La UCO celebra el 8M con una exposición que muestra la historia de 20 mujeres investigadoras

.

Rosalind Franklin fue la investigadora que determinó la estructura del ADN. Bárbara Crawford también marcó un hito en la historia de las mujeres a través de su propia experiencia: fue la única ingeniera en el equipo de la NASA que participó en la llegada del hombre a la Luna.

No podemos olvidarnos de Ada Lovelace, que es considerada la primera programadora de ordenadores. Y tampoco de Victoria Kent, que fue la primera mujer del mundo que ejerció como abogada en un tribunal militar. Un breve pasaje de la vida de estas mujeres puede leerse en el Aulario Averroes de la Universidad de Córdoba, que este jueves ha celebrado distintos actos académicos con motivo de la celebración del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

Esta exposición que recibe a los universitarios en este edificio está compuesta por 20 paneles que pretenden dar a conocer el trabajo de una veintena de investigadoras de diferentes ramas de conocimiento, como son la Veterinaria, las Ciencias Sociales y Jurídicas, la Arquitectura o la Ingeniería. La vicerrectora de Políticas Inclusivas y Vida Universitaria, Rosario Mérida Serrano, ha asegurado que la intención de la UCO es ampliar esta exposición año tras año para dar a conocer las historias de las mujeres investigadoras.

A visibilizar el trabajo de estas profesionales también contribuye la labor de investigadoras como Adela Muñoz, catedrática de Química Inorgánica de la Universidad de Sevilla que este jueves ha ofrecido la conferencia titulada Mujeres sabias, que ha tenido como base el libro de esta autora, Sabias. La cara oculta de la ciencia, en el que rescata la historia de algunas de las mujeres que han hecho contribuciones relevantes en la ciencia.

Tras la misma ha tenido lugar el acto de entrega de premios del octavo Concurso de microrrelatos, vídeos de un minuto y tweets de la Universidad de Córdoba contra la violencia de género, que ha contado con la asistencia del rector José Carlos Gómez Villamandos; la vicerrectora de Políticas Inclusivas y Vida Universitaria, Rosario Mérida Serrano y la directora de la Unidad de Igualdad, María Rosal Nadales.

En esta edición, los premios han correspondido al trabajo titulado Bajo la cama de José Martín Santaella -alumno de la UCO-, en la modalidad de microrrelatos; la estudiante Paloma Gutiérrez Moreno, por su obra Gracias, abuela, en la modalidad de vídeos de un minuto; y el tuit Ni una más por morir, y ni una menos por existir, presentado por la alumna Gloria Carmona Escribano, ha obtenido el primer premio en esta categoría.

Como finalistas en las diferentes modalidades, han recogido sus diplomas José M. Castellano Martínez, del sector del PDI, y Laura Játiva Jiménez, alumna de la UCO, como primer y segunda finalista de la categoría de microrrelatos respectivamente, y las alumnas Mª Carmen Rojas Casado y Belén Araceli Aranda Cruces, finalistas en la modalidad de tweets.

Etiquetas
stats