Flor de su santuario

La hermandad de Linares celebró este domingo su tercer día de triduo en honor a su titular, que comenzó con una ofrenda floral a la imagen y continuó con su salida procesional por la zona próxima al templo

El segundo domingo de mayo fue en Córdoba día de Gloria. Jornada de devoción en la ciudad y también allende el casco urbano. En el aire perduraba aún el aroma a historia con que impregnó el sábado Nuestra Señora de los Dolores en su salida para conmemorar el cincuentenario de su coronación canónica. Por la tarde, la Virgen de Fátima recorrió las calles de su barrio. Unos kilómetros más allá, a la misma hora, la Virgen de Linares también recibía la devoción de sus hermanos y de todos cuantos se aproximaron a su Santuario. La imagen recorrió la zona próxima al templo bajo un sol radiante.

La jornada comenzó para la hermandad de Linares por la mañana. A partir de las once presidió la Virgen una ofrenda floral en su honor. Con este acto y la procesión celebró la corporación el tercer domingo de triduo a su titular, que comenzó el 26 de abril y prosiguió el 3 de mayo con la popular romería al Santuario. Entonces, las flores dieron color a un día luminoso y en este último, también con la luz del presente mes en la ciudad, la flor fue Nuestra Señora la Purísima Concepción de Linares.

Etiquetas
Publicado el
11 de mayo de 2015 - 03:17 h
stats