El Factor PEPE

Tras la resaca de la final copera de ayer, hay varios asuntos que me llaman la atención respecto a un equipo y otro. En mi humilde opinión el Madrid se llevo el título porque jugó con el factor PEPE a favor. El factor PEPE está compuesto por 4 elementos:

PERSONALIDAD. El Real Madrid ha conseguido superar su Ronaldodependencia la que tantos disgustos y malas pasadas le ha proporcionado en el pasado. La estadística del equipo en esta temporada sin Ronaldo era inmaculada, aunque una final es otra historia. Siempre explico a las Organizaciones que el mayor logro que pueden conseguir es lograr inmunizarse de las personas. No hay nadie imprescindible, y lo único que está por encima de todo y todos es la Organización, el equipo. Como dijo John Wooden mítico entrenador de la Universidad de UCLA "La estrella del equipo es el equipo". Ayer el Real demostró más personalidad que su oponente.

EXPECTATIVAS. Las matemáticas, las probabilidades en lo que respecta al ser humano no existen. Uno más uno no siempre son dos, pueden ser dos, tres o una vaca con rayas rojas. Las apuestas antes del partido estaban decantadas a favor del equipo blaugrana, básicamente porque la Copa era, presumiblemente,  la única opción de ganar uno de los 3 grandes títulos en juego. Cuando alguien tiene sólo una opción  lo que adquiere es una Obligación. El Barça no supo gestionar ese nivel de expectativa, y en  lugar de convertirse en impulsor, por el contrario se convirtió en un lastre que dio al traste con sus aspiraciones.

PASIÓN. La jugada del segundo gol del Madrid es ejemplo claro de este aspecto. Es la diferencia entre creer en algo e ir por ello a no hacerlo. En este sentido creo que gran parte de la responsabilidad recae en el entrenador del Barcelona, el Tata Martino. Personalmente me cae bien este tipo, aunque si bien es verdad no ha conseguido ser catalizador de la actitud del equipo, no ha conseguido ser el líder, el referente en un equipo que no es fácil de gestionar por su composición e historia. Las finales no están para jugarlas están para ganarlas, y la conexión con la victoria del Madrid fue superior.

EGO. La actuación de Messi fue gris,  algo a lo que no estamos acostumbrados. Creo firmemente que al Real Madrid le benefició la baja de Ronaldo, porque a Messi le faltó la chispa que enciende la competencia entre ambos. Cuando uno ha conseguido tantos títulos y reconocimientos individuales y colectivos, necesita encontrar una motivación que le haga continuar en el mismo nivel de exigencia y compromiso. A buen seguro una galopada por la banda de Ronaldo hubiera tenido una inmediata contestación con una arrancada endiablada del pibe. Lucha de egos, rivalidad feroz, espectáculo en estado puro, perdimos los aficionados.

En definitiva, un partido lleno de emoción, que una vez más volvió a demostrar que los equipos son estados de ánimo, y que independientemente de la calidad y técnica individual de los equipos, cuando ésta es muy pareja, los pequeños detalles marcan la diferencia. En el caso de ayer el factor PEPE. BE TIM.

Etiquetas
Publicado el
17 de abril de 2014 - 15:47 h
stats