El tiempo del Domingo de Ramos: sin lluvia y temperaturas en ascenso

Hermandad de la Merced | MADERO CUBERO

Es Domingo de Ramos y el día comienza fresco, casi frío. Los 8 °C que se esperan alcanzar de mínima van a servir de punto de partida a un día que en lo meteorológico no va a hacerse notar. Lo más destacado, que cuando doce horas después la jornada empiece a encarar la noche, lo habrá hecho con casi 20 grados de diferencia. El día acompaña y lo hace con sol, enturbiado intermitentemente por alguna nube media y alta que anticipa una borrasca sobre el Atlántico que no llegará a dejar lluvia.

El empuje de la borrasca sobre el Atlántico Norte permitió que desde el viernes tomase dominio de la península Ibérica una dorsal anticiclónica, dejando cielos prácticamente limpios y unas temperaturas que volvían a encarar la barrera de los 25 °C. Una dorsal que seguirá acompañándonos durante el Domingo de Ramos, y donde el flujo del sur en capas medias de la atmósfera va a servir para inyectar aire cálido desde el norte de África. Un buen combinado para tener una jornada de marcada estabilidad, y donde las temperaturas experimenten un notable ascenso.

Con este panorama Córdoba espera arrancar la Semana Santa de 2019 con ambiente soleado en casi toda la provincia, y con unas temperaturas que a primeras horas de la tarde podrán irse hasta los 27 °C. Ambiente casi caluroso que promete dejar paso a una noche sumamente agradable, donde sólo el posible aumento de la nubosidad media y alta podría indicar la aproximación hasta la Península de la borrasca y el role del viento a componente oeste.

Sin lluvia hasta el Miércoles Santo

La cercanía de la borrasca hasta territorio peninsular dejará precipitaciones en la mitad norte durante la jornada del lunes, lluvias asociadas a un frente que será muy poco activo por el sur peninsular, y donde sólo el extremo occidental andaluz podría registrar lluvia de cierta intensidad. Lluvias que muy débiles y desgastadas podrían llegar a darse en otros puntos aislados de Sierra Morena, pero que no deberían enturbiar una jornada que en su mayoría seguirá dominada por el ambiente suave y agradable.

Escaso o nulo riesgo de lluvias que sí empiezan a tomar fuerza a partir del Miércoles Santo con la aproximación de una nueva borrasca que se aislará frente al litoral atlántico, y que apunta que acabará dejando precipitaciones en la segunda mitad de la semana. Un escenario aún pendiente de definir, pero que empieza a adquirir entidad por la naturaleza del mismo, donde sistemas frontales y tormentas se darían la mano en los días fuertes de Semana Santa.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats