Un Tenerife en alza llega a El Arcángel, donde jamás ganó

Celebración de un gol del Tenerife. FOTO: LFP.ES
El conjunto insular ha visitado al Córdoba veinte veces sin conseguir ningún triunfo, aunque empató en cuatro de sus últimas seis ocasiones

Veinte veces pasó por El Arcángel y otras tantas se marchó sin poder sonreír completamente. Si las estadísticas tuvieran un efecto práctico más allá del valor histórico, en el Córdoba estarían frotándose las manos. Pero eso no es así. Lo que haya sucedido hasta ahora no importa. O no importa este domingo. El conjunto blanquiverde afronta un nuevo punto de partida. Contrató a un director deportivo -Pedro Cordero, que ejerció precisamente en el club isleño- y el presidente, Carlos González, ha reafirmado que el objetivo es ascender a Primera. Ya hay nombres apuntados en la agenda para el mercado invernal. Pero antes hay un asunto que resolver. Un asunto clave. Llega el Tenerife, un equipo recién ascendido que nunca venció en El Arcángel. Y nadie está tranquilo entre los muros del estadio ribereño.

La historia del Tenerife en sus visitas a Córdoba ha sido una cuerda de fracasos. La primera vez fue en la temporada 56-57 y le cayeron siete (7-4). El club blanquiverde, en sus primeros años de vida (se fundó en el 54), era uno de los más potentes de Segunda. Durante ese decenio, y antes de dar en el 62 el salto a Primera, el Córdoba se entretuvo en ganar a los chicharreros cuatro veces más. Un empate en la 57-58 fue lo mejor que se llevó el Tenerife en esos años.

No volvieron a verse hasta la década de los 70, cuando el Córdoba cayó de Primera para no volver jamás, y continuó el idilio de los blanquiverdes con el triunfo. Cinco victorias y un empate a cero. Luego, los caminos se bifurcaron. El Córdoba se fue despeñando hasta llegar a Tercera División, conviertiéndose en un inquilino habitual de la Segunda B, y el Tenerife empezó a crecer hasta llegar a Primera División y a las competiciones europeas. Aquellos tiempos de dominio cordobés eran ya un recuerdo para veteranos.

Con la llegada del nuevo siglo, el Tenerife vivió una fase de declive y el Córdoba recuperó a duras penas un puesto en Segunda. Volvieron los cruces y, como había ocurrido en tiempos pretéritos, nada cambió en el signo. El Tenerife ha visitado desde el 2000 ocho veces El Arcángel, con un balance de cuatro empates y cuatro derrotas. El duelo más reciente en campo cordobés se produjo el 23 de octubre de 2010, con Lucas Alcaraz y Juan Carlos Mandiá en los banquillos. Después de ese curso, el Tenerife bajó. Aquello terminó con empate a dos (Luque y Charles para el Córdoba, Alonso y Natalio para el Tenerife) y del once blanquiverde no quedan ni las migajas: Raúl Navas, De Coz, Fuentes, Tena, Alberto Aguilar, Arteaga (Callejón), Javi Flores, Jorge Luque, Usero, Charles (Díaz de Cerio) y Pepe Díaz (Jonathan Sesma). En el Tenerife figuraba el meta Sergio Aragoneses. También estuvo defendiendo el marco en el primer partido del siglo entre ambos, en la temporada 1999-2000. Y, si no hay novedades, también estará este domingo ante el Córdoba. En el banquillo, puesto que el técnico Álvaro Cervera optó por relevarle por Roberto Gutiérrez después de las nueve primeras jornadas. Desde entonces, el Tenerife no ha perdido ni un solo partido.

Etiquetas
stats