Sobre este blog

Juan Velasco es periodista y promotor cultural. Desde hace un tiempo coordina el área de Cultura de Cordópolis. Antes de eso, ha sido durante una década colaborador de la Agencia EFE en Córdoba y en Guadalajara y también ha estampado su firma en prensa especializada como Enlace Funk o Vicious Magazine. Como disc jockey, bajo el alias Juani Cash, dirige desde 2015 la promotora Jukebox Jam! y ha sido dj residente y programador en Sonora Beach (Estepona) y Gran Baba (Cádiz). También ha impulsado en Córdoba el Festival de teatro InstanTeatro (2018) y ha trabajado en la programación y la producción del Festival RíoMundi en 2018 y 2019.

Dos minutos y catorce segundos

Ana Iris Simón

0

Dos minutos y catorce segundos.

Es el tiempo que dura un clip extraído del discurso que dio este sábado la periodista y escritora Ana Iris Simón en la presentación del plan contra la despoblación rural del Gobierno de España.

En ese escueto momento, la escritora dice varias cosas. La primera, la más básica: cualquier plan que quiera luchar contra la despoblación rural tiene que pasar ineludiblemente por fomentar el acceso al trabajo y a la vivienda. Y ofrece para ello una clave que hace un año estaba en boca de todos y hoy está enterrada en un descampado: reindustrialización.

En segundo lugar, Simón se mete en el jardín de la natalidad. Habla del deseo de ser madre y de formar una familia como si la parentalidad fuera un proyecto hurtado a una generación, la suya -pero también la mía- condenada a la precariedad y una etapa fértil sin la estabilidad económica suficiente para dar ese salto. 

Lo hace en primera persona. No habla en plural, no se arroga ser la voz de nadie. Simple y llanamente expone su caso. Y sí, además, demanda ayudas para las familias y a la natalidad.

Lo hace como coletazo. Como epílogo de un discurso que, insisto, introduce de manera primordial conceptos como el acceso al trabajo, la regulación del mercado de la vivienda y la reindustrialización. 

Todos estos planteamientos, sin embargo, han sido ignorados. A estas horas le están lloviendo palos a la periodista por hablar de natalidad y de la familia: desde quien la critica por idealizar el pasado y a sus padres, hasta a quien directamente considera que este pensamiento es reaccionario y nacionalista. Me frotaría los ojos fuerte, de no ser porque vengo siguiendo a Ana Iris Simón y estoy más o menos al tanto del escozor que suelen provocar sus declaraciones entre ciertos círculos. La cuestión, creo, es que no hace falta estar ni de acuerdo con ella para sentirse representado por su discurso. 

Yo no envidio la vida de mi padre, arrancado de la escuela para trabajar en el campo con 9 años y desde los 14 años bregándose en cocinas y hoteles de la Costa del Sol. Ni la de mi madre, que tuvo dos hijos con menos de 22 años y se caga de miedo cada vez que, en una charla, sale lo que cobran sus hijos. No idealizo la juventud que tuvo ninguno de mis padres.

Lo que sí envidio es su valentía y las facilidades sociales y comunitarias que encontraron para trazar un proyecto común. Modesto, con trampas -de las del banco y de las otras- y difícil. Pero siempre, siempre, con la certeza (falsa o no, una certeza al fin y al cabo) de un futuro común posible.

Escribo estas líneas mientras veo a varios bancos regatearme para no darme una hipoteca y mientras planeo iniciar un proceso de adopción internacional cuyos números son mareantes y, para la inmensa mayoría, imposibles de afrontar. Escribo lo que escribo sin nostalgia de un pasado distinto, sino ante el vértigo del presente incierto.

Y oye, no sé si soy un reaccionario o un idealista; sé que estoy cruzando el rubicón quince años más tarde de lo que lo hicieron mis padres y con la única certeza de que el futuro ya no se le promete a nadie.

Sobre este blog

Juan Velasco es periodista y promotor cultural. Desde hace un tiempo coordina el área de Cultura de Cordópolis. Antes de eso, ha sido durante una década colaborador de la Agencia EFE en Córdoba y en Guadalajara y también ha estampado su firma en prensa especializada como Enlace Funk o Vicious Magazine. Como disc jockey, bajo el alias Juani Cash, dirige desde 2015 la promotora Jukebox Jam! y ha sido dj residente y programador en Sonora Beach (Estepona) y Gran Baba (Cádiz). También ha impulsado en Córdoba el Festival de teatro InstanTeatro (2018) y ha trabajado en la programación y la producción del Festival RíoMundi en 2018 y 2019.

Etiquetas
Publicado el
23 de mayo de 2021 - 04:00 h
stats