El PSOE aboga por presidir el Parlamento por ser el más votado

Mario Jiménez y Juan Pablo Durán | MADERO CUBERO

El PSOE-A considera que “lo razonable” es que sea dicha formación quien presida el Parlamento andaluz de la XI Legislatura por ser el partido que “más votos ha sacado y más diputados” tiene en la Cámara tras las elecciones del pasado domingo, y aboga por impedir que en la Mesa de dicha institución se sitúen “quienes no creen en las instituciones”, en alusión implícita a Vox, que ha obtenido doce diputados en los comicios autonómicos.

Así lo ha manifestado este domingo el portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez, quien en una entrevista en la Cadena SER recogida por Europa Press ha indicado que, de cara a la conformación de la Mesa del Parlamento --cuyos miembros serán elegidos el próximo 27 de diciembre--, el PSOE mantendrá una “postura estrictamente democrática”, partiendo de la base de que “ha ganado las elecciones con más de un millón de votos, y lo razonable es que el partido que más votos ha sacado y más diputados tiene presida la Cámara andaluza”.

Cabe recordar que, en las elecciones del pasado domingo, el PSOE-A logró una representación de 33 escaños --14 menos de los conseguidos en 2015--, frente a los 26 que obtuvo el PP-A, los 21 de Ciudadanos (Cs), los 17 de Adelante Andalucía --coalición que engloba a Podemos y a IULV-CA-- y los doce de Vox, que se estrena como fuerza parlamentaria en la Cámara autonómica en esta undécima legislatura.

Jiménez ha anunciado que el Grupo Socialista va a “trabajar con la orientación de que no estén en la Mesa de la Cámara quienes no creen en la autonomía y en nuestro Estatuto”. “Creemos que es posible hacerlo, y que todos los partidos constitucionalistas formemos parte de la Mesa preservando ese espacio tan importante en el funcionamiento de nuestra autonomía de quienes no creen en ella”, ha abundado Jiménez.

Por otro lado, y a propósito de las negociaciones que tienen previsto iniciar el PP-A y Ciudadanos (Cs) de cara a la conformación del próximo Gobierno andaluz, el portavoz socialista ha indicado que de los 'populares' “no espera nada” porque dicho partido “tiene sus orígenes en el franquismo”, pero ha indicado que le cuesta “mucho trabajo pensar” que Cs, que teóricamente venía a “fundar una derecha moderada, liberal y europeísta”, ahora “vaya a entregarse a la ultraderecha”, en alusión a Vox.

“PROCESO DE REFLEXIÓN EN FAVOR DE LA DEMOCRACIA”

En esa línea, ha advertido de que el presidente de Cs, Albert Rivera, que venía a renovar el centro derecha en España, se puede terminar convirtiendo en quien “abra la puerta a la ultraderecha en las instituciones españolas después de 40 años”, si bien cree que “va a haber un proceso de reflexión que espero que concluya en favor de la democracia”.

Sobre la pérdida de votos que han experimentado los partidos de izquierda en los comicios andaluces, Jiménez ha indicado que “no se puede hacer una lectura sencilla de lo que ha ocurrido”, si bien ha apuntado que “ha habido una parte de la ciudadanía que ha sentido el deterioro” que se ha experimentado en los servicios públicos tras “la crisis económica y en qué medida las políticas de austeridad de la derecha han perjudicado” los mismos.

Y eso “a pesar de los esfuerzos del Gobierno andaluz”, según ha apostillado el representante socialista, para quien “está claro que tendríamos que haber ido más rápidos a pesar de los pocos recursos con los que hemos podido tener en esa dirección, o haberlo explicado mejor”, y todo eso “ha afectado al electorado de izquierda”.

Además, Jiménez cree que “la inmensa mayoría de los ciudadanos en Andalucía han sentido con preocupación algunas cuestiones” que han protagonizado la política nacional en estos últimos años, lo cual “ha podido provocar un momento de desmovilización de la izquierda”.

De esta manera, se ha producido “un giro a la derecha, una respuesta desde la derecha a los mensajes que de manera sistemática los partidos de derecha en Andalucía” han ido lanzando a lo largo de la pasada campaña electoral, que “más bien parecía nacional que andaluza”, según ha opinado Jiménez.

En todo caso, el representante socialista --diputado electo por Huelva-- ha señalado que desde el PSOE-A están “trabajando” para que no se materialice un “gobierno de la derecha y la ultraderecha”, porque con él “habría un desmontaje del Estado del bienestar y un proceso de pérdida de la autonomía en nuestra comunidad”, de forma que Andalucía se encaminaría a “un escenario que no sería bueno” y que “rompería la senda de desarrollo económico, bienestar, crecimiento, generación de empleo y consolidación de servicios públicos” en la región, que, “pese a sus dificultades, están muy por encima de los del resto de comunidades autónomas donde ha estado gobernando la derecha durante estos años”, según ha advertido Jiménez.

Etiquetas
stats