De patios en San Lorenzo (X): Alvar Rodríguez, 11

Casa-patio de Alvar Rodríguez, 11, en la ruta de San Lorenzo | TONI BLANCO

En el camino de la plaza Cristo de Gracia a la de San Lorenzo, varias son las calles que se abren entre María Auxiliadora y Frailes. La primera de ellas es Queso, presente al inicio de este mes por las Cruces. Apenas una después, en paralelo, surge la de Alvar Rodríguez. Es en ésta donde el Festival de Patios tiene parte de protagonismo gracias a dos viviendas. Una de ellas es que tiene el 11 como número y que presenta una imagen similar a la que muestra la emblemática casa de Trueque, 4, donde desde hace algunos años se ubica el Centro de Interpretación de la Fiesta de los Patios. Sólo una vía de por medio (Juan Palo) tienen una y otra. La primera de ellas es una de las que mantiene la esencia del Mayo Festivo de Córdoba -guía-. Así sucede gracias a María Prieto, su propietaria.

Al recinto florido se accede por un corto zaguán, que en realidad es un breve pasillo, y tras bajar un escalón. Superado este tramo del edificio, un espacio rectangular, coqueto en dimensiones pero vivo en color, se abre a la vista del visitante. Un pozo de origen árabe pero de blanco encalado, como las paredes, preside el escenario. No falta tampoco la estampa de San Rafael. Del inmueble cuida desde hace más de tres lustros María Prieto, quien cuenta en ocasiones con la ayuda de su sobrino, Javier Jiménez. La vivienda forma parte del Festival desde 2009, encuadrada en la ruta de San Lorenzo y dentro de la modalidad de Arquitectura Moderna. "Significa continuar con la tradición que tuvieron nuestros abuelos y, sobre todo, una tradición de Córdoba", señala Jiménez sobre el sentido del patio para su familia.

PREGUNTA. ¿Qué significa el patio para usted?

RESPUESTA. Para nosotros significa una tradición. Significa continuar con la tradición que tuvieron nuestros abuelos, que tuvieron nuestros familiares antaño, y sobre todo una tradición de Córdoba. También significa mucho trabajo, mucha constancia, mantener siempre el patio bonito… Porque no sólo es el mes de mayo, es todo el año.

P. ¿Por qué decide participar en el Festival?

R. Porque mi tía (María Prieto) siempre ha vivido y trabajado en frente de casas con patios, siempre ha tenido relación con gente relacionada con los patios y le han gustado mucho las macetas. Mi tía se viene a la zona, se compra una casa y decide presentarse a concurso.

P. ¿Qué opinión le merece el Festival de Patios hoy por hoy?

R. A nosotros (la familia), nos parece una gran iniciativa del Ayuntamiento que siga manteniendo esta tradición y no deje que decaiga. Esto es una tradición cordobesa, no se ve en ningún lugar del mundo. El trabajo que tiene, la constancia que necesita, el mantenimiento que tiene… Nos parece una iniciativa muy bonita por parte del Ayuntamiento que quiera seguir manteniendo esta fiesta, y que no la lleve al terreno del negocio sino de la tradición.

P. ¿Qué considera necesario mejorar?

R. No sé. Ahora mismo se están haciendo las cosas muy bien por parte del Ayuntamiento. Se están prestando ayudas para que los patios puedan seguir manteniéndose durante todo el año. El patio tiene un mantenimiento muy elevado durante todo el año y el Ayuntamiento se está portando muy bien en ese sentido. Sí es verdad que los hoteles deberían de mover un poco más de ficha y hacer un poco más de promoción de la fiesta.

P. ¿Qué futuro cree que aguarda al Festival de Patios?

R. El Festival es una tradición. El futuro depende de lo que se le inculque sobre todo a la gente joven, que es a la que hay que inculcarle que no decaiga esta tradición. Que sigan manteniéndola, que sigan visitando los patios y que sigan creyendo en esta fiesta tan bonita. Que sigan luchando por ella. Esto depende de que los jóvenes quieran seguir manteniéndola, sin ellos no se puede.

P. ¿Cuál es su recomendación para disfrutar de los patios?

R. Mi recomendación es que no salgan en las horas de mucho calor y que vengan (los visitantes) por la mañana temprano o a última hora de la tarde que es cuando más fresco hace. Y cuando terminen de visitar los patios, que vayan a tomarse una copita de fino y unas gambitas rebozadas.

Etiquetas
stats