Tropezar para aprender

Rafa Sanz, durante un partido en Vista Alegre | TONI BLANCO

Año dos para el proyecto de Rafa Sanz en el Yosiquesé. Y el prmier ensayo del verano dejó un mensaje: hay muchas tareas que hacer. El equipo cordobés cayó derrotado ante el Cazorla por una amplia diferencia (110-74). Muchas miradas puestas una temporada más en el técnico cordobés, que tiene ante sí el reto de al menos igualar los resultados cosechados durante el pasado curso, en el que (al igual que en su primer año con el Bball) logró meter a su equipo entre los 16 mejores del país. Un desafío complicado, y en el que el conjunto califal mantendrá la filosofía de apostar por el producto autóctono. Sanz ya puede contar con la base de jugadores locales que compondrán el equipo, aunque aún le quedan un par de fichas, que se presume que serán los líderes ofensivos de la plantilla. Así comparecía el Yosiquesé en su primer compromiso de pretemporada en la cancha del CB Cazorla Jaén Paraíso Interior, un equipo que año tras año sobresale en Liga EBA, y que la pasada campaña también jugó la fase de ascenso a LEB Plata.

El encuentro arrancó con ventaja local. Una diferencia cuyo punto central radicaba en la condición de completa de la plantilla jienense, mientras que los cordobeses aún se encuentran en periodo de rodaje, y con varias piezas por incorporar. Aún así, el Yosiquesé logró pelear en los primeros compases, evitando en gran medida distanciarse en el resultado. La diferencia se alargó en el inicio hasta los cinco puntos, aunque rápidamente los visitantes lograron situarse a un punto de distancia (25-24 en el minuto 9). De ahí hacia delante se fueron alternando entre los tres y cuatro puntos de ventaja para el cuadro local, que imprimía un ritmo superior ante un siempre correoso Yosiquesé. Con el paso de los minutos, el cansancio hizo mella en los pupilos de Sanz, y al descanso conseguía marcharse el Cazorla con el resultado de 56-35.

Tras la salida de vestuarios, no hubo color sobre la pista. El Cazorla dominó el encuentro desde la reanudación hasta el final y las distancias poco a poco se fueron ampliando del 61-40 mediado el tercer periodo, hasta el 95-54 del inicio del último cuarto. Los visitantes no consiguieron frenar la sangría local, y el encuentro se vio sentenciado de forma muy tempranera. Al final del mismo se llegaría con el resultado de 110-74. Un duro tropiezo que les servirá para aprender, ya que no es más que el primer duelo de preparación.

Etiquetas
Publicado el
10 de septiembre de 2017 - 22:58 h
stats