¿A qué juegas en tu equipo?

Como muchos conocerán, parte de la decisión de dedicarme profesionalmente al Coaching, radica en haber formado parte, desde muy temprana edad, de un equipo. He formado parte de equipos deportivos, de Organizaciones (pequeñas, medianas y grandes), de perfil diverso (desde Bancos a ONG´s), y en todas he identificado como aspecto fundamental para garantizar el éxito y sostenibilidad de la Organización a largo plazo, la adecuada asunción y desarrollo de los roles necesarios por parte de los integrantes del equipo.  Todos ponemos en funcionamiento de alguna manera aquel rol que es más natural en nosotros y de esta manera lo mostramos al equipo, en un primer momento para darnos visibilidad y que el equipo pueda interiorizarlo, y en un segundo lugar por si tenemos que negociar el reparto de roles en caso de conflicto, colisión ó ausencia de algunos de ellos.

Un rol (o papel desempeñado por un integrante de un equipo) no es más que la forma de comportarnos en el ecosistema organizacional (y también familiar, personal, deportivo, etc) y desde ese rol se conforma mi aportación/contribución al equipo y mi interactuación principal con éste. Es importante mencionar que el rol se basa única y exclusivamente en la conducta y no en la personalidad del integrante, ya que como sabemos por anteriores post, la personalidad, la identidad de uno,  va mucho más allá de su comportamiento.

Tiene sentido que en un equipo que define una Misión, Visión Compartida, Valores, Creencias, Metodología, los recursos humanos estén clasificados respecto al rol que se lleva a cabo en el mismo. Identifico 4 grandes beneficios en la identificación de los roles de un equipo:

1. Aumento del Autoconocimiento.

2. Incremento de la Confianza en el equipo

3. Mejora de las Relaciones Profesionales.

4. El equipo conoce mejor sus Fortalezas y Debilidades de desempeño.

El autor que más ha contribuido en el conocimiento de los roles en un equipo, ha sido el británico Meredith Belbin. En sus estudios en la década de los 70 en organizaciones del Reino Unido, identificó que las Compañías con mejores resultados no eran las mejor dotadas intelectualmente sino aquellas donde se establecía un equilibrio de roles, es decir, los miembros eran complementarios, compatibles y no entraban en conflicto. La Diversidad Equilibrada era el factor de éxito de estas Organizaciones, y en todas ellas se detectaron 8 roles (que posteriormente se convirtieron en 9, ya que se dio un sitio al conocimiento Especialista), y que a continuación enuncio:

1 Cerebro; 2 Investigador de Recursos; 3 Coordinador; 4 Impulsor; 5 Monitor Evaluador; 6 Cohesionador; 7 Implementador; 8 Finalizador; 9 Especialista.

Este mejor conocimiento de los integrantes de un equipo permitirá al líder, gestionar más eficientemente la asignación de tareas (a un Finalizador no podemos asignarle la tarea de desarrollar nuevas ideas, proyectos, eso es cosa de Cerebro), además de realizar un checklist de los roles necesarios para emprender un nuevo proyecto/tarea ( por ejemplo y siguiendo con el anterior ejemplo, para un proyecto de generación de ideas necesitas a Cerebros e Investigadores de Recursos).

Invito todos los que lideran, gestionan personas a que profundicen en el estudio aportado por Belbin. A vuelta de vacaciones mi empresa TIM, junto con la empresa Zinkco, impartirá el Programa de Especialización en Coaching de Equipos, donde aparte de otras materias específicas, abordaremos en profundidad la metodología de Belbin. Te esperamos. BE TIM.

Etiquetas
Publicado el
10 de julio de 2014 - 14:53 h
stats