Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Urbano: “Yo también quiero saber quién hizo esto”

.

Rafael Ávalos

0

El ex jugador del Córdoba aclara que ya no es empleado de Rafael Gómez | “El que ha difamado mi nombre, que pague el deterioro de mi imagen”, señala sobre la denuncia contra González | “Me duele la situación del campo”, apunta

El estado del césped del campo principal de la Ciudad Deportiva Rafael Gómez no permite que ningún equipo, y menos de Primera, se pueda ejercitar en él sin riesgo de lesiones. No está apto el terreno de juego y así lo hizo saber la empresa encargada de su mantenimiento, Royal Verd, este martes. Fue en una comparecencia de prensa que convocó el Córdoba y que trae cola. “El señor Rafael Gómez tendrá que dar una explicación, porque allí tiene un empleado que vive y atiende. Espero que la Policía le llame para dar explicaciones. Me imagino que será el primero al que la Policía llame para que dé una explicación, si la conoce, que yo creo que sí”, señaló Carlos González en relación a José Urbano, que consideró con esas palabras era señalado como responsable del presunto sabotaje que denunció el club el pasado 30 de enero. Tras esas declaraciones, el ex futbolista blanquiverde decidió presentar una denuncia contra el dueño y presidente del club califal.

Horas después, ya en la mañana de este miércoles, Urbano explicó a Cordópolis, con la Ciudad Deportiva en calma debido a que los de Djukic trabajaron en El Arcángel, cómo vive la situación. “Mi reacción, imagínate, 17 años que llevo aquí, haciéndome cargo de todos los campos de césped y llegue una persona y señale en los medios que yo soy el causante del deterioro del campo”, indicó. Entiende que González puso el foco sobre él, algo que de entrada le molestó y que causó que posteriormente presentara la mencionada denuncia. “Después de la rueda de prensa que dio ayer, automáticamente, en el momento en que tuve conocimiento de las declaraciones, fui a comisaría y puse la denuncia”, apuntó. En torno al escenario abierto después de la comparecencia del dirigente blanquiverde, expresó que “aquel que culpe a alguien, si tiene las pruebas que tiene que tener y demostrar quién ha sido, que lo diga”. “Yo soy el primer interesado en saber quién ha hecho esto. Como tengo la conciencia súper tranquila, el que ha difamado mi nombre, a nivel de Andalucía o nacional, que pague los deterioros de mi imagen”, añadió.

También quiso aclarar Urbano que no tiene relación laboral con Rafael Gómez. “El presidente dice que Rafael tiene aquí un empleado y eso no es así. Yo estoy en paro. No trabajo para Rafael Gómez, ni para Royal Verd ni para el Córdoba”, aseguró. “La vivienda es una cesión que me hace y para de contar, obligaciones en la instalación no tengo ninguna”, agregó al respecto. Aunque, eso sí, recuerda que en su día sí estuvo empleado “por el club, por Rafael y por Royal Verd”. En cuanto al empresario y actual líder de la oposición en el Ayuntamiento de Córdoba, declaró el ex futbolista: “A él le han hecho mucho daño también y tomará las medidas que tenga que tomar”. “Está conmigo hasta la muerte”, dijo. Sobre la opinión de Gómez, expuso que “imagina cómo tiene que estar, una instalación que cedió al Córdoba y en las condiciones en que está, no sólo el césped, sino el deterioro que hay en toda la instalación”. “En vestuarios, que están utilizando niños pequeños, se carece de lo más elemental, que es agua caliente. Cuando ve esto se pone malo, igual que yo”, añadió.

En cuanto al estado del terreno de juego principal de la Ciudad Deportiva, explicó que “se detectó que tenía algo, que se le habría echado algún producto, porque cuando tiene alguna enfermedad, la tiene entero, no en una zona determinada”. “Cuando vimos que el campo iba oscureciendo, que la hierba se estaba muriendo, se dijo y el empleado de Royal Verd hizo constar que había problemas”, relató. Para Urbano está claro que la situación es provocada por “una persona, o dos, que han entrado y han echado herbicida en el campo”. Es decir, se trata de un sabotaje. Pero, ¿cómo sucedió? “Durante el día estoy aquí. Yo tampoco trabajo para nadie, estoy viviendo en mi casa y la gente que accede por la puerta la tengo controlada. Ahora, la gente que pueda acceder por cualquier otro punto de la instalación no es mi problema”, explicó cuando fue cuestionado sobre si se percató de que alguien entrara en la instalación del Camino de Carbonell, circunstancia que no se dio. En cuanto a la situación actual, afirmó que la vive “con mucha extrañeza”, pues “no pensaba que el Córdoba le iba a dar la trascendencia que le ha dado”. “Está claro que han hecho un daño. Todos los daños se reparan y a mí lo que me extraña es que no se esté trabajando en el campo ya para repararlos”, arguyó.

“A mí, directamente, lo que me afecta es que el campo esté así, porque el Córdoba no es dueño de esto. Esto tiene su dueño, el Córdoba es un mero inquilino que está de alquiler y a mí me duele que la situación del campo sea la que tiene”, aseguró. En referencia a la denuncia que presentó, explicó que “hay gente que lleva tres años aquí y otros que estamos 18 años y piensan que se puede ir por la vida culpando a los demás. Para eso está la justicia, para que dictamine”.

Etiquetas
stats