Destacan la importancia de cuidar la salud mental en todas las etapas de la vida

La neuropsicóloga del Servicio de Psicología Clínica del Hospital Quirónsalud Córdoba, Ana Belén Pistón.

La neuropsicóloga del Servicio de Psicología Clínica del Hospital Quirónsalud Córdoba, Ana Belén Pistón, ha destacado que la salud mental es un aspecto determinante en la vida de todas las personas y es “fundamental visibilizarlo, ya que cualquier persona está expuesta a desarrollar algún trastorno de salud mental en algún momento de la vida, independientemente de la edad, origen, sexo y nivel económico”.

En este sentido y según ha informado el Hospital Quirónsalud Córdoba en una nota, Pistón ha explicado que “la salud mental es un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad, como establece la Organización Mundial de la Salud (OMS)”. Así, “la salud mental es más que la ausencia de trastornos o discapacidades mentales, no se trata solo de evitar padecer una afección, sino de conseguir un estado de bienestar emocional, psicológico y social”.

Por ello, la especialista del Quirónsalud Córdoba ha insistido en que la importancia de la salud mental “la encontramos en todas las etapas de la vida de la persona, es decir, en la infancia, la adolescencia, la vida adulta y la vejez, siendo la responsable de cómo afrontamos las situaciones, cómo pensamos, como nos relacionamos con otras personas o cómo tomamos decisiones”.

De este modo, teniendo en cuenta la trascendencia de la salud mental y al tratarse de un aspecto determinante en la vida, “ha sufrido invisibilidad y se ha considerado hasta tabú, lo que ha provocado que se hayan ocultado los problemas de salud mental por parecer que padecerlos es muestra de debilidad”. Afortunadamente, “en la actualidad poco a poco se va normalizando y aceptando que las situaciones de la vida pueden resultar estresantes y desbordantes para la persona, afectando a la pérdida de bienestar”.

Una buena salud mental, según ha aclarado Pistón, “depende de un delicado equilibrio de factores internos y externos, elementos cambiantes y en continuo movimiento, que requieren de estrategias de afrontamiento eficaces”.

En consecuencia, “existen señales que indican que algo no va bien, como evitar actividades de las que se solía disfrutar, dificultad para concentrarse, dormir demasiado o muy poco, alejarse de amigos y familiares, comer demasiado o muy poco, tener sentimientos de desesperanza, tener poca energía constantemente, sentirse confundido, ser incapaz de completar tareas diarias, tener pensamientos negativos persistentes, pensar en causar daño físico a sí mismo o a otros, escuchar voces, o experimentar delirios, entre otras”.

Ana Belén Pistón ha resaltado que “es necesario detectar estas señales de alarma, no esperar a que los síntomas se agraven y pedir ayuda a un profesional, para así recibir una atención especializada”.

Etiquetas
stats