Disculpen la pedrada

 

Por la defensa de la libertad de prensa

(Asociación de la Prensa de Córdoba)

Lo primero que llama la atención de este titular no es el titular propiamente dicho sino la fotografía que lo acompaña. Usted no la ve, como es natural, pero la frase de arriba estuvo aderezada por la imagen de una manifestación de periodistas con motivo del Día de la Libertad de Expresión. Decir manifestación es mucho decir porque en la protesta se pudieron contar exactamente trece individuos, lo cual, dicho sea de paso, nos ahorra la tradicional guerra de cifras en estos casos.

No sabemos si la razón de la escasa asistencia de público se debe a la indolencia endémica del gremio o a que ya no quedan más profesionales en un sector laminado por los expedientes de regulación de empleo. En todo caso, la fotografía resultaba peripatética y ustedes, estimados colegas, sabrán disculpar la pedrada.

Por lo que respecta al fondo de la cuestión, no sabríamos qué decir. En primer lugar, porque salir a la calle para defender la libertad de prensa ya es un síntoma de que algo no funciona correctamente en el interior de las redacciones. Que la primera trinchera de la libertad de prensa comienza por combatir la autocensura, sigue por huir de la complacencia, luego de las consignas, desoír la presión de los lectores, regatear los imperativos de la línea editorial y resistir el chantaje de los anunciantes. Casi nada. Pero ojo con los anunciantes: los institucionales y los privados.

Quiere decirse, sufrido lector, que si desea medios de comunicación razonablemente libres gástese un euro y medio (o lo que haga falta) porque si no paga usted la independencia de la prensa ya vendrán otros a comprarla. Tal como viene sucediendo un día sí y otro también.

Etiquetas
Publicado el
4 de mayo de 2013 - 13:49 h