El Concurso de Agrupaciones, con la primera presidenta del jurado en 35 años

Lourdes Jurado, primera mujer presidenta del jurado del Concurso de Carnaval. | MADERO CUBERO

Encara un reto de gran envergadura. Sabe que desde el jueves se encuentra bajo el foco de aficionados y grupos. La suya, como la de cualquiera de sus predecesores, es una elevada carga de responsabilidad. Pero esas circunstancias no le restan la más mínima ilusión con la que afronta el desafío. Un sentimiento que es más intenso dado que abre una nueva página en la historia del Carnaval de Córdoba. Se llama Lourdes Jurado Bonilla y es la encargada de presidir el jurado Concurso de Agrupaciones. Es la primera mujer en recibir ese encargo en los 35 años del certamen -los cumple en este 2017-. De esta forma, ella pone punto final a un período demasiado extenso sin que la máxima representación del equipo dispuesto para el análisis y la calificación de los distintos conjuntos que participan en la batalla de coplas. En sólo un día asume la labor y lo hace plena de satisfacción, con una idea firme de dedicación absoluta y con el deseo de que todo funcione correctamente.

La Asociación Carnavalesca Cordobesa derriba al fin una incomprensible barrera en el Concurso. Ésa es la intención además de la junta directiva del organismo, que preside Alfonso González, no sólo de cara al certamen de este año sino con vistas al futuro. Al fin y al cabo, es el único paso que faltaba en relación a la composición del jurado, que sí que tuvo presencia femenina de manera habitual y constante. La designación llegó en octubre, cuando la presidenta acogió la petición con cierta extrañeza. “La verdad es que me pilló por sorpresa, no me lo esperaba. Me costó decidirme, tardé unos días, pero ahora tengo mucha ilusión. Conozco el Concurso, sus bases, el funcionamiento y creo no vamos a tener problema”, confiesa Lourdes Jurado, que es una carnavalera casi de cuna. No en vano, su padre, Pablo Jurado, participó en diversas agrupaciones con Miguel Amate y Pablo Castilla. “Lo he vivido desde pequeña (el Concurso). Iba a recogerme mi madre e íbamos al teatro”, recuerda. También alguna pareja suya actuó sobre las tablas de un Gran Teatro en el que ella va a tener protagonismo a partir del jueves.

Ése es un motivo por el que los nervios comienzan a aparecer poco a poco. “Un poco sí que los tengo ya”, admite la presidenta del jurado, del que ya había formado parte en años anteriores. “Recuerdo el primer año que estuve, que me dijo un compañero que iba un poco nerviosa. Y es así. Es como cuando voy a bailar, pero luego se van”, expresa. También surgen sobre lo acertado de cada decisión. En ese sentido, eso sí, tiene claro que no va a dar importancia a lo que se genere en el entorno carnavalero con los diferentes dictámenes. “Los comentarios me sobran. Si hablan, que hablen. Cada uno tiene sus gustos”, asevera Lourdes Jurado, cuya convicción principal es la de una seria y bien coordinada. “Trabajaremos para intentar hacerlo todo bien y que no haya problemas. El año pasado ya lo hubo con las puntuaciones, por el programa -que este 2017 se ve renovado-. Desde la publicación del jurado estás un poco en el punto de mira, pero creo que dentro de los conocimientos que tengo y sabiendo controlar todo marchará correctamente”, expone.

Pero, ¿quién es Lourdes Jurado Bonilla? Es una bailaora flamenca que cuenta con un amplio recorrido internacional. Con la carrera de Danza Española, pertenece al Aula de Flamencología. Aunque ella prefiere una presentación más sencilla. “En realidad doy clases en el colegio”, apunta con humildad. Sin embargo, su saber hacer le lleva, como ya está dicho, a diversas partes del mundo. “He estado por Italia, Suiza, Alemania o República Checa, y de últimas estuve en Taipéi, que nunca había salido de Europa. He estado siempre estudiando y no he hecho salidas muy largas, pero en Taiwán si fue más duradero”, relata. Una profesión la suya que cree le va a permitir gozar de una mejor, o al menos mayor, perspectiva de las actuaciones de los grupos en el Gran Teatro. Algo que también buscó en su momento para el resto de miembros del jurado. “El conocimiento de música, siempre, quieras que no, te ayuda un poco. En el tema de afinaciones y eso. Muchas veces uno se sienta en el jurado y en ese tema puede no darse cuenta de si no se han dado los tonos o no”, explica en ese sentido.

La primera mujer en presidir el jurado del Concurso muestra su felicidad por ese hecho y al tiempo advierte, entre bromas, de que es exigente. “Es bonito, sí. Muchos amigos me felicitaron y me siento muy orgullosa. Yo he seguido el Carnaval desde siempre, no llevo dos días. Esto es como si fuera un sueño de niña”, indica en relación a la alegría que le provoca la confianza de la Asociación Carnavalesca. En cuanto al segundo de los aspectos… “Cuando a mi padre y a mi novio le daban un premio que a mí no me gustaba o no me parecía bien, yo se lo decía”, afirma con simpatía. Con las ideas tan claras, ahora toca esperar que todo funcione. ¿Cuál es el deseo de Lourdes Jurado? “Que salga bien, como yo quiero, y que la gente te acoja bien”, contesta sin pensarlo dos veces. El jueves arranca su aventura.

Etiquetas
stats