Córdoba vive su segunda primavera del año: ambiente soleado y máximas por debajo de 35 grados

Cordobeses en La Asomadilla

0

Días más cortos y sombras cada vez más largas. El verano toca a su fin y con él las temperaturas extremas o intensas y las noches de insomnio. Aunque el calor aún puede dar una última sorpresa, lo cierto es que cada vez se hace más difícil que en la provincia de Córdoba se alcancen los 40 grados. Desde el fin de semana, además, el termómetro se ha asentado por debajo de los 35 grados, llegando a dejar máximas de 29 grados en alguno puntos de la provincia.

El fin de semana consolida el termómetro en Córdoba por debajo de los 35 grados

El fin de semana consolida el termómetro en Córdoba por debajo de los 35 grados

El responsable de este descenso, que empieza a marcar el camino del otoño, se encuentra en un notable cambio en la circulación atmosférica del Atlántico Norte. La entrada de caudales húmedos sutropicales y el enfriamiento progresivo de las regiones polares empieza a notarse en nuestra latitud con tímidas modificaciones en el comportamiento de la atmósfera. Por el momento las borrascas que con cada vez más frecuencia se forman sobre el Atlántico comienzan a descender de latitud, lo que se traduce en la entrada de vientos de componente oeste que son los que permiten refrescar la atmósfera peninsular.

Esto es lo que ha ocurrido y es lo que va a continuar sucediendo durante los próximos días. Al menos hasta el próximo fin de semana el poniente va a mantener la dorsal anticiclónica replegada sobre el norte de África. Esto hará que a pesar de que los cielos se mantendrán muy poco nubosos o despejados a lo largo de la semana, las temperaturas sí sigan en valores relativamente suaves con máximas que seguirán quedando por debajo de los 35 grados. El calor contenido, de carácter ya prácticamente primaveral, será el protagonista durante los primeros compases de septiembre.

Además, junto a unas máximas que rondarán los 33 a 34 grados en el valle del Guadalquivir y unos 29 a 31 grados en el resto de la provincia, las mínimas ofrecerán valores relativamente frescos. La estabilidad anticiclónica que aún dominará el sur peninsular permitirá que el enfriamiento nocturno deje mínimas de entre 14 a 16 grados a primeras horas de la mañana. La sensación de descanso térmico afianzará el cambio de rumbo iniciado a finales de agosto, con el que las temperaturas extremas parecen ya haber quedado atrás.

Así se mantendrá el tiempo en Córdoba hasta el fin de semana, cuando fruto del acercamiento hasta la Península de uno de esos profundos ciclones, las temperaturas puedan experimentar un nuevo ascenso. El probable regreso del calor, que quedará lejos de valores extremos, podría ser el anticipo de las primeras lluvias de cierta importancia que deje el nuevo curso meteorológico, aunque esas ya, de cara a la próxima semana.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats