Top Ten 2016

Tengo poco que añadir a este obligado resumen anual que estrena formato; dejemos que hablen las películas, que hable el cine. Hay algunas otras obras -pocas- interesantes, además de las que aquí se mencionan, obviamente, pero esta temporada mi gusto, mi sensibilidad, mis intereses, mis 'debilidades' -pensarán algunos- van en esta dirección. El año que viene quién sabe.

1.Certain Women (Kelly Reichardt; USA, 2016)

Cuatro mujeres para tres historias filmadas por otra mujer. Lo importante aquí, de nuevo en Reichardt, es el tiempo, o sea, el meditado trabajo de montaje de la propia cineasta, ¿cuánto debe durar una imagen y por qué? ¿por qué colocar un plano de un árbol mecido por el viento antes de que la protagonista de una de las historias cierre sus ojos, levante los pies de los pedales y deje que su coche se dirija hacia el abismo? El ritmo interno de Certain Women es el que teje las emociones.

2.Elle (Paul Verhoeven; Francia/Alemania/Bélgica, 2016)

Verhoeven o la desprejuiciada mirada del gato hacia una mujer que se niega a ser una víctima, protegida/salvada/asaltada por los hombres que se obstinan en usarla (dentro de la cinta) y juzgarla (en las plateas de los cines) por vivir su sexualidad como le viene en gana. Brillante cruce entre Buñuel y Hitchcock.

3.Love & Friendship (Whit Stillman; Irlanda/Francia/Holanda, 2016)

Un 'washingtoniano' en Europa adaptando a una escritora inglesa. Siempre entre el respeto al espíritu del original (una novela epistolar de 41 cartas de Jane Austen, publicada póstumamente, titulada Lady Susan) y la libertad de tono, Stillman se sitúa en el punto justo de calidez, fineza e ironía en este retrato de costumbres, cuitas amorosas y enredos de alcoba (en off), donde el pasado es convocado desde el presente: Beckinsale y Sevigny no andaban hace mucho de discotecas, con Stillman de cómplice. Aún resuena en nuestra memoria el Love train de The O’Jays en los planos que ambas actrices comparten.

4.Le Cancre (Paul Vecchiali; Francia, 2016)

El viejo Don Juan tira la toalla, o lo que es lo mismo, derrama las últimas esencias de su mágico elixir. Leche, semen o celuloide, qué más da, lo importante es que siga fluyendo hasta el final.

5.Little Men (Ira Sachs; USA, 2016)

El niño es el padre del hombre. La amistad de dos preadolescentes no es tan solo (¡cómo si no fuera suficiente!) el primer amor, aún no reconocido, sino también una postura moral (guiño a Ozu incluido), una forma de situarse ante el mundo, ante la sociedad y frente a las, a veces, despóticas e incomprensibles razones de los adultos. Inesperada madurez del director Ira Sachs.

6.I Tempi felici verranno presto (Alessandro Comodin; Italia/Francia, 2016)

Hombres y lobos, hombres lobo, cazadores y presas, fugitivos que pasan del cine checo (Nemec) o el norteamericano (Van Sant) al italiano (Comodin), en viaje de ida y vuelta para este relato con aroma de críptica fábula rural que triunfa donde Rester vertical (Alain Guiraudie, 2016) zozobra.

7.Everybody wants some!! (Richard Linklater; USA, 2016)

Detener el tiempo, parar el momento para contemplar la alegría de pertenecer a ese grupo en ese instante preciso, en esa época trascendental de la vida donde todo aún es posible. Linklater hace sin esfuerzo lo que Milius, Coppola, Lucas o el mismo Cimino abordaron con ese sentimentalismo afectado y esa nostalgia llorona tan infantiles y autocomplacientes.

8.Paterson (Jim Jarmusch; USA/Alemania/Francia, 2016)

El poeta neoyorquino vive ahora en Paterson, Nueva Jersey. Jarmusch se dedica a filmar a un observador, a un transeúnte, que se gana la vida conduciendo un autobús mientras calienta su alma escribiendo poemas sobre la belleza de lo cotidiano. Elogio delicado y minucioso de la repetición y de los pequeños gestos.

9.Sully (Clint Eastwood; USA, 2016)

El héroe, a su pesar, frente al inmenso aparato burocrático que siempre ha luchado por destruir al individuo, a la excepción, blandiendo la grisura y la mediocridad de la norma. Con Hanks, como fiel aliado, Eastwood, que ha cambiado de montador -y se nota, el veterano Joel Cox nunca le habría dado esa estructura-, rueda de tapadillo su mejor película en décadas.

10.La Tortue rouge (Michael Dudok de Wit; Francia/Bélgica, 2016)

Una tortuga roja, que esconde una sorpresa en su interior, impide obstinadamente que un náufrago abandone la isla desierta a la que ha ido a parar. El premiado animador holandés Michael Dudok de Wit (Father and Daughter, Le Moine et le poisson, etc.) se convierte en el primer director no japonés en rodar una película para el mítico estudio Ghibli, supervisada, además, por el gran Isao Takahata. La directora francesa Pascale Ferran (Lady Chaterley, 2006) es coautora del guion.

10.Hana to Alice Satsujin Jiken (Shunji Iwai; Japón, 2015)

La vuelta de Shunji Iwai, esta vez estrenándose en la animación, en una cinta que va a más y que establece rimas y tiende puentes con su anterior Hana to Arisu (2004), de la que sería una precuela. La noche que las dos chicas pasan a la intemperie es absolutamente mágica.

-BREVE LISTA ALTERNATIVA...Y GLORIOSA (mejor no molestarla con palabras)-

-Funérailles (de l'art de se mourir) (Boris Lehman; Bélgica/Francia/Canadá, 2016)

-La deuxième nuit (Eric Pauwels; Bélgica, 2016)

-Motu maeva (Maureen Fazendeiro; Francia, 2014)

Etiquetas
Publicado el
19 de diciembre de 2016 - 09:27 h