De patios en el Alcázar Viejo (VI): San Basilio, 22

Casa-patio en San Basilio, 22, de la ruta del Alcázar Viejo | MADERO CUBERO

Sus vecinos tienen un papel protagónico durante las dos semanas del certamen. En realidad, desempeñan el rol que el resto de propietarios y cuidadores. La diferencia es que en su caso las visitas se multiplican ante las puertas de sus casas. Ocurre cada año desde hace unos cuantos en uno de los barrios más emblemáticos de Córdoba. Es el mismo que queda al resguardo de las viejas murallas, más allá del Alcázar de los Reyes Católicos y de las Caballerizas Reales. Sucede en el Alcázar Viejo, cuya calle San Basilio congrega a numerosas personas con motivo del Festival de Patios. Gracias a entre otras a la vivienda número 22 de esta vía, cuya propietaria es Ana de Austria. Ella, pese a su veteranía, goza con el ambiente que se produce en torno a sus plantas cada Mayo Festivo -guía-.

Olvidadas las colas que habitualmente se dan ante la puerta, el visitante cruza el zaguán y deja atrás una reja decimonónica para alcanzar el espacio florido. Éste tiene su suelo en típico chino cordobés, pero con una característica que es sello de la casa. Aparece en el piso el blasón de la casa Habsburgo, de la que procede Ana de Austria. No en vano, es descendiente de Felipe I el Hermoso. De aspecto noble pero carácter popular es el inmueble, que antaño fuera vecinal. Fue en 1961 cuando su propietaria comenzó a residir en un edificio que adquirió, para que se convirtiera en hogar familiar, en 1990 junto con su marido, Francisco Leiva. El patio participa en el Festival desde 1976 aproximadamente, en la ruta del Alcázar Viejo y dentro de la modalidad de Arquitectura Antigua, si bien en 1921, en los orígenes de la fiesta, ya estaba con sus puertas abiertas. “Disfrutan ellos (los visitantes) y disfruto yo cada vez que entran, nada más que de ver cómo se pone (el patio)”, expresa sobre el certamen De Austria, que responde como puede pese a tener ronquera.

PREGUNTA. ¿Qué significa el patio para usted?

RESPUESTA. Es mi vida. Es lo que me da todo. Me gusta el patio, las flores. La abuela lo ponía hace muchísimos años también y ella me metió en ese jaleo. Ya cuando se murió, con 97 años, me quedé yo al frente.

P. ¿Por qué decide participar en el Festival?

R. Porque me gusta que las personas vengan a verlo y me gusta este jaleíllo.

P. ¿Qué opinión le merece el Festival de Patios hoy por hoy?

R. A mí me gusta muchísimo. Y ahora mucho más, que vienen muchísimos extranjeros y mucha gente.

P. ¿Qué considera necesario mejorar?

R. Llevo más de 40 años y el tema de los premios… Antes, que era moderno, ahora que si es antiguo… Todos los años dan los premios de manera igual.

P. ¿Qué futuro cree que aguarda al Festival de Patios?

R. A mí me gusta ponerlo nada más que para los patios (Festival), lo otro ya no (visitas durante el año). Se pierde un poco el encanto de las flores. Si sigue así, claro que tiene futuro.

P. ¿Cuál es su recomendación para disfrutar de los patios?

R. Disfrutan ellos (visitantes) y disfruto yo cada vez que entran, nada más que de ver cómo se pone (el patio). Preguntan y les explico cuándo riego las macetas, cómo tengo que regarlas, que si tiene agua el pozo o no… Yo no recomiendo nada. Llevándolos bien, como los están llevando, está bien.

Etiquetas
stats