que me hacían perder la dignidad a base de risa. Llegó un momento en que mientras protagonizaba esas historias, mi mente solo pensaba -para sobrevivir- en cómo iba a escribirlo. Por lo que ya no puedo seguir siendo testigo en silencio. Necesito vaciar mi cerebro y madurar.

Rakel Winchester

Etiquetas
Publicado el
25 de mayo de 2021 - 05:45 h
stats