La solidez del Pozoalbense se impone en el derbi femenino

Córdoba Femenino - Pozoalbense (1-2) en la Ciudad Deportiva | ÁLEX GALLEGOS

Los primeros tres puntos de la temporada viajan para Pozoblanco. El primer compromiso para el CD Pozoalbense, en casa de su rival provincial, el Córdoba Femenino, se saldó con victoria para las de Manu Fernández en un trabajado triunfo basado en la defensa y en cazar las oportunidades que se pongan por delante. Por su parte, fue gris el estreno de Ariel Montenegro en el banquillo de un equipo cordobesista atascado en ataque cuando más lo necesitba y que solo brilló a fogonazos.

Como era previsible, el encuentro se desarrolló con varias imprecisiones en los primeros minutos, fruto de ser el comienzo de la competición. Sendos tiros de Cintia y Nati fueron las primeras oportunidades del encuentro pero Wifi estuvo a punto de protagonizar el gol de la jornada. En un mano a mano con la guardameta del Pozoalbense, de espaldas a portería, intentó tirar de tacón cruzando con el pie de apoyo y la zaga visitante salvó sobre la línea de gol. Esos fueron los intentos blanquiverdes en los primeros compases de un encuentro que comenzó algo trabajado y con constantes paradas del juego.

Entre tanto, un balón al área de Gordillo fue despejado por la arquera de Aguadulce, que dejó el balón muerto en la frontal del área. La panameña aprovechó la salida en falso de la portera cordobesista y enganchó una volea para poner el balón allá por donde crecen las telarañas. Dos minutos después, el Córdoba reaccionó como a veces sucede con un boxeador: despierta cuando le golpean. Cintia Hormigo se adentró por banda derecha para ceder a Nati que, en el segundo palo, puso las tablas en el marcador e inauguró el casillero de goles para el Córdoba Femenino en la 2020-21. Cuando todo parecía abocado a la igualada en el electrónico al descanso, María Marín cogió un balón al hueco por la parcela central del área local y definió, con la ayuda de Lidia Santos, con la puntera para batir por bajo a Gordillo. Gol psicológico, así denominado. El camino a los vestuarios se hizo más pesado para las de Montenegro, debutando en el banquillo del Córdoba Femenino.

Tras el descanso, Hitomi salió por Schell, lo que desplazó a Celia Fernández al lateral -en teoría, la posición para la que llegó- y la japonesa acompañó a Yanire en el centro de la zaga cordobesista. Sin embargo, seguía el Córdoba sin dominar a un Pozoalbense muy cómodo en bloque bajo. Pasado el cuarto de hora, Montenegro buscó revolucionar al equipo e introdujo en el campo a Ali Muñoz y Potassa. Sin embargo, la intensidad de las de Manu Fernández fue más y no dejó que las incorporaciones blanquiverdes lucieran más; para más inri, el Pozoalbense se acercaba con más peligro por el área de Gordillo. El Córdoba, atascado en ataque, no aprovechó su dominio en los últimos 15 minutos y Ana De Murga, objetivo cordobesista el pasado verano, se mostró muy segura en todas las acciones de ataque cordobesistas. Finalmente, el gran trabajo defensivo del Pozoalbense permitió que los tres puntos viajaran hasta tierras del Valle de los Pedroches para inaugurar el casillero de victorias en Reto Iberdrola.

FICHA TÉCNICA

CÓRDOBA CF FEMENINO, 1: Gordillo, Schell (Tanaka, 46'), Celia, Yanire, Lidia Santos, Encarni, Ocón, Cintia Hormigo (Ali Muñoz, 53'), Aina Torres (Potassa, 53'), Nati, Wifi (Michi Goto, 70').

CD POZOALBENSE, 2: Ana De Murga, Loba, Rocío, Victoria, Sara, Hamidouche, Ayaka, Sana Guermazi (Nora De Torres, 61'), Natalia Montilla, María Marín (Naomie Vagre, 80'), Karla Riley (Evelyn Nwabuoku, 86').

GOLES: 0-1 (30') Karla Riley. 1-1 (32') Nati De Francisco. 1-2 (45') María Marín.

ÁRBITRA: Buendía Núñez (Comité Andaluz). Mostró tarjeta amarilla a las locales Encarni y Yanire y a la visitante Sana Guermazi. También mostró cartulina amarilla al entrenador visitante Manu Fernández.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la primera jornada del Grupo Sur B de Reto Iberdrola, celebrado en la Ciudad Deportiva Rafael Gómez a puerta cerrada.

Etiquetas
stats