Debilidades (4/5)

.

Hoy sí que sí... En serio, si ya en las entregas una, dos y tres de esta serie me mostraba sin medida alguna, en ésta, te lo juro por Juan Valdez, me dejo la piel... Y es que, ya lo sabes, verde, lo que se dice verde, yo.

Tan verde, tan verde, tan verde como verde es el logo verde de la cadena internacional de café más grande del mundo: Starbucks. (No siempre fue así...)

Sabías que en la primera versión del famoso logo, diseñada en 1971, la sirena estaba pintada en blanco sobre fondo marrón, con cabello corto, enseñando los pechos y mostrando completamente la doble cola. (Lo que le faltaba ya a un Caramel Macchiato...)

Cuando pienso en el verde del logo de Starbucks pienso en el café, en el café de Starbucks (http://www.starbucks.com) y pienso, y se me va la cabeza, en un Caramel Macchiato Grande con Extra Shot, por favor, (http://www.starbucks.com/menu/drinks/espresso/caramel-macchiato); y pensando pensando pienso en la Cake de manzana y la Cheesecake de Dulce de Leche, que pensaría mi mujer, y pienso en muffins, muchos muffins... Muffin de arándanos, Supreme de chocolate, de Fresa y Chocolate Blanco (http://www.starbucks.es/menu-list/food-list). Hasta un día pensé en el Classic Roll de Canela, seré débil...

Por un momento pensé ciento cuarenta kilómetros más allá y... Me sonrojé.

Pues nada, mientras tanto a soñar en verde muy verde, como el verde del logo verde de Starbucks.

— Todo en Starbucks gira en torno a que el cliente disfrute de la experiencia de tomar un café y un trozo de tarta, mientras escucha música, navega por internet o conversa en un ambiente relajado con cómodos sillones, casi como en casa. Anda, como me siento yo por Sevilla... En Córdoba no hay Starbucks, ¿verdad? (El rotulador)

Etiquetas
stats