La sonrisa de Saizar en su etapa profesional más destacada

Saizar, felicitado al final del partido ante el Sabadell. FOTO: MADERO CUBERO
Mikel Saizar gana peso dentro del Córdoba gracias a un gran momento de forma, que confiesa es, en toda su trayectoria, el que más está disfrutando

Corren buenos tiempos para el Córdoba, que apenas se aleja de los puestos que dan derecho a jugar el play off de ascenso a Primera en lo que va de temporada. En este momento, el conjunto blanquiverde es quinto y se acerca mucho a sus mejores datos en Segunda de las últimas campañas superadas las diez primeras jornadas. La base de este éxito se encuentra en el equilibrio que logra tener el equipo entre sus números en defensa y en ataque. Quizá necesite mejorar de cara al gol, pero atrás se muestra con un muro difícilmente franqueable. Es la segunda escuadra con menos tantos en contra y eso es fundamental, como lo es para la consecución de ese dato las garantías que ofrece Mikel Saizar bajo palos. El vasco es un auténtico seguro de vida para los de Pablo Villa y como ejemplo baste su actuación ante el Sabadell.

El guardameta natural de Ibarra tuvo varias intervenciones de mérito en el duelo con el conjunto catalán, intervenciones que a la postre resultaron esenciales para cosechar el triunfo. Pero no es la primera vez en el presente curso que el cancerbero destaca con su trabajo en la portería califal, pues en cada encuentro deja alguna que otra parada digna de mencionar. Probablemente pocos esperaban que pudiera medir al nivel en que lo está haciendo si antes había revisado su trayectoria, marcada por suplencias o guarismos que en nada se asemejan a los actuales. Como muestra un botón: en el campeonato de Liga 2011-12, fue titular indiscutible con el Guadalajara, pero encajó la friolera de 75 goles. La otra temporada en que disputó todos los partidos de su equipo fue la 2008-09, con el Pontevedra en el Grupo I de Segunda B. Entonces recibió 48 tantos.

Muy lejos de todas esas cifras, Saizar se gana en la presente campaña, jornada tras jornada, un lugar importante dentro de un Córdoba en el que empieza a tener además un peso específico. Por todo ello, el vasco se muestra satisfecho y confiesa vivir uno de sus mejores momentos profesionales. Cuestionado en este sentido, aseguró que "por lo menos es el que más estoy disfrutando" después de afirmar algo que no es difícil de adivinar. "Estoy viviendo un momento bonito", indicó en sala de prensa. Sin embargo, el guardameta prefirió valorar al grupo antes que ensalzar su figura. "La verdad es que todos estamos muy ilusionados y muy contentos", arguyo antes de señalar que "da gusto jugar con este equipo, sobretodo en El Arcángel, donde nos están saliendo las cosas bien".

Es lógico que el cancerbero tenga una sonrisa, que si no dibuja en su rostro sí lo hará al menos en su interior. Desde su regreso a Segunda A en la temporada 1999-2000, el Córdoba sólo cosechó mejores números en lo que se refiere a goles encajados al paso de las diez primeras jornadas en una ocasión. Fue en la campaña 2000-01 y entonces el equipo recibió cuatro tantos. Dicha circunstancia, con las garantías que ofrece Saizar bajo palos, supone una gran ayuda al conjunto blanquiverde, que todavía no termina de afinar la puntería. En este sentido, el de Ibarra apuntó que "no recibir es la base en Segunda" y que "meter gol vamos a meter", por lo que hizo un llamamiento a la calma. "Tenemos gente que mete goles. Están Xisco, Uli, Pedro, López Silva, Caballero… Tenemos muchos jugadores que van a marcar, entonces si dejamos la portería a cero casi todos los partidos vamos a ganar muchos", explicó para añadir que "es mejor que marquen al final, en las últimas diez jornadas que en las diez primeras".

Etiquetas
stats