El cambio inevitable en Andalucía que llegará con algo de suspense

Francisco Serrano (en el centro), de Vox, en los pasillos del Parlamento.

El cambio llegará a Andalucía y Juan Manuel Moreno Bonilla será el próximo presidente de la Junta de Andalucía, según fuentes prácticamente unánimes de todas las formaciones. La llave está en Vox, que a diferencia de lo que hizo Podemos en 2015 con el PSOE (votó no a un Gobierno de Pedro Sánchez alternativo a Mariano Rajoy), no bloqueará la investidura del candidato del PP. Otra cosa será lo que pase después. Pero pese a todos los tira y afloja de las últimas semanas, Vox no bloqueará un cambio inevitable en San Telmo que, no obstante, llegará con suspense.

Este mismo lunes, el periodista de la Cadena COPE Carlos Herrera interrumpía su programa para leer en directo el mensaje de un alto responsable de Vox que anunciaba lo que iba a hacer esta nueva formación de derecha extrema: no bloquear la investidura de Juanma Moreno, pero negociar ya en el Parlamento todas las leyes necesarias para que el nuevo gobierno andaluz eche a andar.

Mientras, PP y Ciudadanos siguen negociando su futuro Gobierno. La formación naranja insiste en que el pacto de las 90 medidas está cerrado y que no negociarán nada con Vox. Mientras, los populares celebrarán este martes una reunión en Madrid con el objetivo de “aplacar” las pretensiones de Vox, algo que según diferentes fuentes parece logrado. Vox no bloqueará el cambio de gobierno, pero sí que ejercerá el poder de sus 12 parlamentarios desde el día siguiente a que Juanma Moreno sea investido presidente de la Junta. PP y Ciudadanos necesitarán sus votos para sacar adelante las leyes.

Según informaba este lunes Europa Press, PP y Ciudadanos continúan negociando con el fin de alcanzar un acuerdo que permita la investidura de Moreno como presidente de la Junta. Además, han indicado que una vez que se cierre ese acuerdo de investidura con estructura de gobierno, se abordará la distribución de áreas.

En este sentido, han precisado que si el acuerdo de investidura se cierra a lo largo de esta semana, como se confía desde el PP-A, la distribución del nuevo Gobierno andaluz se abordará este próximo fin de semana, previamente a la celebración del debate de investidura.

Cabe recordar que el pasado jueves se produjo la primera reunión entre ambos partidos, tras la constitución del Parlamento el pasado 27 de diciembre, en la que se intercambiaron sus respectivas propuestas de estructura del nuevo Ejecutivo andaluz que podría tener entre “diez y doce consejerías” (frente a las 13 actuales), junto a la presidencia y una vicepresidencia.

El viernes, ambos partidos anunciaron que habían llegado a un acuerdo para reducir tanto el número de consejerías como de los delegados territoriales de la Junta en las ocho provincias, aunque aún no se conocen los detalles.

Las negociaciones sobre la nueva estructura del Gobierno coincidirán prácticamente con la ronda de consultas con los cinco grupos parlamentarios, PSOE-A, PP-A, Ciudadanos, Adelante Andalucía y Vox, que desarrollará el jueves 10 de enero la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, con objeto de poder realizar la propuesta de candidato a la Presidencia de la Junta de cara al debate de investidura, que se celebrará, con toda probabilidad, la semana que viene.

Las últimas reuniones que PP-A y Ciudadanos llevaron a cabo fueron previamente a la constitución del Parlamento, de cara a la conformación de la Mesa y tras haber suscrito un acuerdo programático para un nuevo Gobierno de Andalucía que incorpora un total de 90 medidas. El documento, de 29 folios de extensión, incluye una disposición final en la que ambos partidos se comprometen a crear una comisión de seguimiento del pacto de gobierno que se reunirá “con carácter trimestral o cuando lo solicite una de las partes”.

Para que el cambio de gobierno se pueda producir en la comunidad es fundamental que PP-A y Cs cuenten con los votos de Vox, formación que advirtió de que no aceptaba los acuerdos entre ambos partidos en relación con las leyes de género y exigía una mesa de negociación.

Concretamente, Vox ha expresado su rechazo al punto del acuerdo programático que señala que se impulsará un gran acuerdo contra la violencia de género en Andalucía que “desarrolle en nuestra comunidad los avances logrados con la aprobación del Pacto de Estado contra la Violencia de Género y que implemente, con dotación presupuestaria suficiente, todas y cada una de las medidas previstas en la ley de julio de 2018 por la que se modifica la Ley de medidas de prevención y protección integral contra la violencia de género, a fin de acabar con esta lacra social”.

Etiquetas
stats