Sonrisa recuperada: el Ángel Ximénez supera al Gijón

Un lance del duelo entre Ángel Ximénez y Gijón. | ÁLVARO CARMONA
El conjunto pontano domina de principio a fin y se impone a la escuadra asturiana (27-20), de forma que vuelve a ganar después de sumar cuatro derrotas consecutivas

Punto final a la mala dinámica. El Ángel Ximénez vuelve a ganar tras cuatro derrotas consecutivas. El conjunto pontano consiguió recuperar la sonrisa después de superar al Grupo Fegar Gijón (27-20) en un encuentro que dominó en todo momento. El triunfo era necesario para dejar atrás la zona baja de la tabla y esta vez lo obtuvo. De esta forma, además, el equipo que dirige Fernando Barbeito logró su primera victoria en el pabellón Alcalde Miguel Salas. El cuadro local se impuso merced a una actuación más que buena en labores defensivas y al acierto en ataque, una vez más, de Chispi, que con ocho goles acabó como el máximo anotador del partido. También destacó bajo palos el guardameta Álvaro de Hita. Fue así como los asturianos poco pudieron hacer para discutir la superioridad de la escuadra cordobesa, que al descanso ya vencía por cinco tantos (15-10). La mínima ventaja con que contó en el primer tiempo fue de dos dianas. Con esa diferencia en el tanteador se afrontaban los últimos cinco minutos del acto inicial (12-10), momento en que el Ximénez abrió brecha.

En la reanudación no hubo cambio alguno de guión. El cuadro pontano no sólo no se relajó, sino que fue capaz de dar un empujón más a la victoria en los diez primeros minutos. En ese período, la distancia en el electrónico alcanzó los diez goles (20-10). Así las cosas, se hacía prácticamente imposible que el Gijón pudiera competir un triunfo que se dedicaron a cerrar los de Barbeito sin apenas permitir que el conjunto asturiano rebajara la ventaja local. Los visitantes, con todo, intentaron reaccionar y volver a entrar en el partido para, al menos, maquillar el resultado final. Pero sólo consiguieron estar seis tantos por debajo (24-18). Faltaban cinco minutos y el duelo estaba visto para sentencia. Más que nada, porque el Ángel Ximénez mantuvo en todo momento una buena actuación en labores defensivas y no dejó de ver portería rival. Fue así como se llegó al final con un claro 27-20 que sirve a los de Barbeito para recuperar una sonrisa borrada en las anteriores cuatro fechas del campeonato y respirar con cierto alivio al dejar atrás la zona de peligro de la tabla.

Etiquetas
stats