Luis Carlos Rejón: "La izquierda de hoy no tiene ideas"

Luis Carlos Rejón | MADERO CUBERO

Luis Carlos Rejón (Baena, 1951) se define a sí mismo como un "hereje". Histórico líder de IU que dirigió la formación durante más de una década en Andalucía, parlamentario, diputado en el Congreso y director de campañas electorales que llevaron a Rosa Aguilar a ganar tres veces la Alcaldía de Córdoba, Rejón abandonó la formación cuando en 2004 se presentó a las elecciones europeas por la coalición Europa de los Pueblos. Ese fue el final en la política activa para un hombre que desde la llegada de la democracia había estado en primera línea de batalla.

Hoy, Rejón sigue teniendo el mono aunque admite que ya no tiene edad para barricadas. Vive a escasos kilómetros de Zuheros, a unos metros del parque natural de la Subbética, en la Hacienda Minerva, un asombro hotel rural que dirige y que compatibiliza con sus clases de profesor de Historia en el instituto de Baena, aunque como él se encarga de recordar ya tiene una jubilación parcial del 75%. Fiel a su estilo, el político de Baena sigue siendo un verso libre que habla sin cortapisas, sin miedo y a tumba abierta. "A mí lo que me gusta son las preguntas difíciles", reta al periodista. Vamos, que le va la marcha.

La entrevista se desarrolla en el comedor de la Hacienda Minerva, un antiguo cortijo de producción de aceite de oliva restaurado con gusto, junto a una chimenea encendida que crepita. Mientras entrevistador y entrevistado se sientan, Rejón, que ha pedido un vaso de agua y otro de limoncello,  empieza ya a hablar y el periodista pregunta.

PREGUNTA. ¿Puedo encender ya la grabadora?

RESPUESTA. Claro, claro. Te decía. Yo no soy crítico con la Transición. Se hizo lo mejor que se pudo, como sabíamos, pero se hizo. Pero desde luego hubo una cosa que nos hizo daño, que fue la idea de consenso. La vida política, los políticos, los comentaristas políticos y la opinión política más o menos cualificada piden el consenso. Pues mire usted, no. La oposición está para oponerse, para controlar al Gobierno y para puñetearlo cada vez que pueda. Una vez nos llevaron a Inglaterra, con traductor por supuesto, a la Cámara de los Comunes a ver una intervención de Margaret Tatcher, que estaba enfrentándose al speaker de los laboristas, y le dijo: "Oiga, es que ustedes lo único que saben es oponerse". Y le contestó: "Señora primera ministra, muchas gracias. Es como si yo dijera que usted lo único que sabe hacer es gobernar". Aquí no hay oposición, ni hay leña ni hay caña. Mire usted, que es que el PP no tenía cabeza. Bueno, vamos a callarnos. Pero, desde luego, ahora ¿qué van a hacer un Parlamento andaluz en la calle...? Si Antonio Maíllo [coordinador regional de IU] está fuera, el de UPyD que puede tener posibilidades también está fuera y Juan Manuel Moreno Bonilla [futuro candidato del PP] está fuera harán un Parlamento de papel.

Aquí no hay oposición, ni hay leña ni hay caña

P. De titulares de prensa.

R. Eso, eso. Una simulación. Se responderán unos a otros o yo qué sé, harán una modificación del reglamento para que los jefes de los partidos políticos puedan preguntar al final del Pleno. No hay, no hay oposición. Yo pertenezco a una cultura dura. Mire usted, yo estoy aquí para hacer oposición y ya está. En lo que estemos de acuerdo, pues estamos de acuerdo, y en lo que no estemos de acuerdo pues leña al mono hasta que cante inglés, vamos.

P. ¿Cómo ves a tú oposición, a quien crees que te representa?

R. A mí en Andalucía no me representa nadie.

P. ¿Y en España tampoco?

R. No, no, no. Yo no me siento identificado con ninguna de las políticas que se están haciendo. En estos momentos me puedo sentir identificado con personas. Por ejemplo, tengo aprecio por Antonio Maíllo, o por Perico [Pedro García, el actual coordinador provincial de IU]. Pero yo no me siento representado por nadie. No, no. Lo que están haciendo, bueno, sin duda le va a dar dividendos electorales (risas), porque el día en que se metan en el kiosquillo los ciudadanos para votar se preguntarán: ¿cómo está este o cómo está el otro?, pues mira, estos no están muy mal, así que vamos a votarlos. Pero muchos más votos y mucha más dignidad política sin duda habrían mantenido desde la oposición [se refiere al pacto de gobierno en la Junta de PSOE e IU] por supuesto apoyando al PSOE. Respeto mucho la experiencia extremeña. A pesar de las muchas cosas que se dijeron, nosotros en 1994 dejamos paso a Manuel Chaves. Entonces, yo hubiera dejado paso pero a partir de ahora usted suda aquí la camiseta. ¿Usted quiere sacar los presupuestos? Negócielos hasta la última peseta. ¿Usted quiere sacar esta ley? Hasta la última coma. ¿Lleva mucho trabajo? Por supuesto. ¿No tienes réditos de coches oficiales..? Y no digo esto de forma despectiva, porque yo nunca tuve coche oficial, aunque me lo dieron, porque era un Omega que se le iba el culo cada dos por tres y ya había sufrido varios accidentes. Entonces, IU me compró un buen coche y me recorrí Andalucía. Entonces, cuando yo digo eso de coche oficial sería echarme piedras sobre mi propio tejado.

A mí en Andalucía no me representa nadie

P. Entonces, el ciudadano Luis Carlos Rejón...

R. Qué me gusta la palabra ciudadano. Muchísimo.

P. Se la escucho mucho a Julio Anguita.

R. No, es que Anguita la aprendió de mí (risas).

P. ¿Al ciudadano Luis Carlos Rejón hoy dónde lo colocamos?

R. Pues mira, creo que debo tener un proceso inverso a lo que mandan las reglas. Cada vez que tengo más edad me estoy haciendo más de izquierdas, más rojo. Hombre, sin llegar a una situación de violencia. Soy una persona que odia la violencia. Una gota de sangre para mí es demasiado. Pero ya estoy cansado de lugares comunes, de cantamañanas, de posibilismos, de engañar a la gente... Y se está engañando a la gente porque la izquierda hoy no tiene ideas. Y al no tener ideas, pues tiene que ir a salto de mata. A hacer liquidaciones, rebajas...

Ya estoy cansado de lugares comunes, de cantamañanas, de posibilismos, de engañar a la gente... Y se está engañando a la gente por que la izquierda hoy no tiene ideas

P. Hoy se están planteando alternativas a la izquierda de Izquierda Unida...

R. ¿Cuáles?

P. ... todos los movimientos que han surgido en torno al 15M...

R. El 15M fue una cosa interesante de una sociedad que ya estaba harta. Pero, la hartura le llevó a casi a rechazar por completo el modelo. Es decir, hicieron planteamientos con buena voluntad, por ejemplo sobre leyes electorales y otras cuestiones, que sin quererlo salían propuestas muy conservadoras. Hoy he leído en un periódico digital un reportaje en el que ponían siete u ocho nombres y se preguntaba "¿Qué hacemos con estos nombres?". Y leías nombres de la política andaluza de otra generación y hombre, había otra preparación. Gente que decía la ele con la a, La.

P. Mucho político profesional hoy día, no profesional que se dedica después, cuando tiene un trabajo, a la política.

R. Sí. Claro. De eso hablan Zico y Paca este lunes. [Zico y Paca son los dos perros de Luis Carlos Rejón que dialogan en sus tribunas políticas que publica todos los lunes en el periódico El Mundo].

El 73% del Parlamento Andaluz si ahora se disolviera no tendría un trabajo, un contrato, una colocación, una continuidad...

P. Muchos candidatos a presidentes con un currículum bastante escaso. Entiendo que no tener un trabajo al que volver cuando se abandona la política coarta mucho la libertad dentro de los propios partidos.

R. Bueno, si no me equivoco el 73% del Parlamento Andaluz si ahora se disolviera no tendría un trabajo, un contrato, una colocación, una continuidad... A lo mejor, si ha hecho favores lo premian. Es que eso es una triste realidad. Por ejemplo, ¿dónde iría Diego Valderas? Con todos mis respetos. ¿Dónde va Elena Cortés? ¿Y Mariscal? Los papeles encima de la mesa. Su contrato, su declaración de la renta o su declaración de autónomo. Por citar en IU, pero podemos seguir. ¿Dónde va Susana? ¿O dónde va Mario Jiménez?

P. ¿O Moreno Bonilla?

R. Bueno, Moreno Bonilla puede ponerse de relaciones públicas en una discoteca, al tener un máster de protocolo y eventos. Ya te digo. Zico y Paca en el artículo me piden que los nombre algo, y a Paca la nombro catedrática emérita de Damas Revolucionarias. Es que este país no es serio. Y así nos va. No estoy pidiendo una titulación universitaria para entrar en el Parlamento. Hombre, por Dios. Pero a mí no me opera del corazón el primero que pasa por allí, por mucho ardor rojo que tuviese. No, hombre, no.

Moreno Bonilla puede ponerse de relaciones públicas en una discoteca, al tener un máster de protocolo y eventos

P. Bueno, la izquierda en el pasado ha tenido grandes líderes que se hicieron a sí mismos. Sin estudios, campesinos...

R. ¿Quién?

P. No sé, se me ocurre...

R. Yo te lo digo: Marcelino Camacho. Un obrero, que fue un gran líder. Sin duda. Si en tiempos de Marcelino Camacho hubiera existido universidad a distancia seguro que habría hecho una carrera de Derecho magnífica. Si ese no es el problema. La generación de los 40 o cuarenta y tantos, cuando entra Felipe González y abre universidades en todas las provincias, en todas las capitales hay de todo, que no falte de , tiene unos medios económicos que le permite que no haya terminado algo. Oye, que no estoy hablando de una universidad, sino incluso de un FP. Oye, y yo estudié con beca. Acabo de hablar con el que fue mi responsable de prensa en IU y me decía, "es que yo hice la carrera de Periodismo en Barcelona sirviendo en un bar del Paralelo hasta las 7 de la mañana. Iba a mi casa, me duchaba, me tomaba un café cargadísimo y me sacaba la carrera". Es que tenemos una presidenta que no sabe lo que es trabajar. Trabajar en el sentido de tener un empresario que es un hijo de su padre o de su madre, tener contratos en precario, en prácticas. Que todos hemos temblado, hemos tenido miedo y hemos querido superarnos. ¡La vida misma! Miterrand era como era, don François, pero en una de sus últimas asambleas en el Partido Socialista Francés cuando estaba de presidente se presentó una moción, que no ganó por poco, en la que se exigía que nadie llegaría a ser un alto cargo con responsabilidad nacional si no ponía encima de la mesa su IRPF o su declaración a Hacienda de autónomos. Indiscutiblemente, doña Susana será una maestra en codazos, en trepar, en todo lo que usted quiera en este momento, pero doña Susana no sabe lo que muchos andaluces y españoles sabemos: sufrir y tener que aguantar. Yo estoy jubilado parcialmente, al 75%. Pero yo sigo dando clase con mi 25%. Y lo que es. A mí me dicen: es que a ti sólo te ha subido la pensión el 0,25% Rajoy. Y digo, bueno, pues ya me ha subido algo, es que la Junta de Andalucía me acaba de quitar dos pagas extras, vamos. No saben lo que es la calle, y eso es muy duro. El problema es que hubo una clase política. A mí no me gustaba esa palabra, pero hubo una clase política en la Transición y en los primeros años... Fíjate una cosa, el exalcalde de Córdoba Andrés Ocaña volvió a la escuela, yo volví a dar clase, Julio Anguita volvió a dar clase. Y no nos pasó nada. Muy al contrario. Estábamos contentísimos y seguimos con el mono político, porque nos gusta esto.

Tenemos una presidenta que no sabe lo que es trabajar. Trabajar en el sentido de tener un empresario que es un hijo de su padre o de su madre, tener contratos en precario, en prácticas. Que todos hemos temblado, hemos tenido miedo y hemos querido superarnos. ¡La vida misma!

P. Ha nombrado a dos exalcaldes de Córdoba, ciudad que tiene otra exalcaldesa como Rosa Aguilar que ha vuelto al Congreso...

R. Bueno, pero volverá ya pronto. El PSOE usa a la gente que se pasa desde Izquierda Unida y las tira. ¿Dónde está doña Rosa Aguilar? Y estoy hablando de una amiga, ¿eh? ¿O dónde está don Herminio Trigo, con el que me unía una gran amistad, compartí muchas cosas y he respetado siempre? Escribí en El Mundo un artículo que se llamaba Rosa, Rosae, cuando pidió perdón por haber llamado a Felipe González la equis de los GAL. Oiga, mire usted. Si el problema no es ese, el problema es que si usted dijo que era la equis de los GAL, que está en el Diario de Sesiones del Congreso, ahora no pida perdón. O era verdad, y entonces no hay que pedir perdón, o era mentira y usted lo que tiene es que pedir perdón es por irresponsable, por haber hecho una acusación de no debías haber hecho.

El PSOE usa a la gente que se pasa desde Izquierda Unida y las tira

P. Siendo Rosa tu amiga imagino que tampoco entendiste muy bien aquello que ocurrió en 2009 cuando abandonó la Alcaldía de Córdoba para ser consejera.

R. Bueno, di una entrevista a El País y recuerdo que me llamó al día siguiente y Diego Valderas me dijo: "Luis, ¿qué hay de esto?". Venía a decir que, oiga, que están echando a Rosa Aguilar de Izquierda Unida. Se juntaron dos cosas, por un lado la quisieron echar o la estaban echando, y ella también tenía ganas. Se juntó el hambre con las ganas de comer. Yo no lo habría hecho, como no lo he hecho. Lo último que haría en mi vida es irme al PSOE. Vamos. (Risas).

Con Rosa Aguilar se juntaron dos cosas, por un lado la quisieron echar o la estaban echando, y ella también tenía ganas

P. ¿No me digas que antes te irías al PP que al PSOE?

R. Pues mira, ¿sabes lo que te digo? Que el error es que acusamos al PP de que es de derechas. Y claro, hace políticas de derechas. Pero vamos, que yo no me iría al PP. Tengo grandes amistades, me honra decir que Javier Arenas y yo cuando nos saludamos por teléfono o nos vemos en privado no nos decimos "¿qué hay amigo?" sino "¿qué hay hermano?". Somos como hermanos. Pero no, no, no, no me iría yo al PP. Además, yo me fui de un partido político porque estaba harto de los partidos políticos. Yo no estoy con Julio en el Frente Cívico. Iré el domingo que viene a las jornadas que ha organizado y a las que trae a viejas glorias, empezando por Cayo Lara, Pablo Iglesias, Monedero... y ya está, punto. Hombre, como te decía, quien nace lechón muere cochino. A mí la política me encanta, pero vamos, esas reuniones interminables para no decir nada, para navajearnos, para no tomar decisiones efectivas y reales... No, no. Vázquez Montalbán escribió, no sé si fue en Yo maté a Kennedy o en La soledad del manager, que a Carvalho, su protagonista que había sido militante del PSUC, le preguntan: "¿Usted por qué dejó el PSUC?", y le responde: "Por que tuve la certeza genial de que solamente se vive una vez en la vida". Entonces claro, hay un tiempo para cada cosa. Yo no te digo que no. Yo sigo escribiendo artículos, concedo entrevistas, voy a sitios... Últimamente he ido a dos mítines de Maíllo, por aquí cerca. Estuve en Castro del Río y Doña Mencía, pero por aquí cera. Y hombre, siempre que alguien de IU me pide un consejo, si puedo se lo doy. Y si me pide una ayuda, también se la doy.

Yo me fui de un partido político porque estaba harto de los partidos políticos

P. ¿Lo de volver a la acción...?

R. Como decía Lenin, "es que nos va a pillar la revolución reunidos". No, no, no. No me gusta ese mundo y salí yo... Aparte, ya estaba yo oteando cuánto de falsedad, cuánto de bajar la calidad de la política hay. Es tremendo. Y no es una soberbia aristocrática, como algún exdirector de El País escribe en su artículo de los jueves. Pero sencillamente es que para eso voy y le doy clase a mis alumnos, y por la tarde hago de empresario, y cuido a mis perros. Y ya está.

Yo avisé mucho en Andalucía de muchas cosas y lo único que me decían era: ya está usted en plan abertxale, ya está pintando la Andalucía negra. Pues dígame usted ahora de qué color es Andalucía, a ver si es de color rosa y yo soy daltónico político

P. Estos tiempos son más salvajes que los que a ti te tocaron en política. ¿No imagino yo el discurso de entonces de Rejón hoy día?

R. Bueno, el discurso de antes sigue teniendo validez. Yo avisé. Ahí están los diarios de sesiones. Yo he sido 20 años portavoz de Economía y de Presupuestos tanto en el Parlamento andaluz como en el Congreso de los Diputados. Allí me tuve que medir con Rato y con Montoro. Eran monstruos que tenían datos y movían cuestiones que o tú ibas en serio o en la primera pasada el tiburón se llevaba las dos piernas. Yo avisé mucho en Andalucía de muchas cosas y lo único que me decían era: ya está usted en plan abertxale, ya está pintando la Andalucía negra. Pues dígame usted ahora de qué color es Andalucía, a ver si es de color rosa y yo soy daltónico político. No, no. Eso se avisaba. Y mira que no se ha producido, por las revueltas de las llamadas primaveras árabes, que tengamos allí al otro lado del charco un elemento competitivo con un libre comercio con la Unión Europea. Entonces, nos comíamos aquí lo que nos estamos comiendo. ¿Qué queda de industria en Andalucía?

P. La agroindustria del aceite de oliva.

R. Muy bien, perfecto. Pero, ¿en serio o no? ¿Esto qué es, que cada cacique comarcal monta con unos cuantos amiguetes una denominación de origen? ¿Tú crees que en Kiev, ahora que está de moda, saben dónde cae Lucena o Baena? No. Cuando Rosa Aguilar estaba en el Ministerio de Agricultura le decía: si consigues poner la denominación de origen de Andalucía... y luego si quieren que pongan en letras pequeñitas Baena, Priego, Lucena... Pero, ¿a qué estamos jugando? No estamos jugando en serio. Tenemos desde la vieja herencia de los omeyas, tenemos la mejor práctica y conocimiento de las semillas. Ahora somos un país que compra semillas a los holandeses... Ayer o antes de ayer escuchaba a Maíllo que decía que si no llegamos al 20% en industria somos un territorio dependiente. Pues ya me contarás a mí cómo vamos a llegar al 20% de industria... Falta mucho más conocimiento, más realidad y más saber qué somos. Andalucía se está convirtiendo en la puerta del Tercer Mundo. Al final podemos tener una comunidad autónoma o lo que sea llena de chabolas con wifi.

Andalucía se está convirtiendo en la puerta del Tercer Mundo. Al final podemos tener una comunidad autónoma o lo que sea llena de chabolas con wifi

P. Bueno, Grecia está así ahora mismo. Vamos camino de.

R. Fíjate, fíjate.

P. Nos parecemos mucho a los griegos.

R. Soy profesor de Historia y fíjate lo que me estás diciendo. Esa es la realidad. Esa es la realidad.

P. Por eso, quería retomar eso que me comentabas de que te sientes más rojo que antes. No sé si hablas de radicalizar el discurso o ir a la raíz de las cosas.

R. Hay que decir lo mismo, pero adaptado a una cuestión sencilla. En este momento en España se dan las condiciones objetivas para un proceso revolucionario. Y con revolucionario no quiero asustar a la gente. La revolución es la evolución más rápida. Ya está. Hay revoluciones para adelante y revoluciones para atrás. Hay unas condiciones objetivas. Pero, ¿hay unas condiciones objetivas, es decir, la gente asume ese hecho? No.

 En este momento en España se dan las condiciones objetivas para un proceso revolucionario

P. ¿Por qué?

R. El hambre es cobarde. En la historia del mundo se ha demostrado. Segundo, ha habido una desconcienciación de la sociedad civil sobre todo desde que el PSOE llega al Gobierno en 1982. Su objetivo fue romper la sociedad civil. No hay canales. Y luego, ¿quién va a ser el motor que en el último momento va a impulsar el cambio? Hombre, no estoy pensando en los mercenarios que la CIA haya formado en Noruega para meterlos en Ucrania. No estoy pensando en eso. O hay una vanguardia minoritaria muy politizada, cosa que no existe, aquí no hay un Partido Soviético como hubo en 1917. Entonces, ¿quién puede ser el factor de cambio? Esa es la gran idea de Julio Anguita en Frente Cívico: cuando la sociedad asume, oiga, yo soy el soberano. Entonces, en mi hambre y en mi trabajo mando yo. O como dicen ahora las mujeres, en mi cuerpo mando yo. Cuando todos esos elementos converjan desde una asunción clara, esto no lo para nadie. Claro, pero al mismo tiempo que las mentes que vayan surgiendo no pueden plantear que hay que hacer la revolución. Si tú dices vamos a hacer la revolución es cuando no se hace. Y la gente pregunta, ¿cuál de ellas? Vamos a discutir cuál hacemos.

P. ¿Cortamos cabezas o no las cortamos?

R. Exactamente. ¿La guillotina? No es que la guillotina recuerda, pero ¿entonces qué? La gente asume la revolución con cosas muy sencillas. La revolución francesa se hizo con la liberté, la egalité y la fraternité. La revolución rusa se hizo con el triple grito de Lenin: Pan, paz y tierra. Punto. Esa es la idea que no se ha entendido porque tampoco se daban las condiciones objetivas en la sociedad para la transmisión. Pero hoy con todo lo que son las redes sociales, con todo lo que es ya un mundo mucho más abierto, si la gente se plantea un momento determinado de cambio y sale a la calle, es decir, la movilización. Ya no se pueden organizar las revoluciones. La revolución la va a organizar la propia gente. Y a lo mejor lo único que quieren es que haya una democracia de verdad o que no roben, y que comamos con lo que tengamos.

Ya no se pueden organizar las revoluciones. La revolución la va a organizar la propia gente. Y a lo mejor lo único que quieren es que haya una democracia de verdad o que no roben, y que comamos con lo que tengamos

P. Es que el descrédito hacia el político y la política es absoluto.

R. Siempre lo ha habido en la historia de España...

P. Pero ahora es alucinante.

R. Es que es ganado a pulso. Siempre lo ha habido en la historia de España. El anarquismo, con gran implantación en Cataluña y zonas de Andalucía, fue un movimiento muy antipolítico. La izquierda pierde las elecciones en 1933 durante la II República no porque voten las mujeres, maldita sea, si no porque los anarquistas no votaron. José Antonio Primo de Rivera tenía también ese desprecio a los partidos políticos. Franco lo coge también en su ideario y claro, ha bastado con echar no ya una gota de mierda sino cubetas de mierda para que haya un descrédito tremendo. Es impresionante. Cuando uno va a los actos te encuentras con gente que te dice: es que como vosotros no había, es que si volviérais... Te gusta. Somos humanos y cada uno tiene su ego. Pero te da una tristeza tremenda. ¿Nosotros? Mire usted, yo no estoy para una barricada.

Yo no estoy para una barricada

P. Me parece alucinante que en los partidos muchos de los que han llegado arriba sean los que más puñaladas han dado y, en ocasiones, no el que más vale.

R. Porque el problema es que aquí no se ha teorizado seriamente sobre la organización política, que es lo más político que se puede hablar. Decía Antonio Gramsci que hablar de organización es lo más político que se puede hacer. Desde Locke o Montesquieu no se ha vuelto a hablar de la división de los poderes. Y mira que se han hecho mucho más complejos. Aquí no ha habido teorizaciones que luego se han contrastado con la realidad... Llevamos años sin pensar. Esa es la gran realidad. Como la realidad no espera que tú pienses, pues ahí está. Es como se escapan. No es que no seamos iguales ante la ley, no. Si usted es igual, pero usted no tiene los mismos medios para contratar los mismos abogados, los mismos asesores que el que tiene medios ante la ley. No es verdad que el que hizo la ley hizo la trampa, no. Lo que pasa es que van surgiendo nuevas formas de perpetrar un delito que no estaban previstas por el legislador, y se escapan. Comprendo a la sociedad que le duela. Confieso que he sido político y soy político, no tengo vergüenza. Pero yo he escuchando a estos de ahora y no lo diría muy fuerte porque vamos, te pega hasta tu madre.

Llevamos años sin pensar. Esa es la gran realidad

P. Antes has definido a Javier Arenas como un hermano...

R. Sí, somos muy amigos desde hace muchos años.

P. Iba a decir que Arenas también está retirado, pero no.

R. Con todos mis respetos, me vas a permitir una pequeña chulería. Es que, una áspera señora de Valladolid no puede tener el arte de un tío de Cádiz. Se ha demostrado. Todos lo daban por enterrado, yo sabía que no lo estaba y además lo he escrito varias veces, y no lo está. Y ahora veremos a ver qué puede pasar en la nueva reorganización ministerial si se produce, si al final Rajoy decide.

Arenas nunca ha sido un señorito

P. Se ha escrito que Arenas puede ser incluso el candidato del PP a las europeas.

R. Arenas, no, no. Déjalo aquí. En Europa puede liarnos un follón del carajo. Puede acabar vendiéndole Ucrania a los italianos, e Italia a los libios... Vamos a dejarlo aquí y ya está. Creo que Arenas es un buen político que tuvo un error que yo le dije muchas veces: "No permitas que estos sevillanos de la leche te hagan, y tú te sientas agradable, la imagen del señorito por que tú no lo eres". Su familia no es de señoritos. Su padre en realidad terminó Derecho y estuvo en Olvera como un abogado de secano. Terminó allí más o menos que de encargado de cobrar la luz de la compañía de electricidad que hubiese en Olvera, que no era Sevillana, que no iba a los pueblos pequeños. Arenas nunca ha sido un señorito. Y su madre tenía muchas hectáreas, pero de piedras. Sierras de nada. No lo ha sido nunca. Luego se la pegaron. Arenas ha sido un tío del centro. Montó el PDP, Óscar Alzaga.

P. Casi casi llegó a ser presidente de la Junta.

R. Él ya me dijo que no.

P. ¿Sí?

R. Ya lo puedo decir. El 29 de febrero había ido a Cádiz [quedaban semanas para las elecciones] y estuvimos hablando toda la noche por teléfono. Y me dijo: "¿Tú no te habrás creído que tenemos mayoría absoluta, no? Tú que además eres especialista en técnica electoral y en campaña". Y le dije, no. "¿Ya sabes cómo estoy?" Ea, pues ya está. "Y los tontos diciendo que tenemos mayoría absoluta, que es la forma para que tengamos todavía menos posibilidades de tenerla". Aparte, hay facturas que le tenían que cobrar a Javier Arenas. Es decir, lo mismo que a Rajoy se le ha olvidado de cara a las europeas lo de la Ley del Aborto, las medidas más asquerosas y más antipopulares las tomaron antes de las elecciones andaluzas. Podían haber esperado para la reforma laboral o lo que sea. No se hundía el mundo por dos meses más. Ahí hubo mala intención. En los partidos políticos jugamos a eso. Los peores son los nuestros, claro.

Lo mismo que a Rajoy se le ha olvidado de cara a las europeas lo de la Ley del Aborto, las medidas más asquerosas y más antipopulares las tomaron antes de las elecciones andaluzas. Ahí hubo mala intención

P. Al suelo que vienen los nuestros.

R. Exactamente.

P. ¿Crees que Arenas ha cobrado dinero negro como dicen los papeles de Bárcenas?

R. Yo le he preguntado y él me ha dicho que no. Por lo tanto, yo le creo a él. Punto.

P. ¿Habría gobernado Arenas Andalucía como está haciendo Cospedal en Castilla La Mancha?

R. No, para nada. No. Nunca lo hubiera hecho. Para nada. No me lo imagino. Además, había cuestiones que yo sabía de decisiones que iba a tomar inmediatamente, que por razones obvias no voy a decir, pero que distaban mucho de aquello. Arenas es más regeneracionista. No olvides que el PDP en las elecciones de 1986 esa misma noche abandona la coalición con AP y se constituye en un grupo separado en el Parlamento andaluz de seis diputados. La propuesta más dura contra El Cabril la presentó el PDP. La más inteligente y la más política la hicimos nosotros. Pero la más dura en febrero de 1988 la presentó el PDP. Pero durísima, durísima. Y ahí está.

P. El Cabril, el aborto. Hemos vuelto a los años 80.

R. En España ha faltado visión de estado. Aquella visión de estado que tenía el falangista Suárez y que tuvo Carrillo. Yo tuve una gran amistad con Carrillo y un gran cariño. Tengo cariño a los herejes porque yo también soy un hereje. Pero, como te decía, ha faltado visión de estado. Una ley como la del aborto o una ley como la de educación... Aquí, cada tonto que le pongan delante un Boletín Oficial del Estado o un BOJA no puede escribir lo que le dé la gana. No se puede estar cambiando leyes cada dos por tres. El bloque fundamental hay que consensuarlo. Un presupuesto que dura un año, con cuatro o cinco partidas que puedan tener carácter plurianual por carreteras o algo, bueno, muy bien. No pasa nada. Eso lo saca usted, lo intenta consensuar y si no pues nada, para eso tengo mis votos y lo saco para adelante. Pero los grandes temas los tenían que sacar por lo menos los dos partidos que se mueven en el espectro teórico del centro, el PP y el PSOE. Y luego, el que gobierne, también escuchando a los otros, desarrollará de forma reglamentaria o bien con CIU, o bien con IU, o bien con quien le dé la gana. Pero aquí no podemos estar cambiando todo continuamente. No se puede. También tenemos la gran inestabilidad de una Constitución que fue la mejor que se pudo hacer en 1978, no tengo la menor duda, yo trabajé mucho en ella, pero tiene grietas y ya se está descosiendo. El chiquillo ha crecido y mamá, que es que ya no quepo en la chaqueta.

Aquí, cada tonto que le pongan delante un Boletín Oficial del Estado o un BOJA no puede escribir lo que le dé la gana. No se puede estar cambiando leyes cada dos por tres

P. Te consideramos experto en táctica electoral. Has participado en campañas electorales...

R. ... perdidas que al final ganamos.

P. ¿Cuáles?

R. La de 2007 con Rosa Aguilar.

P. ¿En 2011 no estabas con Andrés Ocaña?

R. No.

P. ¿Algún consejo le darías, imagino?

R. Sí, que mandara a la porra a quien le estaba llevando la campaña.

P. ¿Tú te imaginabas lo de Sandokán?

R. Por supuesto. Claro. Pero vamos a ver, si no supiera dónde están los cimientos electorales cordobeses entonces yo no era un buen asesor de campaña. ¿Os acordáis cuántas tonterías se le dijeron cuando Rosa Aguilar en los bajos de Miralbaida dijo: "Yo le pido a los votantes de centro de Córdoba, aquellos que seguían a Suárez, le pido el voto para IU. Yo represento ese elemento de cambio"? Eso se lo preparé yo, porque había una bolsa de votos impresionante que estaban un poquito omnubiladas, pensando qué iban a hacer.

P. Pero esas palabras provocaron que no la votara la gente del propio PCE.

R. ¡Una leche! ¡Esos ya habían decidido no votarla, y además por consigna! Si es que cuando yo te digo que a Rosa se le echa y se le va echando es por elementos como estos. O sea, ¿que por esa cuestión no la votaron? Pues muy bien. Entonces que no voten a IU en las próximas autonómicas por que está apoyando por imperativo legal un montón de tonterías y de contradicciones con lo que es el programa, la política y el modelo de IU. Vamos, por Dios. ¿O no se vota a Arenas por que pidió el voto de la izquierda? ¿Qué dejó la derecha de votarlo por eso? Venga, por Dios.

P. Cospedal también ha dicho que el PP es el partido de los trabajadores.

R. Sí... Iba a decir una machada pero no la voy a decir. (Risas).

Sandokán representó un populismo del que a Dios gracias carece la izquierda, aunque ahora está cayendo en ese populismo por que no tiene otra cosa que decir

P. Te preguntaba por Sandokán por que esos 25.000 votos que recibe muchos vienen de IU.

R. No se produce un desplazamiento tan claro, pero sí directo. Pero sí, los votos de la izquierda van a Sandokán.

P. Eso da un poco de miedo.

R. Noooo. Es que cuando tú haces mal las cosas dejas esa puerta abierta. ¿O es que acaso la Ciociolina en su momento o ahora Grillo no eran una aversión sandokaniana en Italia? ¿Por que los italianos tienen finezza? Pues no, no. Sandokán representó un populismo del que a Dios gracias carece la izquierda, aunque ahora está cayendo en ese populismo por que no tiene otra cosa que decir. 18 de febrero de este año, un artículo en El País a todo bombo contando el déficit populista de la izquierda española. Es que eso es así. ¿Qué va a hacer la izquierda? Lo que tiene que hacer es propuestas serias.

P. El votante ante la falta de propuestas se va al populista.

R. Claro, claro.

P. ¿Aunque el populista esté condenado por el caso Malaya y deba millones de euros en multas?

R. Bueno, ¿y qué? Y también, ¿y esa multa tan grande? (Suspira) ¿Cuántas manos estaban moviendo las fichas de ese dominó y estaban haciendo paquetes? Y más en Baena que tenemos un dominó que llega hasta el nueve doble.

En la multa de Colecor había muchos intereses, y quien acusaba no acusaba

P. Esa partida, entonces, la jugó mucha gente.

R. Muchísima gente. Y había muchos intereses, y quien acusaba no acusaba. Y de repente aparece por ahí un verde que había sido de IU que lo acaba de comprar el PSOE que se había ido al Congreso de los Diputados y de la mano de Gaspar Zarrías pues acusa de corrupción a Rosa y a Andrés... Bueno... Ahí hubo muchas manos moviéndose. A mí lo del chico este, el juez Elpidio Silva, que está juzgando el tema de Miguel Blesa [expresidente de Caja Madrid] es que no sé cómo no lo llamó un fiscal inmediatamente. Dijo, que si se supiera todo lo que había detrás del caso Blesa no lo aguantaría la estructura de este país. Este país aguanta eso. Pero en ese momento debía haber un fiscal diciendo, venga, cuéntelo usted. Eso de si yo hablara o si yo tirara de la manta... Tire de la manta, tire. 1992 fue tremendo. Lo mismo que el ministro de Luis Felipe de Orleáns cuando dijo: "Enriqueceos". Ala. El 92 fue así. Y hubo de todo, claro. Lo que pasa es que en aquel momento era una corruptela al margen de la organización. Ahora se han metido las organizaciones. Ya se ha hecho corrupta a la administración y eso va a ser muy difícil de limpiar. Y va a suponer muchos dramas personales. Cuando un director llega a su casa y diga, no es que fue un favor que le hice a fulanito. Y le han embargado la nómina, el chalet, la casa del abuelo que había puesto de garantía como avalista... Es decir, esos dramas personas están ahí.

P. Las deudas hay que pagarlas. Es lo que dice la Constitución.

R. Si te refieres al artículo 135 contra el que está todo el mundo en contra, yo también, pero es que el 135.4 dice que podrá decidirse en un momento determinado no aceptarlo si lo aprueban las Cortes ante un caso de extrema necesidad del país. ¿Te parece poco lo que tenemos?

P. Como estratega electoral te tengo que preguntar qué va a pasar en las próximas elecciones, no en las europeas que son casi intrascendentes...

R. No, pero pueden marcar tendencia.

P. ¿Por dónde van los tiros? ¿Se acaba el bipartidismo, que yo creo que no? ¿Acaba gobernando el PP con el PSOE?

R. Totalmente.

P. ¿Gobierno de concentración?

R. Sí, no les queda más remedio. (Pausa) Vamos a hacer una cosa [coge una antigua libreta con el membrete del Congreso de los Diputados y con un lápiz dibuja lo que es una proyección de una encuesta]. Si El País tiene dinero y el Grupo Joly también publicarán con motivo del 28F una encuesta de intención de voto [la entrevista se realiza el día antes]; te voy a decir cuál va a ser el resultado. La última de Egopa ya ha marcado una tendencia. El PP sobre las anteriores autonómicas de pronto subió, Egopa hizo una encuesta el verano pasado en el que bajó y ahora ha subido levemente, pero ha subido. PSOE: sobre las anteriores autonómicas bajó, subió en verano y ahora ha vuelto a subir. IU: subió, volvió a subir en la de Egopa y ahora ha bajado 3,5 puntos. Bueno, pues aquí ahora van a jugar dos. Es decir, esta encuesta movilizó al PSOE [se refiera a la última Egopa]. Los militantes del PSOE estaban esperando que alguien les dijera que estaban subiendo. Bueno, pues ya están, el otro día reunieron a 8.000 personas en Sevilla. La próxima encuesta que va a salir, hecha por quien sea, al PSOE lo va a subir más 2,3 puntos, más o menos, al PP lo va a volver a bajar 1,5 puntos, a IU lo va a volver a bajar, 1,3 más o menos, a UPyD lo va a subir, y ya está. Ten en cuenta que se están haciendo unas encuestas que marcan más de un 40% de abstención. Cuando se produzca más participación el PP bajará por que tiene un desagüe que se llama UPyD. El PSOE va a seguir subiendo en Andalucía y se lo va a restar a IU.

[Deja la libreta]

Felipe Alcaraz presentó el otro día en Córdoba Serpentario, la agonía de un régimen, su última novela. Felipe Alcaraz es un buen novelista y un buen poeta. Cuando Anguita y yo nos ponemos estupendos decimos: "Carrillo era un cabrón, el Alcaraz es un cabrón, pero cojones, daba gusto por que eran inteligentes". (Risas). Entonces, en la página 58 aparece un personaje, Gregorio Pruaño, y dice: "Tengan mucho cuidado porque lo que estamos trabajando se lo puede llevar otra fuerza política porque estamos apareciendo ante la gente como los soportadores del régimen". Y eso es así. Los votos no los dan los olivos.

Los votos no los dan los olivos

P. ¿Crees que se adelantarán las elecciones?

R. Hombre, si yo fuera Susana sí. Pero no lo soy.

P. Hay una teoría maléfica por ahí que dice que las va a hacer coincidir con las municipales para que los alcaldes del PP que son parlamentarios tengan que elegir entre su ciudad o Sevilla.

R. Eso sería muy simple. Al contrario, le vendría muy mal. Vamos a ver. Mira niña, se reúnen todos los varones del PSOE, las encuestas nos dicen que estamos ganando sobre el 0,5% por encima o por debajo en las europeas. Al PP le ha salido Vox. Bien. Si tú convocas autonómicas con europeas, aumenta la participación en Andalucía en un sitio en el que ganamos. Es decir, que cuando se vuelquen los votos de Andalucía sobre los de España nos podrás hacer ganar las europeas por un 2,5%. El partido renace, pactas con Rubalcaba que no utilice esa victoria para volverse a presentar, y tú entras en el Congreso del partido como la reina del mundo. Eres la minoría mayoritaria en Andalucía, mandas a los hipotecados de IU al ostracismo. Negocias con el PP algunas cosas, IU no te va a hacer la pinza, que tampoco existió. Por eso, puedes gobernar como quieras, volver a colocar a los despedidos, entregarles el poder y todos juntos. Y encima mandando en Madrid. Y si consigue que Griñán se escape será su representante, y así devuelve, porque una trianera siempre paga, las deudas. Griñán sería un digno vicepresidente, o algo así, en el gobierno de coalición o de salvación nacional. Eso lo haría. Dicen que no, que lo que dan las elecciones es para el otoño. Pero vamos, ya veremos. Yo creo que la chica es que no sabe a dónde quiere ir.

P. Por ir acabando, y hablar ya de todo, ¿el ciudadano Luis Carlos Rejón va a ver otra forma de estado en España que no sea la monarquía?

R. La monarquía no es una forma de estado.

P. Una monarquía parlamentaria, sí.

R. No, no es una forma de estado. Eso es un gran error. La monarquía es una forma de gobierno institucional. La forma de estado no es. Salvo que diseñes todo en función de. Es una forma de gobierno del estado. ¿Que una República socializaría también todos los elementos de la estructura del estado, de la economía y de los presupuestos? Claro, si vamos a hacer una República de Sarkozy o de Berlusconi para eso lo que tenemos... Ya los tenemos colocados, todo lo que han podido robar... Yo creo que no. Se está observando perfectamente que el PSOE es un gran cumplidor de los acuerdos de 1978. Hay un libro magnífico de Soledad Gallego Díaz, periodista de El País, con la que me llevaba muy mal pero tiene una muy buena cabeza y un gran equilibrio. Bueno, el libro se llama La historia secreta de la Constitución. Muy difícil de conseguir. Magnífico. Este país lo negociaban dos personas, Abril y Guerra, y luego tenían que pasar por el filtro de los poderes fácticos, que hicieron una Constitución que se le fue de las manos. Censuraron tanto que al final le salió casi una Constitución revolucionaria, que es lo que suele pasarle a los torpes de la censura. Viridiana terminaba con la señora Catherine Denueve acostándose con un jornalero. No le parecía muy bien a la censura y le cortan esa parte final, y con una cara de sensualidad que hay en el casero le dice a la mujer: "¿porqué no nos sentamos y echamos una partida a tres?". Se miran y todo el simbolismo apunta a que lo que querían era un ménage à trois. Quisieron recortar el modelo de estado y al final lo recortaron tanto y no le pusieron los límites claros, de tal manera que hicieron un modelo centrífugo. A los hechos me remito. Todos quieren un de estos de esos. Y yo porqué no tengo un de estos de esos. El modelo del café para todos ya no sirve. Ningún modelo federal, salvo alguno que sea excesivamente plastilino, sirve para España. Aquí ya no vale el café para todos. Aquí cada uno se ha desmadrado. Hemos hecho un modelo centrífugo mientras los estados modernos se hacían centrípetos por necesidades del guión. El estado más confederal en teoría es Australia. Cuando los japones estaban en Manila, las distintas provincias decidieron darle al poder central las competencias en política militar, etcétera. Y luego dijeron: quédatelas ya que esto es un coñazo. Es decir, posiblemente esto ya no aguante. Hay que tocar la Constitución, yo no sé si la van a tocar para adelante o para atrás. Pero el problema es...

El modelo del café para todos ya no sirve. Ningún modelo federal, salvo alguno que sea excesivamente plastilino, sirve para España

P. ¿Quién la toca?

R. No, no, el problema es que cada día va a ser peor. Por que está la tendencia centrífuga. Los catalanes dicen, oiga y yo porqué no tengo un cupo vasco. Y yo porqué no tengo un convenio navarro. Por supuesto. Claro. Es centrífugo y siempre se producirá. En un momento determinado y si al final no se produce pacto bipartidista si no que hay que llegar a un acuerdo con CIU pues a lo mejor hay que darle las aguas territoriales del Atlántico de Cataluña, aunque no den al Atlántico.

P. Por último, que seguro que cerramos y nos ponen en los comentarios a la entrevista que si no le hemos preguntado por el tema de los EREs...

R. Como yo siempre voté en contra de los presupuestos (risas)... No, es lo que decía, es la corrupción de una institución, es tremendo. Considero que la jueza Alaya está haciendo un gran trabajo, aunque ahora se va a ver un poco debilitada por que le han quitado a Zoido. Pero bueno, no sé a qué va a jugar el PP ahí. Yo soy de los que opinan que van a intentar, PP y PSOE, a llegar a un gran pacto de estado contra la corrupción. ¿Cómo? A lo mejor cuando a Felipe VI cuando le caiga la Corona sobre su cabeza decide dar una amnistía... Yo que sé. No sé qué fórmula van a adoptar. Doctores tiene la Iglesia. Pero es que los casos van para adelante. El problema que tiene la puñetera justicia es que muy lenta, pero llega. Claro, pasa como con los embarazos, oiga, que a los nueve meses usted tiene al chiquillo. Y desde el punto de vista de los firmantes de 1978 España sí que no aguantaría que encima de la placa de mármol donde se hacen las autopsias esté el cuerpo del PP, del PSOE y de la monarquía. No lo aguanta. Un proceso como el de Manos Blanca en Italia, no tenemos Mafia...

Soy de los que opinan que van a intentar, PP y PSOE, a llegar a un gran pacto de estado contra la corrupción. ¿Cómo? A lo mejor cuando a Felipe VI cuando le caiga la Corona sobre su cabeza decide dar una amnistía...

P. Pero después de Manos Blancas en Italia llegó Berlusconi.

R. Claro, claro. Se produce el desprecio hacia los partidos y desaparece la Democracia Cristiana, desaparece el Partido Socialista, desaparece el Partido Comunista.

P. El PCI, ¿quién lo diría?

R. Eso digo yo, que me he criado allí. A mí me llamaban el italiano. Aprendí todas las técnicas electorales allí. El partido me mandaba a Roma todos los veranos entre 1971 y 1975 a aprender por quien más sabía técnicas electorales en un país democrático, que era el PCI. Por eso conozco Roma como la palma de mi mano, mucho mejor que Córdoba, donde me pierdo por la parte nueva. Pero bueno, que algo tendrán que hacer. No creo que dañen a la justicia diciendo perdónelos usted, por que eso sería muy gordo ya. Pero son capaces. Aquí todo es posible. Como decía Bertold Bretch, no me preguntes cuánto vale un hombre, si no cuál es su precio.

Etiquetas
Publicado el
2 de marzo de 2014 - 02:23 h
stats