El fin de semana consolida el termómetro en Córdoba por debajo de los 35 grados

Cordobeses paseando por la Asomadilla

0

El cambio de mes también ha supuesto el cambio de estación. El 1 de septiembre daba comienzo el otoño climatológico y dejaba atrás uno de los veranos más cálidos en la Península Ibérica desde que existen registros. Justo con la caída de agosto, las temperaturas daban un notable respiro y abrían paso a la nueva estación normalizando las temperaturas hasta dejarlas por debajo de los 35 grados. Ahí quedarán, ya estabilizadas, al menos durante la primera semana del mes.

De agosto a septiembre con el calor perdiendo fuelle

De agosto a septiembre con el calor perdiendo fuelle

Y es que el primer fin de semana de septiembre va a consolidar el descenso de las temperaturas de estos días de atrás gracias a la persistencia del flujo de poniente sobre la Península. El viento húmedo y fresco del oeste mantendrá la lengua de aire cálido sahariana desplazada hacia el este y contenida más allá del Estrecho de Gibraltar. En nuestro territorio eso supondrá que las temperaturas se sitúen en valores relativamente normales o incluso por debajo de lo habitual para estas fechas.

Así ocurrirá entre las tardes del viernes y el próximo domingo, cuando las máximas en la provincia de Córdoba a duras penas superen los 30 grados. De hecho, el descenso será incluso más notable en amplias zonas de la mitad norte, donde tanto Sierra Morena como el valle del Guadiato registrarán valores durantes las tardes del sábado y el domingo por debajo de la barrera de la treintena. Algo que también podrá ocurrir, aunque de manera más puntual, en el tercio sur provincial, donde localidades como Priego de Córdoba o Cabra en el entorno de la Subbética cordobesa.

Ese descenso también se mantendrá, aunque en menor medida, en las temperaturas mínimas. Y es que las temperaturas nocturnas caerán hasta el entorno de los 15 a 17 grados a primeras horas de la mañana, siempre y cuando la humedad relativa asociada al flujo de poniente permita enfriamientos nocturnos normales. De hecho, la elevada humedad relativa que se espera, además de aumentar la sensación de bochorno, podrá dar pie a la formación de brumas o nubosidad en capas bajas en zonas de valle durante la noche, dejando mínimas más elevadas a las inicialmente previstas.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats