Debate de candidatos: marcando diferencias sin mencionar los pactos que las encuestas dicen que tendrán que hacer

García, Bellido, Ambrosio y Albás al inicio del debate | ÁLEX GALLEGOS

En el mismo día en que se conocía la última encuesta de cara a las elecciones municipales del próximo domingo 26 de mayo en las elecciones para el Ayuntamiento de Córdoba, los candidatos de los principales partidos con opciones a hacerse con el bastón de mando en la ciudad han celebrado el debate para confrontar sus ideas, realizar propuestas e intentar convencer al electorado.

Los candidatos del PSOE –la actual alcaldesa, Isabel Ambrosio-, el PP –José María Bellido-, Izquierda Unida –Pedro García- y Ciudadanos –Isabel Albás-, han expuesto sus ideas durante más de dos horas en un debate en el que han querido marcar su propio perfil y sus diferencias, sin apenas atisbo de acercamiento o acuerdo cuando las encuestas dicen que, necesariamente, tendrán que acercar posturas y pactar.

Las primeras frases en sus intervenciones así lo han puesto de manifiesto: “Córdoba se ha puesto en marcha, avanza por buen camino y estamos mejor que hace cuatro años” (Ambrosio). “Lo que nos falta es un buen gobierno” (Bellido). “Aquí se confrontan dos modelos de ciudad: el del PP y el de Izquierda Unida” (García). “Córdoba merece un gobierno que mire al futuro” (Albás). Argumentos diferenciadores, marcadores de distancia de cada posición para intentar atraer al elector.

En el debate, organizado por la Asociación de la Prensa en el Salón de Actos del Rectorado de la Universidad, cada candidato ha querido marcar su territorio, sus propias propuestas e ideas, dibujándose a sí mismos como futuros alcaldes o alcaldesas, y marcando distancia con quienes podrían ser sus aliados naturales: PSOE con IU y PP con Ciudadanos. Faltaban, eso sí, otros grupos políticos que pueden tener la suma de los concejales necesarios para decantar finalmente el gobierno municipal en Córdoba de uno u otro color.

Continuidad o cambio

La alcaldesa y candidata a la reelección, Isabel Ambrosio, ha querido hacer valer su acción de gobierno durante este mandato, balance del que también ha hecho uso el candidato de IU y primer teniente de alcalde actual, Pedro García. Arrogándose cada uno todo lo conseguido en estos cuatro años, han querido marcar distancias, no obstante, entre sí: Ambrosio, por ejemplo, apostando por mejorar el área de Urbanismo que ha dirigido IU en este mandato, y Pedro García señalando a su formación como única valedora de un modelo de ciudad distinto al del PP y lanzando dardos al PSOE como partido que ha estado al frente de la Junta de Andalucía durante 37 años.

Enfrente, Bellido ha regulado su intervención entre el abanico de críticas que viene realizando este mandato a la gestión del gobierno de las izquierdas y algunas propuestas concretas que ha ido desgranando desde la precampaña por el Partido Popular. Y, de otro lado, Isabel Albás, la única de los cuatro que no ocupa ya un sillón en Capitulares y que ha presentado las propuestas de Ciudadanos como la novedad, el cambio en el Ayuntamiento, lanzando sus dardos a PSOE, IU e incluso PP como responsables de los anteriores gobierno en el Consistorio y en los gobiernos de la Junta de Andalucía y el Gobierno central.

Con esas posiciones de salida, los cuatro candidatos se han querido llevar a su terreno los asuntos en los que incidir de cara a su electorado, tocando desde el urbanismo, al empleo, el desarrollo económico, el turismo, los impuestos o los equipamientos, aunque pasando de puntillas por asuntos como la cultura, el medio ambiente o la igualdad y la violencia de género.

El transcurso del debate ha sido una foto fija en la que se ha podido ver la apuesta por la continuidad de modelo, tanto de PSOE como de IU, enfrentado al cambio de gobierno municipal que abanderan PP y Ciudadanos. Una foto fija donde las preguntas que se han dirigido entre sí los propios candidatos, sí han dado luz sobre lo que puede pasar tras los resultados que arrojen las urnas: los pactos.

La candidata de Ciudadanos no ha descartado un pacto con el PSOE, algo que por otra parte ya había dicho en público por boca de su portavoz provincial Marcial Gómez, mientras que PSOE e IU han coincidido en dejar claro que, por su acción, no será posible que las derechas con la posibilidad de la derecha extrema de Vox lleguen al gobierno de la ciudad.

Pertrechados con fotografías, gráficos y documentos, los candidatos han querido validar con ellos su gestión o dejar en evidencia al contrario, como cuando Ambrosio ha esgrimido la foto de un autobús ardiendo de la época del PP para destacar la labor de su gobierno en la recuperación de las empresas públicas.

Para el recuerdo, algún tema donde todos han coincido, eso sí: la necesidad de mejorar el área de Urbanismo y en aprovechar el turismo como motor de desarrollo de Córdoba. Si cada uno de ellos ha convencido al electorado se sabrá el próximo domingo. También el color o colores del próximo gobierno municipal.

Etiquetas
stats