Trazando la hoja de ruta en torno al balón

Javi Lara golpea el balón en un entrenamiento | ÁLEX GALLEGOS

El refranero español es amplio. En ocasiones, no pocas, resulta además una fuente de cara a definir una determinada realidad. Tómese como ejemplo una expresión: "Cada maestrillo tiene su librillo". Porque en el mundo del fútbol, y más concretamente en el de los banquillos, cada cual posee una filosofía propia. Al igual que el sello que ésta ha de otorgar al equipo al que se dirige. Dicho de otro modo, Jorge Romero alberga en sí ideas distintas a las de Juan Merino, las cuales toman su primera presencia física en apenas un entrenamiento. Ya en la sesión del martes, en la que el técnico se estrenó al frente del Córdoba, el balón recuperó parte del espacio y del protagonismo perdidos tiempo atrás de la mano del Linense. Al cordobés le gusta el juego de elaboración y de combinación, o cuando de menos de iniciativa propia.

Sin que faltara la intensidad, la primera práctica del conjunto blanquiverde bajo las órdenes del joven preparador tuvo en el contacto con el balón una de sus premisas fundamentales. Precisamente por este motivo, es sencillo pensar que el entrenador cambie alguna que otra pieza en el engranaje. En relación a lo propuesto por Merino sobre el campo, casi siempre con predominancia del denominado músculo o carácter defensivo, Jorge Romero permite vislumbrar mayor afluencia de jugadores creativos o de perfil ofensivo en el césped. Así, hombres como Javi Lara, Carlos Caballero o Sasa Markovic toman ligera ventaja para formar parte del once.

Al menos sobre el papel ésa es la opción primera. Otra cuestión es que la situación del equipo pueda modificar el planteamiento inicial del técnico. Lo cierto es que, en punto de partida, Aguza no está disponible para el choque del próximo domingo con el Rayo Vallecano. Es decir, la balanza se desequilibra de manera leve hacia el lado del juego de toque. En éstas, surge la posibilidad de que Jorge Romero modifique de nuevo el centro del campo -un cambio ha de haber como mínimo, dada la baja del catalán- y opte por futbolistas de mayor ambición atacante. Por tanto, la puerta a la titularidad se entreabre para Javi Lara. La pregunta es, ¿le va a acompañar Carlos Caballero o bien lo puede hacer Markovic?

Pero son más las cartas que tiene en la baraja Jorge Romero, que gusta más de un media punta por delante de la medular que de un pivote defensivo por detrás de ésta. De esta forma, Edu Ramos ha de pugnar con Álex Vallejo por una de las dos plazas en la línea de medios. Y quizá el propio Markovic pase a reforzar la vanguardia justo tras Sergi Guardiola, que hoy por hoy es el indiscutible referente en ataque del cuadro califal. Lo que queda medianamente claro, vista la trayectoria del entrenador en el B, es que la delantera va a ser cosa sólo de un hombre. Otro asunto, a todo esto, es la doble elección para las bandas en lo que se supone, que falta decirlo, es un 4-4-1-1.

Ahí probablemente Javi Galán cuenta con más opciones de ocupar la banda izquierda. En cuanto al flanco diestro, la duda está entre Jovanovic y Jaime Romero, quien sale de su lesión. A no ser que las circunstancias a lo largo de la semana dictaminen que queda en el dique seco un partido más. También buscan su reingreso en el equipo Josema y Fernández, que del mismo modo apuntan a estar disponibles de nuevo. En defensa, sin embargo, la principal novedad puede darse en el lateral izquierdo. En esta posición es necesario apuntar el nombre de Víctor Mena, al que Jorge Romero conoce a la perfección y en el que confía. Por si fuera poco, Pinillos no termina de dar la talla. Con todo, hasta el domingo sólo cabe esperar. Entonces es el técnico el que decide.

Etiquetas
stats