No es un día cualquiera

Hoy es domingo y estoy feliz. Quiero decir, mejor, que me he levantado con las ganas de ser feliz.

Ser feliz es un estado de ánimo y, también, una cuestión de actitud. Hoy soy un niño. Hoy es mi cumpleaños, casualidades que pasan, cosas de los candelarios; de los calendarios quería decir, ofú.

"He conseguido llegar a viejo sin ser adulto", dice Serrat, tomando una canción, saboreando una canción, de Jacques Brel, y fumando un gitanes, el último. Yo soy ése.

Soy el niño. Viejo.

Y hoy es domingo y voy a votar porque es mi cumpleaños y estoy feliz como todo niño en el día de su cumpleaños y no tengo que hacer la cama, ni recoger la mesa ni hacer los deberes y puedo bajar a la piscina…

…Siempre que escucho a Serrat, lloro. Feliz. Es inapelable. Porque en sus canciones está todo lo que quiero para mí y para los que me rodean.

O, a lo mejor, no es por eso.

Etiquetas
Publicado el
26 de junio de 2016 - 03:00 h
stats