Canto a la vida de la cuadrilla de la Humildad

Los costaleros del paso de misterio de la Paz se hacen donantes de órganos en un sencillo acto, tal y como hicieran el pasado año los de la Paloma de Capuchinos

A las nueve de la noche están citados todos. Poco a poco, media hora antes, llegan a la casa de hermandad. Lo hacen con tiempo porque antes tienen un compromiso con la sociedad. El gesto no es nuevo, sino que viene a completar la significativa causa que iniciara el pasado año la corporación del Miércoles Santo. La Paz mostró este viernes su perfil más solidario, el aspecto más necesario e importante de todas las cofradías. Tal y como hiciera en 2015 la cuadrilla de costaleros de la Paloma de Capuchinos, quienes se convierten en los pies del Señor de la Humildad y Paciencia realizaron un acto de gran generosidad para con la causa de la donación de órganos.

Todos tienen ya su carnet de donante, que recibieron en lo que fue un nuevo ejemplo de cómo las hermandades otorgan un lugar fundamental en su vida a la labor social. El compromiso de la Paz tuvo continuidad esta vez con los costaleros de su paso de misterio, que posó con esa reconocible camiseta roja, la que presenta el lema "Regala vida, dona órganos". Ése es el mensaje que volvió a lanzar este viernes la corporación del Miércoles Santo en un sencillo acto al que asistió el coordinador de trasplantes del Hospital Universitario Reina Sofía, Juan Carlos Robles. "Son actos muy bonitos y esto es el granito a granito que va a haciendo la montaña", expresó tras el mismo el propio Robles, quien valoró el gesto de la cuadrilla del Señor de la Humildad y Paciencia, que siguió la estela de la de María Santísima de la Paz y Esperanza.

"Tenemos una sociedad magnífica, tanto la cordobesa y la andaluza, como en el resto de España. El proceso de donación afecta a todo el país, porque una persona muerte en cualquier ciudad y sus órganos se distribuyen entre todo el territorio nacional y se trasplantan a aquellas personas que más lo necesitan. Eso es lo más bonito del acto de generosidad y solidaridad que es la donación de órganos", señaló Juan Carlos Robles tras el acto con la cuadrilla del misterio de la Humildad y Paciencia. Esta cita tuvo lugar por iniciativa precisamente de un costalero de la hermandad, enfermero de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Reina Sofía. El coordinador de trasplantes del centro sanitario quiso además dejar claro el agradecimiento de todo el equipo en dicha materia hacia la hermandad y resaltó que "cada día la sociedad española lo entiende mejor".

El apoyo a la donación de órganos, de la cual España se encuentra a la cabeza a nivel mundial, así como Córdoba es puntera también en el espectro internacional, corrió a cargo esta vez, por segundo año consecutivo de la hermandad de la Paz. Pero es una causa a la que se sumaron otras corporaciones anteriormente. El acto tuvo lugar en el magnífico marco que es la Cuesta del Bailío, justo antes de que las dos cuadrillas de la cofradía del Miércoles Santo completaran un ensayo que también fue solidario en otro sentido. Porque los costaleros acudieron, como es tradición, con una bolsa con alimentos no perecederos. Estos irán destinados a Cáritas Parroquial a la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Etiquetas
Publicado el
12 de marzo de 2016 - 07:28 h
stats